AP NEWS
Related topics

Dominicana hará repatriación paulatina de haitianos

June 18, 2015
1 of 6
Haitianos recientemente deportados de la vecina República Dominicana están sentados en las afueras de una escuela donde se les ha permitido llegar en la localidad de Fonbaya, Haití, el jueves 18 de junio de 2015. República Dominicana comenzará el jueves 18 de junio de forma paulatina la repatriación de los miles de inmigrantes haitianos que no lograron inscribirse en un programa para legalizar su estatus. (AP Foto/Rebecca Blackwell)
1 of 6
Haitianos recientemente deportados de la vecina República Dominicana están sentados en las afueras de una escuela donde se les ha permitido llegar en la localidad de Fonbaya, Haití, el jueves 18 de junio de 2015. República Dominicana comenzará el jueves 18 de junio de forma paulatina la repatriación de los miles de inmigrantes haitianos que no lograron inscribirse en un programa para legalizar su estatus. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

SANTO DOMINGO, República Dominicana (AP) — República Dominicana comenzará de forma paulatina a deportar a miles de inmigrantes haitianos que no se inscribieron en un programa para legalizar su estatus, por lo que desde el jueves los extranjeros y sus descendientes deberán portar sus documentos para mostrarlos a los agentes migratorios en la calle.

“Todos los días amanezco con eso, que me voy para mi país”, dijo Froilan Bartelmi, un comerciante de ropa de 27 años, ante la posibilidad de ser repatriado a Haití luego de que el gobierno cerró la madrugada del jueves el plan para legalizar el estatus de los inmigrantes.

Bartelmi explicó que su temor no reside en el hecho de volver a Haití después de nueve años porque “no me voy a morir de hambre” en ese país, sino en que ante una eventual repatriación pierda sus mercancías y sea separado de su esposa y de su único hijo de cinco años nacido en República Dominicana.

Aunque fue uno de los últimos que logró inscribirse en el programa a la medianoche del miércoles, con lo que evitará su repatriación por los próximos meses, Bartelmi explicó en claro español con marcado acento dominicano que “ahora es que falta, ahora hay que entregar todos los documentos” requeridos para legalizar su estatus.

Haberse inscrito no garantiza que recibirá un permiso de residencia.

Tras registrarse, los inmigrantes tendrán un plazo para presentar todos los documentos a fin de obtener un permiso temporal de residencia. De no hacerlo, deberán abandonar el país, indicó el Ministerio de Interior, encargado del programa.

Autoridades de ambos países que comparten la isla La Hispaniola, así como una larga historia de tensiones bilaterales, se reunieron el jueves en la localidad fronteriza de Jimaní para coordinar los mecanismos de entrega de deportados.

Samis Santos, viceministro de Interior, explicó a The Associated Press que la institución evalúa con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones otorgar un permiso similar a una visa de dos años a quienes se hayan inscrito a fin que concluyan el proceso sin el peligro de ser deportados.

El programa de regularización de extranjeros, destinado a legalizar a los inmigrantes que viven en el país sin permiso desde antes de octubre de 2011, concluyó cuando sólo se habían inscrito cerca de 55% de los inmigrantes, por lo que el resto enfrenta una inminente deportación.

El plan estaba previsto desde 2004, pero comenzó 10 años después luego de que así lo pidió el Tribunal Constitucional en una polémica sentencia en la que también ordenó anular la nacionalidad de los hijos de extranjeros que no tuvieran permiso de residencia, afectando a miles de descendientes de haitianos.

Las repatriaciones no serán “una cacería”, aseguró el jueves en conferencia de prensa Ramón Fadul, ministro de Interior. “Se aplicará de forma paulatina, como es debido, sin sobresaltos”.

Detalló que durante el año que duró el programa cerca de 288.500 extranjeros se inscribieron. Las autoridades estiman, con base en una encuesta elaborada por el Ministerio de Economía en 2012, que en el país viven unos 460.000 inmigrantes haitianos y 60.000 de otras nacionalidades.

Rubén Paulino, director de Migración, había advertido que a partir del jueves las patrullas recorrerían las zonas con alta presencia de haitianos para detener y repatriar a aquellos que no porten el documento que confirme que se inscribieron en el plan.

Hasta el mediodía del jueves no se habían realizado operativos.

Bento Baptiste, de 19 años, no pudo inscribirse pese a haber permanecido en la fila por más de 24 horas y haber acudido durante varios días a la oficina de registro. Sin saber con claridad cuál será su futuro, dijo que continuaría en su trabajo recolectando plástico para el reciclaje.

Durante el año que duró el plan de regularización, el gobierno cesó temporalmente sus patrullajes migratorios en las ciudades, pero mantuvo los operativos en la frontera y pueblos limítrofes para impedir el ingreso clandestino de haitianos.

La televisora Teleantillas ha mostrado desde el miércoles imágenes de personas que regresan a Haití con sus pocas pertenencias para evitar ser deportadas.

Entre quienes enfrentan el peligro de repatriación se encuentran miles de ancianos haitianos que por décadas trabajaron en los cañaverales dominicanos, muchos de los cuales fueron forzados a migrar mediante acuerdos entre los gobiernos de ambos países para proveer de mano de obra barata a los ingenios azucareros.

Grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional sostienen que los descendientes de los inmigrantes haitianos que nunca tuvieron acta de nacimiento también podrían ser expatriados.

“Me da miedo, pero por eso mismo quería entrar” al programa de regularización, dijo Martina Quezada, de 41 años y madre de cinco hijos nacidos en República Dominicanos.

De sus hijos, sólo el mayor tiene la nacionalidad dominicana, ya que es hijo de un ciudadano dominicano. Quezada, nacida en un pueblo fronterizo haitiano, asegura que ha vivido toda su vida en República Dominicana, pero por la falta de documentos no pudo registrar a sus otros cuatro hijo que al igual que ella enfrentan ahora la posibilidad de ser expatriados.

Ante las inminentes deportaciones, el gobierno de Haití anunció que construirá cerca de la frontera centros de acogida para dar asistencia a los deportados.

-------

Ezequiel Abiú López está en Twitter como: https://twitter.com/Ezequiel_Abiu