AP NEWS
Related topics

Gambia acusa a Myanmar de genocidio ante corte internacional

November 11, 2019
El ministro de Justicia de Gambia, Aboubacarr Tambadou, en el centro, sale con su delegación del Palacio de la Paz, al fondo, que aloja la Corte Internacional en La Haya, Holanda, el lunes 11 de noviembre de 2019, tras presentar un caso ante el máximo tribunal de Naciones Unidas acusando a Myanmar de genocidio contra la minoría rohinya. (AP Foto/Peter Dejong)
El ministro de Justicia de Gambia, Aboubacarr Tambadou, en el centro, sale con su delegación del Palacio de la Paz, al fondo, que aloja la Corte Internacional en La Haya, Holanda, el lunes 11 de noviembre de 2019, tras presentar un caso ante el máximo tribunal de Naciones Unidas acusando a Myanmar de genocidio contra la minoría rohinya. (AP Foto/Peter Dejong)

LA HAYA, Holanda (AP) — Gambia presentó el lunes un caso ante el máximo tribunal de Naciones Unidas, acusando a Myanmar de genocidio por su campaña contra la minoría musulmana rohinya.

El caso también pide a la Corte Internacional de Justicia que ordene medidas con urgencia para “detener de inmediato la conducta genocida de Myanmar”, señalaron abogados de Gambia.

Gambia presentó el caso en nombre de la Organización de Cooperación Islámica.

El ministro de Justicia y fiscal jefe de Gambia, Abubacarr Marie Tambadou, dijo a The Associated Press que quería “enviar un mensaje claro a Myanmar y al resto de la comunidad internacional de que el mundo no debe quedarse al margen sin hacer nada ante las terribles atrocidades que ocurren a nuestro alrededor. Es una vergüenza para nuestra generación que no hagamos nada mientras se produce un genocidio ante nuestros ojos”.

El Ejército birmano emprendió en agosto de 2017 una dura campaña contra los rohinya en respuesta a un ataque insurgente. Más de 700.000 rohinyas huyeron a la vecina Bangladesh para huir de lo que se ha descrito como una campaña de limpieza étnica con violaciones masivas, asesinatos y casas incendiadas.

“Hay grave riesgo de genocidio recurrente”, advirtió el mes pasado el responsable de una misión investigadora de Naciones Unidas en Myanmar.

El informe final de la misión también señaló en septiembre que Myanmar debería responder ante tribunales internacionales de cargos de genocidio contra los rohinya.

El caso planteado en la Corte Internacional de Justicia alega que la campaña de Myanmar contra la minoría rohinya incluye “asesinatos, daños graves físicos y psicológicos, condiciones calculadas para suponer la destrucción física, medidas para impedir nacimientos y traslados forzosos, de carácter genocida porque pretenden destruir por completo o en parte al grupo rohinya”.

También la fiscalía de la Corte Penal Internacional pidió en julio permiso a los jueces de ese tribunal para abrir una investigación formal de posibles crímenes contra la humanidad cometidos contra musulmanes rohinya de Myanmar.

La Corte Penal Internacional juzga a individuos por crímenes, mientras que la Corte Internacional de Justicia dirime disputas entre países. Ambos tienen su sede en La Haya.

El embajador de Myanmar de Naciones Unidas, Hau Do Suan, describió el mes pasado la misión investigadora de la ONU como “parcial” y basada en “información engañosa y fuentes secundarias”. Afirmó que el gobierno birmano se toma en serio la justicia y que los responsables de toda violación de los derechos humanos “que provocaron los grandes desplazamientos de personas a Bangladesh deben responder ante la justicia”.