AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Venezuela: gobierno indulta a diputados opositores

September 1, 2020 GMT

CARACAS (AP) — El gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció el lunes el indulto de 110 de personas, entre los que se destacan legisladores opositores detenidos, algunos refugiados en embajadas extranjeras en Caracas o en el exilio a los que había acusado de intentar derrocar al mandatario.

El gesto se produje antes de las elecciones legislativas previstas para el 6 de diciembre, que los partidos opositores que apoyan a Juan Guaidó -- reconocido por Estados Unidos y otros 50 países como presidente legítimo de Venezuela-- decidieron boicotear argumentando que no hay condiciones justas.

“La intención del gobierno bolivariano es profundizar el proceso de reconciliación nacional para la unión nacional, para que los asuntos políticos sean dirimidos por vías pacíficas y por vías electorales”, dijo Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información.

A partir de su publicación en la Gaceta Oficial comenzará oficialmente el proceso de beneficios procesales contemplados en el indulto presidencial concedido a los diputados Freddy Guevara, José Guerra, Tomás Guanipa, Mariela Magallanes y Américo De Grazia, indicó Rodríguez, sin dar otros detalles o dejar en claro los términos, durante una rueda de prensa en el palacio de gobierno.

ADVERTISEMENT

Guevara, por su parte, desde hace tres años está refugiado en la embajada de Chile en Caracas, mientras Guerra, Magallanes, Guanipa y De Grazia se cuentan entre los numerosos diputados que se encuentran en el exilio.

“Ni Maduro es presidente, ni yo soy delincuente”, dijo De Grazia, quien en mayo de 2019 solicitó refugió en la embajada de Italia en Caracas después que le retiraron su inmunidad parlamentaria para someterlo a juicio y desde noviembre vive en ese país europeo.

Si Maduro “quiere contribuir a la paz de Venezuela indulte al país de la usurpación del poder, renuncie a la ocupación fáctica de la tragedia que ha sometido a nuestro pueblo y quizás así tengamos algo que agradecerle”, añadió mediante Twitter.

La lista, que incluye además a varios asistentes políticos, excluyó a opositores más populares como Leopoldo López, quien permanece dentro de la residencia del embajador de España en Caracas o Julio Borges, un legislador opositor que vive exiliado en la vecina Colombia.

“Si algo deberá establecer la historia de Venezuela” es que Maduro “es un verdadero campeón en la búsqueda de diálogo”, acotó el ministro al revelar los nombres de los beneficiados.

El activista Gonzalo Himiob, director vicepresidente de la organización humanitaria local Foro Penal, indicó que de la lista de 110 personas que fue leída públicamente por el ministro, únicamente “50 son presos políticos” que actualmente están privados de libertad.

Maduro, en sus más de siete años de gobierno, ya ha liberado a otros presos políticos, pero organizaciones defensoras de los derechos humanos denuncian que se trata de una puerta giratoria, ya que mientras algunas personas son liberadas, otras son detenidas, muchas de las cuales pasan meses o años tras las rejas a la espera que los cargos en su contra sean desestimados o se pronuncie en definitiva una sentencia.

Otras 23 personas sujetas al indulto “ya estaban en libertad bajo medidas cautelares”, mientras las restantes 37 “estaban sujetas a investigación, pero no a restricciones de su libertad”, resaltó Himiob a través de Twitter.

“La prudencia impone no sacar conclusiones jurídicas o fácticas hasta que el decreto esté disponible y pueda ser analizado, y más allá, hasta que no se conozca cómo será aplicado e interpretado”, agregó el activista.

Geoff Ramsey, de la institución académica Washington Office on Latin America, dijo que esto es claramente el producto de negociaciones por la puerta trasera entre el gobierno de Maduro y los sectores moderados de la oposición, que no incluyen a Guaidó.

El hecho de que estén negociando abiertamente desafiando al gobierno de Estados Unidos y Guaidó muestra que una parte creciente de la oposición venezolana se ha frustrado con el estancamiento político de Venezuela, aseveró.

“Están más interesados en buscar acuerdos graduales que en insistir en que Maduro tiene que irse antes de que se pueda negociar algo significativo”, dijo Ramsey. “La gran pregunta es si esto irá más allá de los presos políticos para incluir cosas como elecciones libres y justas”.

Venezuela está afectada por una crisis económica y política que ha hecho que más de 5 millones de personas migraran en los últimos años, escapando de la escasez de productos básicos y la inflación vertiginosa que ha dejado a muchos luchando en la pobreza.

Guaidó, durante más de un año, ha liderado una campaña respaldada por Estados Unidos para derrocar a Maduro, quien permanece en el poder con el respaldo de aliados internacionales como Rusia, China, Cuba, Turquía e Irán.

El anuncio se efectuó también tres días después que las autoridades venezolanas otorgaron el beneficio de arresto domiciliario al diputado opositor Juan Requesens, quien estaba detenido desde el 2018 en la sede de la policía política tras ser vinculado al fallido ataque con drones que sufrió el mandatario Nicolás Maduro en agosto de 2018.

El domingo, sin mencionar a Requesens, Maduro comentó que le ha tocado enfrentar “en estos siete años a la barbarie, a la locura; a varios atentados para matarme... pero yo no guardo ningún rencor y creo cada vez más que el camino de Venezuela tiene que ser el dialogo, el entendimiento.

Requesens se encuentra en su residencia bajo custodia policial.