ADVERTISEMENT
Related topics

    ¿Peligra el futuro del líder de la oposición española?

    February 23, 2022 GMT
    Archivo - La conservadora presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, saludan frente a la sede del partido el 4 de mayo de 2021, en Madrid. (AP Foto/Bernat Armangue, Archivo)
    Archivo - La conservadora presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, saludan frente a la sede del partido el 4 de mayo de 2021, en Madrid. (AP Foto/Bernat Armangue, Archivo)
    Archivo - La conservadora presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, saludan frente a la sede del partido el 4 de mayo de 2021, en Madrid. (AP Foto/Bernat Armangue, Archivo)
    Archivo - La conservadora presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, saludan frente a la sede del partido el 4 de mayo de 2021, en Madrid. (AP Foto/Bernat Armangue, Archivo)
    Archivo - La conservadora presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, saludan frente a la sede del partido el 4 de mayo de 2021, en Madrid. (AP Foto/Bernat Armangue, Archivo)

    BARCELONA (AP) — El líder del principal partido de la oposición en España, Pablo Casado, se reunirá el miércoles por la noche con otros pesos pesados de los conservadores, con su futuro en peligro en medio de un desagradable enfrentamiento con una rival del Partido Popular que incluyó acusaciones públicas de corrupción y espionaje político.

    La reunión programada para las 1900 GMT se produce un día después de que el número 2 de Casado, Teodoro García Egea, renunció como secretario general del partido y aumentaron los llamados para que Casado lo reemplace.

    La agitación en la tradicional fuerza política conservadora de España, según los observadores políticos y las encuestas de los periódicos, promete beneficiar principalmente al partido de extrema derecha Vox.

    Casado, de 41 años, asistió el miércoles por la mañana al Parlamento para participar en las preguntas semanales al gobierno. Tras un discurso breve y solemne, en el que llamó al gobierno a servir al bien común, Casado recibió una ovación de pie por parte de algunos de los propios militantes que han retirado su apoyo a su dirección.

    ADVERTISEMENT

    Después de que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, le deseara a Casado lo mejor en su vida personal en su respuesta, Casado abandonó rápidamente la cámara antes de ejercer su derecho de réplica.

    No está claro cuál será el próximo paso de Casado. Podría tratar de aferrarse al poder hasta un congreso del partido en las próximas semanas, donde podría buscar la reelección, pero eso parece quijotesco.

    La mayoría de los jefes regionales del Partido Popular y la prensa conservadora de España respaldan al jefe regional del noroeste de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, para asumir el cargo si Casado renuncia. Núñez Feijóo, un político veterano visto por muchos como la figura de consenso necesaria para restaurar la paz rápidamente, no ha anunciado formalmente planes para postularse para el puesto más alto del partido.

    Casado, quien se convirtió en el presidente más joven del partido a fines de 2018, perdió dos elecciones nacionales ante los socialistas de Sánchez, pero su control sobre el partido se hizo añicos por su rivalidad con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien el año pasado obtuvo una gran victoria en una elección local para la región que rodea la capital de España y quería un papel más importante.

    Su lucha interna estalló en la televisión en los últimos días, cuando Díaz Ayuso acusó a Casado y a García Egea de “espiarla” con respecto al papel de su hermano en la negociación de un contrato de compra de mascarillas con su administración durante los días más mortíferos de la pandemia.

    ADVERTISEMENT

    Casado respondió un día después diciendo que el contrato con su hermano era casi ilegal y digno de una investigación del partido. Tanto Ayuso como Casado negaron haber hecho algo impropio. A instancias de los partidos de oposición, los fiscales anunciaron el martes una investigación sobre el acuerdo de los cubrebocas de 1,7 millones de euros de abril de 2020.

    Las cohortes de Casado se pusieron del lado de Ayuso, la estrella más brillante del partido.

    Los correligionarios de Casado se pusieron abrumadoramente de lado de Ayuso, la estrella más brillante del partido.

    ___

    El periodista de The Associated Press Aritz Parra en Madrid contribuyó para este despacho