AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Puerto Rico reabrirá playas y gimnasios luego de 3 meses

June 11, 2020 GMT
La gobernadora de Puerto Rico Wanda Vázquez habla con su secretario de asuntos públicos Osvaldo Soto durante una conferencia de prensa para anunciar la extensión del toque de queda por el coronavirus hasta el 14 de junio y detallar los nuevos sectores del país que podrían reanudar operaciones el 26 de mayo como parte de un nuevo decreto, el 21 de mayo de 2020 en San Juan. (AP Foto/Carlos Giusti) NO PUBLICAR EN PUERTO RICO
La gobernadora de Puerto Rico Wanda Vázquez habla con su secretario de asuntos públicos Osvaldo Soto durante una conferencia de prensa para anunciar la extensión del toque de queda por el coronavirus hasta el 14 de junio y detallar los nuevos sectores del país que podrían reanudar operaciones el 26 de mayo como parte de un nuevo decreto, el 21 de mayo de 2020 en San Juan. (AP Foto/Carlos Giusti) NO PUBLICAR EN PUERTO RICO

SAN JUAN (AP) — Puerto Rico levantará la próxima semana casi todas las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus, lo que significa la reanudación de operaciones en playas, iglesias y comercios, incluyendo salas de cine y gimnasios, luego de tres meses de cierre, informó el jueves la gobernadora Wanda Vázquez.

La mandataria dijo que los cambios se realizarán a partir del 16 de junio, cuando se permitirá que los comercios operen siete días a la semana y que los restaurantes ofrezcan servicio al 50% de su capacidad. Sin embargo, el toque de queda actual permanecerá vigente por dos semanas, pero de 10 de la noche a 5 de la mañana.

ADVERTISEMENT

También anunció que Puerto Rico estará listo oficialmente para recibir turistas a partir del 15 de julio, y que las revisiones de salud en los aeropuertos se mantendrán vigentes.

“Han sido unas decisiones difíciles”, dijo Vázquez. “Ahora nos toca a cada uno... tomar la determinación de a dónde voy, cómo voy”.

El anuncio preocupó a algunos expertos que aseguran que la isla de 3,2 millones de habitantes ha realizado muy pocos exámenes de diagnóstico, y que en la mayoría de ellos se ha utilizado el tipo equivocado de pruebas para conocer realmente el alcance de la pandemia en el territorio. El gobierno ha reportado más de 1.400 infecciones confirmadas y casi 4.000 casos probables, con al menos 144 decesos.

El uso de mascarillas seguirá siendo un requerimiento fuera de casa y dentro de cualquier establecimiento comercial.

Los cambios fueron aplaudidos por muchos miembros de la comunidad empresarial, que ha señalado que el cierre de operaciones ha tenido un impacto de entre 5.000 y 10.000 millones de dólares en la economía de la isla.

Vázquez hizo el anuncio un día después de que las autoridades de salud de la isla señalaron que Puerto Rico dejó atrás el pico de casos de COVID-19 y de muertes relacionadas hace dos meses, una afirmación cuestionada por los expertos, que resaltaron que la cifra se basa en el número limitado de pruebas de diagnóstico disponibles en ese momento.

El secretario de Salud Lorenzo González dijo que confía en las estadísticas de la agencia, pero advirtió a la ciudadanía mantener el distanciamiento social a medida que la isla reanude sus operaciones.

“Definitivamente viene con riesgo”, declaró.

Por su parte, Vázquez advirtió que las restricciones volverán en caso de un repunte en el número de infecciones, decesos u hospitalizaciones. Además, el servicio de transporte público, incluyendo autobuses y camiones, permanecerá suspendido.

“Yo quiero que los ciudadanos entiendan que aún estamos en una pandemia”, dijo la gobernadora.

ADVERTISEMENT