AP NEWS
Related topics

ONU Mujeres lanza una campaña contra la violación

November 26, 2019 GMT
Una mujer camina entre docenas de pares de zapatos pintados de rojo, colocados en el piso como parte de una instalación contra la violencia hacia las muejeres, en Bruselas, el 25 de noviembre de 2019. (AP Foto/Francisco Seco)
Una mujer camina entre docenas de pares de zapatos pintados de rojo, colocados en el piso como parte de una instalación contra la violencia hacia las muejeres, en Bruselas, el 25 de noviembre de 2019. (AP Foto/Francisco Seco)

NACIONES UNIDAS (AP) — La agencia de Naciones Unidas para las mujeres inició el lunes una campaña de 16 días de activismo contra la violencia de género, centrada en las violaciones que a menudo quedan impunes y afectan a mujeres y niñas en todo el mundo. Estas agresiones suelen emplearse además como arma en conflictos desde Bosnia a Ruanda y de Siria a Myanmar.

Decenas de miles de mujeres se manifestaron en el Dia Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para apoyar la campaña “¡Generación igualdad se opone a la violación!”.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, dijo que la violación “puede tener efectos que cambian la vida no elegidos _ un embarazo o una enfermedad de transmisión sexual, un trauma inmenso y un sentimiento de vergüenza injustificado”.

“Si pudiese pedir un deseo, sería el final de la violación”, agregó.

Pese a movimientos populares como #MeToo y #TimesUp, ONU Mujeres apuntó que la “violencia sexual sigue estando normalizada e integrada en nuestro entorno social”.

Existe una “cultura de la violación” que incluye la trivialización de la agresión, la culpabilización de la víctima, el uso de un lenguaje misógino, la “cosificación” del cuerpo femenino y la glamurizacion de la violencia en anuncios, en televisión y en películas, agregó la agencia.

Es muy difícil contabilizar el número exacto de violaciones o abusos sexuales por el temor de muchas víctimas a reportarlos.

Pero según la ONU, aproximadamente 15 millones de adolescentes de entre 15 y 19 años han tenido relaciones sexuales forzadas u otras agresiones. Y se estima que una de cada tres mujeres en el mundo sufrió violencia física o sexual, o ambas, por parte de una pareja íntima o violencia sexual de alguien que no es su pareja.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, reiteró el compromiso del organismo para acabar con todas las formas de violencia contra la mujer, señalando en un mensaje que “estos abusos están entre las violaciones de los derechos humanos más horribles, persistentes y generalizadas del mundo”.

“La violencia sexual contra las mujeres y niñas tiene sus raíces en siglos de dominación masculina”, apuntó. “No olvidemos que las desigualdades de género que alimentan la cultura de la violación son esencialmente una cuestión de desequilibrio de poder”.

La actriz ganadora de un Oscar Nicole Kidman, que es embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres, instó a la gente a unirse a la campaña “para luchar contra la violación y formar parte de los esfuerzos para poner fin a todo tipo de violencia contra las mujeres”.

Las marchas contra la violencia de género comenzaron durante el fin de semana con más de 10.000 personas manifestándose el sábado en Roma y otras 10.000 protestando en Bruselas un día después. En Suiza, el lunes se celebró una vigilia para recordar a las mujeres asesinadas por sus parejas. En Francia, el gobierno prometió incautar las armas de fuego a las parejas abusivas y mejorar la formación de la policía para reducir el número de mujeres muertas a manos de sus parejas.

Pero también hubo reacciones negativas. En Turquía, una marcha se tornó violenta y la policía utilizó espray de pimenta para dispersar a la multitud. En Madrid, el secretario general de la formación de ultraderecha Vox, Javier Ortega-Smith, se enfrentó a la ira de las feministas cuando empleó un acto contra la violencia de género para pedir la derogación de una ley de 2004 que protege a las mujeres. En una protesta en Rusia, las mujeres expresaron su preocupación por que un nuevo proyecto de ley para endurecer los castigos por abusos pueda quedar en nada.