ADVERTISEMENT
Related topics

    Béisbol cubano ve con buenos ojos acuerdo con EEUU

    April 13, 2022 GMT
    José Abreu de los Medias Blancas de Chicago batea un doble ante los Tigres de Detroit, el 9 de abril de 2022. (AP Foto/Carlos Osorio)
    José Abreu de los Medias Blancas de Chicago batea un doble ante los Tigres de Detroit, el 9 de abril de 2022. (AP Foto/Carlos Osorio)
    José Abreu de los Medias Blancas de Chicago batea un doble ante los Tigres de Detroit, el 9 de abril de 2022. (AP Foto/Carlos Osorio)
    José Abreu de los Medias Blancas de Chicago batea un doble ante los Tigres de Detroit, el 9 de abril de 2022. (AP Foto/Carlos Osorio)
    José Abreu de los Medias Blancas de Chicago batea un doble ante los Tigres de Detroit, el 9 de abril de 2022. (AP Foto/Carlos Osorio)

    LA HABANA (AP) — El nuevo jefe del béisbol en Cuba vería con agrado una reactivación del convenio con las Grandes Ligas de Estados Unidos y un flujo ordenado de jugadores estelares tanto para evitar peligrosos éxodos ilegales como deserciones.

    “El mejor béisbol del mundo se juega en Estados Unidos, en la MLB (las Grandes Ligas)”, dijo a The Associated Press el flamante presidente de la Federación Cubana de Béisbol, Juan Reynaldo Pérez.

    “Muchos peloteros quieren jugar en ese lugar. Incluso Cuba está de acuerdo en que exista un flujo organizado de mutuo acuerdo de peloteros que están aquí para que puedan jugar en la MLB y otros que están allá puedan jugar en Cuba”, agregó Pérez.

    El dirigente de 49 años sucede en el cargo a Higinio Vélez, quien falleció por complicaciones de COVID-19 en mayo de 2021. Vélez dirigió a la selección cubana que ganó la medalla olímpica de oro en los Juegos de Atenas 2004.

    ADVERTISEMENT

    La nación caribeña es una potencia en el béisbol y a lo largo de su historia dio importantes figuras, pero en los últimos años la salida de figuras como José Abreu, Aroldis Chapman y Yuli Gurriel — algunos abandonando juegos en curso o en travesías mediante traficantes de personas — minaron a la actividad.

    Los peloteros suelen ser tentados con millonarios contratos en los circuitos profesionales. Cuando desertan, en medio de una competencia, no pueden por reglamento volver a la práctica del deporte en la isla.

    Además, la crisis económica, agudizada por las sanciones de Estados Unidos hacia la isla, ha afectado el presupuesto para infraestructura — mantenimiento de estadios, luces, relojes y demás implementos — y la logística.

    Durante la gestión de Vélez y gracias a un histórico acercamiento entre La Habana y Washington a partir de 2014, se logró la negociación de un convenio entre las Grandes Ligas y la federación cubana pero la llegada a la presidencia del republicano Donald Trump y una política de endurecimiento radical de las sanciones hacia la isla inhabilitaron el pacto. El actual presidente estadounidense Joe Biden no cambió las medidas.

    Un acuerdo como ese “evitaría muchísimos problemas”, pues la ruptura del pacto “ha provocado que los peleros cubanos que quieren jugar en la MLB lo hagan por vía ilegal”, indicó Pérez. “El deportista, no (solo) cubano, sino de todo el mundo se quiere probar en su mejor liga y cada cual debe estar colocado al nivel que le corresponde”, agregó.

    Aunque al inicio del triunfo de la revolución cubana, atletas y autoridades deportivas abandonaron la actividad rentada profesional y durante décadas se estigmatizó su ejercicio, desde la pasada década comenzó una apertura — no solo en el béisbol — que permitió a deportistas de alto rendimiento jugar en el extranjero sin tener que abandonar la isla.

    ADVERTISEMENT

    Actualmente ocho peloteros de la nación caribeña se desempeñan en Japón, la segunda mejor liga del mundo. Los cubanas van avalados por las autoridades y reciben el pago del 80% de su contrato.

    Pérez dijo que en las próximas semanas podrían enviar una carta de intención “con relación a la disposición que tiene la federación de retomar dichos acuerdos y la comunicación y relaciones con la MLB”.

    Un día antes, Perez rechazó la legimitidad de una Asociación de Beisbolistas Profesionales Cubanos creada en Estados Unidos por figuras que emigraron como Orlando “El Duque” Hernández, cuatro veces ganador de la Serie Mundial.

    Mientras tanto, Perez aseguró que espera desde su gestión impulsar al beisbol — que además sufre la presión de una creciente popularidad del futbol — mediante una estrategia nacional que incluye desde mejoras en las condiciones de los estadios hasta la captación de niños

    “Los principales pilares están en reforzar la base. Sabemos que tenemos muchas limitaciones, Cuba no es un país del primer mundo”, expresó Pérez.

    Dos ideas en las que trabaja en concreto es lograr traer eventos internacionales que den visibilidad al talento de la isla y la creación de academias por parte de empresarios de otros países u otras ligas interesadas en invertir en este deporte en la isla. Pérez prefirió no dar detalles pues se está en negociaciones.

    ___

    Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP