AP NEWS
Related topics

Expertos van por vaquitas marinas restantes en México

October 6, 2017
Una mujer del World Wildlife Fund sostiene una réplica en papel maché de la vaquita marina, una marsopa en peligro de extinción, durante una protesta frente al Palacio Nacional para exhortar al gobierno mexicano a tomar medidas adicionales con el fin de proteger al mamífero marino más pequeño del mundo, en la Ciudad de México, el sábado 8 de julio de 2017. Los activistas colocaron réplicas de 30 vaquitas en representación del número que se cree aún viven en su hábitat, el Mar de Cortés en México. Un programa para capturar las pocas vaquitas marinas restantes dará inicio la próxima semana, se anunció el jueves 5 de octubre de 2017. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Delfines entrenados por la Armada estadounidense y sus manejadores llegaron a México el jueves para participar en un plan desesperado para capturar y encerrar a las últimas vaquitas marinas con el fin de salvarlas de la extinción.

Las autoridades mexicanas y un grupo de expertos internacionales anunciaron que el plan iniciará el 12 de octubre con una flotilla de pequeñas embarcaciones que buscarán a estos elusivos mamíferos marinos con la ayuda de los delfines.

Rafael Pacchiano, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, dijo que el gobierno estadounidense “ha sido un gran aliado en este proceso y en este proyecto, que no tiene precedente”.

Los expertos reconocen que el plan de atrapar y encerrar a las vaquitas es riesgoso: la reproducción en cautiverio ha salvado a especies como el lobo rojo y el cóndor de California, pero la vaquita apenas fue descrita científicamente en la década de 1950 y nunca ha estado en cautiverio.

Los delfines recién llegados “están entrenados para poder ayudarnos en identificar dónde se encuentran las vaquitas marinas, para que una vez identificadas, este grupo de científicos y veterinarios puedan capturarlos y trasladarlos a un santuario que está a punto de terminar su construcción”, afirmó Pacchiano. Se espera que el santuario sea una especie de corral flotante o recinto circundado por una red en una bahía protegida.

“La idea es de poder tener a estas vaquitas que capturemos en un espacio restringido, seguro, y que además podamos empezar a ver cómo reproducirlas para eventualmente recuperar la población y poderlas eventualmente liberar y garantizar su supervivencia a largo plazo”, agregó.

Jim Fallin, del Centro de Sistemas Navales y Espaciales de Guerra en el Pacífico de la Armada de Estados Unidos, dijo que los delfines llegaron al Golfo de California en México, también conocido como Mar de Cortés.

“La participación del Programa de la Armada para Mamíferos Marinos está siendo limitada a cuatro delfines femeninos en edad madura seleccionados por su carácter amable y la perspicacia que han demostrado en su comportamiento”, agregó Fallin.

Los delfines del Programa de la Armada para Mamíferos Marinos utilizarán su sonar natural con el fin de localizar a las vaquitas más escurridizas, para posteriormente salir a la superficie y avisar a sus manejadores, dijo Fallin. La Armada ha entrenado a los delfines para labores como la localización de minas explosivas en el mar.

Pese a la campaña de México para tratar de salvar a la especie, que es la marsopa más pequeña del mundo y únicamente vive en el Golfo de California, se calcula que el número de vaquitas marinas restantes ha caído debajo de 30.

Las vaquitas suelen ser atrapadas en redes arrojadas ilegalmente para la pesca de totoaba, cuya vejiga es muy codiciada en China.

México impuso este año una prohibición permanente a la pesca con red agallera en el norte del Mar de Cortés.

Alex Olivera, representante del Centro para la Diversidad Biológica en México, elogió el esfuerzo de captura de las vaquitas, pero hizo notar que es necesario proteger el hábitat de todo el Golfo de California.

“Apoyamos este último esfuerzo para salvar a la vaquita de la extinción total. Sin embargo, esto no debe utilizarse como excusa para permitir que la pesca continúe en su hábitat”, afirmó Olivera.

“Esta riesgosa operación se convirtió en la única opción. Sin embargo, nunca se ha capturado una vaquita viva, por lo que este intento es incierto”, agregó. “Esta maniobra de alto riesgo está sucediendo porque el gobierno mexicano ha demostrado una incapacidad para proteger a estos animales en estado silvestre”.

En otro lugar, lejos de la costa mexicana en el Pacífico, el director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas dijo el jueves que toda la pesca será prohibida en aguas territoriales alrededor del archipiélago de Revillagigedo, ubicado a más de 650 kilómetros (400 millas) de la costa.

El director de la comisión, Alejandro Del Mazo Maza, dijo que la prohibición impuesta a la reserva de 148.087 kilómetros cuadrados (57.175 millas cuadradas) crearía el parque marino sin explotar más grande de América del Norte.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.