AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

LeBron choca con fanática, y prende debate sobre seguridad

December 19, 2015 GMT
1 of 2
El jugador de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, derecha, driblea el balón ante la defensa de Kevin Durant, de Oklahoma City, el jueves, 17 de diciembre de 2015, en Cleveland. (AP Photo/Tony Dejak)
1 of 2
El jugador de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, derecha, driblea el balón ante la defensa de Kevin Durant, de Oklahoma City, el jueves, 17 de diciembre de 2015, en Cleveland. (AP Photo/Tony Dejak)

CLEVELAND (AP) — La esposa del golfista Jason Day sufre de síntomas de conmoción cerebral después que LeBron James la arrolló durante un partido de los Cavaliers de Cleveland.

El agente de Day, Bud Martin, dijo el viernes en un comunicado que Ellie Day “está descansando cómodamente y agradece a todos los que se han comunicado y están preocupados por su bienestar”. Agregó que la mujer “no tiene rencor” hacia James, y la citó diciendo: ”Él sólo hacía su trabajo. Arriba los Cavs”.

El comunicado agradece a los médicos de Day, al personal de emergencia y a los Cavaliers por la atención.

ADVERTISEMENT

Ellie Day fue sacada del Quicken Loans Arena en camilla y con la cabeza inmovilizada. Se le llevó al centro médico MetroHealth el jueves por la noche y se le dio de alta el viernes por la madrugada.

James intentaba atrapar un balón en el cuarto parcial del triunfo por 104-100 sobre Oklahoma City, cuando el estelar alero se tiró hacia la primera fila de asientos y calló encima de Day, quien estaba sentada al lado de su esposo.

“Primero que todo, estoy bien”, tuteó Ellie Day el viernes. “Estoy increíblemente dolorida y exhausta. Ser embestida por un hombre tan grande se compara con un accidente menor en automóvil. Me golpeé muy fuerte la cabeza y el cuello, así que esto me asustó. Todo mi cuerpo se siente como si lo hubiera atropellado un camión”.

“En segundo lugar, esto ocurrió muy rápido. No recordé sino hasta las 2:00 de la madrugada que vi cuando la pelota iba hacia mí. Era un recuerdo borroso. Y a los locos que opinan que Jason debió haberme protegido, quiero decir que si él hubiera tenido tiempo de reaccionar, yo también lo habría tenido. Además, no me hubiera gustado que estos dos tipos hubieran aterrizado encima de mí. ¡¡¡LeBron es muy grande, y llevaba tal impulso que era imposible detenerlo!!!”

James dijo que habló con Ellie Day mientras la mujer recibía ayuda del personal médico, durante una pausa en el partido.

“Le apreté una mano, y ella me dijo que estaba bien”, comentó el astro de la NBA. “Sólo estaba un poco aturdida”.

Antes de recibir más información sobre la mujer, James, estaba visiblemente preocupado cuando abandonó la cancha. Durante el partido, anotó 33 puntos y se quedó muy cerca de un “triple doble”.

“Evidentemente, su salud es muy importante para mí, y espero que esté bien”, comentó James. “Los chicos me dijeron que está bien ahora. En cuanto a mí, simplemente fui por un balón perdido, traté de conservar la posesión de la pelota. Detesto que éste haya sido el resultado.

ADVERTISEMENT

James consideró que, si la mujer hubiera estado embarazada, él habría saltado mejor por encima de la primera fila de asientos.

Un poco después, James tuiteó, ”¡Ellie Day, espero que estés bien! ¡Mis disculpas! Espero que ustedes vengan pronto a otro partido”.

El 11 de noviembre, Ellie dio a luz a una niña. La pareja tenía ya otro hijo.

Jason Day, quien reside en un suburbio de Columbus, acompañó a su esposa mientras se le retiraba de la arena. Ambos habían asistido antes a partidos en Cleveland. Ella estaba embarazada a comienzos de este año, cuando acudió a un partido de exhibición en Columbus.

Esa noche, el escolta de los Cavs J.R. Smith compró algodón de azúcar para el hijo mayor de los Day, Dash.

El australiano Jason Day es el segundo golfista del ranking mundial. Este año, ganó el PGA Championship, su primer título en un major de la Gira de la PGA.

El incidente volvió a encender el debate sobre la seguridad de los fanáticos sentados en la primera fila en los partidos de básquetbol, que son algunos de los asientos más caros en todos los deportes.

Los fanáticos que ocupan estas sillas tienen la oportunidad de estar a pocos metros de la acción, pero también quedan expuestos a accidentes como el del jueves, ya que es común que los jugadores se lancen afuera de la cancha en busca de atrapar el balón.

Y cuando los jugadores son del tamaño de James (2,07 metros y 113 kilos), un choque puede ser peligroso.

“Siempre me han preocupado los asientos al lado de la cancha”, dijo el entrenador de los Cavs, David Blatt. “No es algo sencillo cuando se trata de jugadores del tamaño y la velocidad y que se esfuerzan a ese nivel. Las autoridades son quienes deben decidir al respecto. Él (James) intentó atrapar el balón, y obviamente eso es todo. Todos esperamos que ella esté bien”.

La NBA ha implementado medidas para mejorar la seguridad, incluyendo reducir la cantidad de fotógrafos que pueden sentarse al borde de la cancha debajo de los canastos.

Otras ligas han tomado medidas para mejorar la seguridad en sus estadios. El béisbol de Grandes Ligas recomendó este mes instalar mallas adicionales luego de una serie de incidentes en los que fanáticos fueron golpeados por batazos de foul. Las canchas de la NHL también tienen mallas protectoras adicionales, luego de un incidente de 2002 en el que un fanático murió tras ser golpeado por un disco.

Pero en el básquetbol es casi imposible proteger a los fanáticos que pagan miles de dólares por sentarse en primera fila y estar cerca de la acción.

“Es una gran experiencia para nuestros fanáticos”, dijo James sobre la posibilidad de sentarse en primera fila. “O sea, esto no pasa todo el tiempo. Es desafortunado lo que pasó esta noche, pero eso no pasa mucho”.

ADVERTISEMENT