AP NEWS
Related topics

Maduro pide a funcionarios colombianos hablar con exsenadora

January 31, 2020 GMT

CARACAS (AP) — El presidente Nicolás Maduro invitó el viernes a las autoridades colombianas a que viajen a Venezuela a entrevistar a una exsenadora colombiana que fue apresada a inicios de semana en el occidente del país, lo que desató nuevas tensiones entre Caracas y Bogotá.

Durante el acto de apertura de actividades judiciales, Maduro aprovechó para invitar a los congresistas y miembros de las instituciones colombianas a que vengan a Caracas a tomarle declaración a la exsenadora Aída Merlano, que fue detenida el pasado lunes en la ciudad occidental de Maracaibo, estado Zulia, y luego trasladada a una sede capitalina del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

“¿Será que se hacen los locos y juegan a la fantasía porque no les interesa que la senadora Aída Merlano llegue a Colombia y declare ante la justicia todo lo que sabe de la clase política y económica de Colombia?”, dijo el mandatario izquierdista al reiterar las críticas contra su par colombiano, Iván Duque, quien pidió el apoyo al líder opositor Juan Guaidó, al que reconocen como presidente interino de Venezuela, para la extradición de la excongresista.

Maduro consideró como una “verdadera ridiculez” la solicitud que hizo Duque a Guaidó, quien no tiene ningún tipo de influencia sobre las fuerzas de seguridad y los poderes públicos que están bajo el control de gobierno.

“Aquí sí va haber verdad, aquí sí va haber justicia”, afirmó Maduro tras identificar a Merlano como una “pieza clave” de la justicia colombiana. El gobernante reiteró los señalamientos contra Duque, al que acusó, sin presentar pruebas, de estar promoviendo acciones contra objetivos militares y civiles en Venezuela.

Caracas y Bogotá rompieron relaciones diplomáticas en febrero pasado luego del apoyo que dio Duque a Guaidó para el ingreso a Venezuela de un lote de ayuda humanitaria internacional que fue bloqueado por las fuerzas de seguridad.

Merlano, una abogada de 43 años, fue condenada en Colombia a 15 años de prisión por concierto para delinquir, fraude electoral y tenencia ilegal de armas y era requerida desde octubre luego de fugarse de sus custodios durante una visita al dentista.

Tras su arresto las autoridades venezolanas le abrieron a la exsenadora un proceso judicial y le imputaron los delitos de usurpación de identidad, uso de documento falso y asociación para delinquir, con lo que quedó paralizada cualquier acción que pueda emprender Colombia para la extradición de Merlano tal como lo ha exigido Duque.

En medio del acto, en un tema no relacionado, Maduro aprovechó para pedir a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente que impulse una “reforma profunda del poder judicial venezolano” y el cambio de todas las restructuras judiciales.

“Necesitamos un nuevo embrión de cambio en el Poder Judicial”, afirmó Maduro al pedir al jefe de la Constituyente, Diosdado Cabello, la conformación de una comisión de alto nivel para emprender la reforma judicial, y propuso a la vicepresidenta Delcy Rodríguez para encabezar ese proceso.

Durante las últimas dos décadas se han promovido varias reformas del sistema judicial. Algunas organizaciones humanitarias locales e internacionales han denunciado que los procesos de reforma han favorecido el control del gobierno sobre el poder judicial, señalamiento que han negado las autoridades.