ADVERTISEMENT
Related topics

Presidente de Perú elige nuevo gabinete, tercero en 6 meses

February 2, 2022 GMT
ARCHIVO - El presidente peruano Pedro Castillo asiste a una ceremonia para promover una ley que extiende la graduación automática de la universidad debido a la pandemia de COVID-19 en Lima, Perú, el lunes 22 de noviembre de 2021. Castillo anunció el lunes 31 de enero de 2022 que está renovando su gabinete. (AP Foto/Guadalupe Pardo, Archivo)
ARCHIVO - El presidente peruano Pedro Castillo asiste a una ceremonia para promover una ley que extiende la graduación automática de la universidad debido a la pandemia de COVID-19 en Lima, Perú, el lunes 22 de noviembre de 2021. Castillo anunció el lunes 31 de enero de 2022 que está renovando su gabinete. (AP Foto/Guadalupe Pardo, Archivo)
ARCHIVO - El presidente peruano Pedro Castillo asiste a una ceremonia para promover una ley que extiende la graduación automática de la universidad debido a la pandemia de COVID-19 en Lima, Perú, el lunes 22 de noviembre de 2021. Castillo anunció el lunes 31 de enero de 2022 que está renovando su gabinete. (AP Foto/Guadalupe Pardo, Archivo)
ARCHIVO - El presidente peruano Pedro Castillo asiste a una ceremonia para promover una ley que extiende la graduación automática de la universidad debido a la pandemia de COVID-19 en Lima, Perú, el lunes 22 de noviembre de 2021. Castillo anunció el lunes 31 de enero de 2022 que está renovando su gabinete. (AP Foto/Guadalupe Pardo, Archivo)
ARCHIVO - El presidente peruano Pedro Castillo asiste a una ceremonia para promover una ley que extiende la graduación automática de la universidad debido a la pandemia de COVID-19 en Lima, Perú, el lunes 22 de noviembre de 2021. Castillo anunció el lunes 31 de enero de 2022 que está renovando su gabinete. (AP Foto/Guadalupe Pardo, Archivo)

LIMA (AP) — El presidente peruano Pedro Castillo nombró el martes un nuevo gabinete, el tercero en apenas seis meses de gestión, luego que la primer ministra dimitió en la víspera y criticó al mandatario por no tomar respuestas contundentes para combatir la corrupción que filtra al Estado.

Castillo —quien llegó al poder como candidato por el partido marxista Perú Libre— designó como primer ministro a Héctor Valer, un legislador poco conocido e integrante del Opus Dei. Ganó una curul por el partido ultraderechista Renovación Popular y militó en seis partidos políticos a lo largo de su carrera antes de iniciar su propia bancada parlamentaria llamada Perú Democrático.

“El gobierno Castillo 2.0 es claramente de centro derecha. No hará reformas”, señaló el analista político Juan de la Puente en sus redes sociales. “La pluralidad difusa del nuevo gabinete le augura corta vida... dudo de su coherencia y eficacia. En Italia, a los gabinetes de transición le dicen ‘gabinete de verano’. El pacto partidario sin programa, no dura mucho”.

El mandatario también cambió a la mitad de los 18 ministros que integran su gabinete, incluyendo a los titulares de Economía, Relaciones Exteriores, Ambiente, Minas, y del Interior.

ADVERTISEMENT

El nuevo ministro de Economía es Oscar Graham, un economista con amplia experiencia como director general de mercados financieros en el Banco Central. Reemplaza a Pedro Francke, un economista izquierdista que dirigió la agencia el último medio año.

En medio del peor desastre ambiental de los últimos tiempos tras el derrame a mediados de enero de 11.900 barriles de petróleo en el Pacífico frente a la capital, Castillo también cambió al ministro del Ambiente, Rubén Ramírez. Lo reemplazó por un profesor de geografía de una escuela de Lima, Wilber Supo, quien pertenece al partido oficialista Perú Libre.

La crisis política detonó el viernes cuando el entonces ministro del Interior, Avelino Guillén, renunció cansado de que el mandatario no atendiese sus pedidos para cambiar al jefe de la policía que, según Guillén, buscaba jubilar a los mejores oficiales y debilitar unidades de investigación claves en la lucha contra la corrupción política y el narcotráfico.

La crisis se agravó el lunes con la dimisión de la primera ministra Mirtha Vásquez, quien apoyaba a Guillén. Tras renunciar, Vásquez dijo a la radio local RPP que no encontró en Castillo “una respuesta contundente” en la lucha contra la corrupción y que la crisis en la policía era “la expresión de lo que está pasando en el Estado. Estamos en verdad muy filtrados por temas de corrupción y hay que tomar decisiones lo más drásticas posibles para que esta situación se revierta”.

Sin mencionar nombres, la exprimera ministra comentó sentirse preocupada por el entorno de asesores que rodea a Castillo y los acusó de que provocan que el mandatario cometa “errores”. El exministro del Interior dijo a la televisora por internet Epicentro TV que Castillo debería cambiar a sus asesores y precisó que sostienen una “guerra permanente entre ellos”.

El secretario presidencial Carlos Jaico renunció la mañana del martes, también criticó a los asesores de Castillo y los calificó como “un gabinete en la sombra” que generan una “nociva influencia” en la toma de decisiones presidenciales. En su carta de renuncia, difundida en su cuenta por Twitter, Jaico indicó que en el entorno presidencial existía “desorden” que derivaba en “graves errores de gestión y tomas de decisiones, que podrían generar espacios para la corrupción”.

Jaico comentó que pese a las advertencias para cambiar a los asesores presidenciales, el mandatario los han mantenido en su cercanía. “Con su anuencia, usted ha preferido mantenerlos y continuar por esta senda de decisiones erráticas que han derivado en una grave crisis institucional”, dijo.

Pedro Castillo no ha emitido declaraciones. El palacio presidencial no respondió de inmediato a una solicitud de The Associated Press en busca de comentarios.

Castillo inició su gestión el 28 de julio de 2021 y su gobierno culminará en 2026.