AP NEWS
Related topics

Irán pide ayuda al FMI para combatir brote de coronavirus

March 12, 2020 GMT
En esta imagen del martes 10 de marzo de 2020, paramédicos analizando muestras de pacientes sospechosos de tener el nuevo coronavirus, en un laboratorio en la ciudad suroccidental de Ahvaz, Irán. (Amin Nazari/ISNA via AP)
En esta imagen del martes 10 de marzo de 2020, paramédicos analizando muestras de pacientes sospechosos de tener el nuevo coronavirus, en un laboratorio en la ciudad suroccidental de Ahvaz, Irán. (Amin Nazari/ISNA via AP)

TEHERÁN, Irán (AP) — Irán dijo el jueves que solicitó un préstamo de emergencia de 5.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a sufragar la lucha contra la propagación de un nuevo coronavirus presente en todo el país, donde hay más de 10.000 contagios y cientos de fallecidos.

Setenta y cinco personas más murieron en las últimas 24 horas a causa del COVID-19, la enfermedad provocada por el virus, que dejó 1.000 nuevos casos confirmados, elevando la cifra total decesos a 429 y la de casos confirmados a 10.075.

En un tuit publicado el jueves, el ministro iraní de Exteriores, Mohammad Javad Zarif, instó al FMI a “ponerse en el lado correcto de la historia y actuar con responsabilidad” liberando los fondos a través del Instrumento de Financiamiento Rápido del organismo.

El jefe del Banco Central iraní, Abdolnasser Hemmati, explicó por su parte que la semana pasada envió una carta a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, solicitando el préstamo de 5.000 millones. El prestamista internacional ha manifestado su disposición a ayudar a los países con brotes del virus.

Zarif pidió a los países que ayuden a Teherán con mascarillas N95, ventiladores, trajes quirúrgicos, kits de pruebas y otros suministros médicos básicos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) envió recientemente al país un avión de mercancías emiratí lleno de material médico, incluyendo 1.100 kits para realizar la prueba del COVID-19 a más de 105.000 personas.

La economía iraní se ha visto sacudida por las sanciones estadounidenses, que han afectado a su capacidad para vender su petróleo. El reciente brote del virus allí agravó sus problemas económicos luego de que todos sus vecinos cerraron sus fronteras a los iraníes y múltiples naciones cortaron sus conexiones aéreas, incluyendo el tránsito de mercancías, lo que también afectó a las importaciones.

El COVID-19 puede causar síntomas de diversa gravedad y es especialmente problemática en ancianos y gente con problemas de salud previos, que podrían sufrir efectos más severos, incluyendo neumonía. Pero en la mayoría de los contagiados, el coronavirus deja apenas síntomas leves o moderados, como fiebre y tos, y la inmensa mayoría se recupera. Según la OMS, los pacientes con casos moderados se recuperan en unas dos semanas, mientras que aquellos que presentan un cuadro más severo podrían tardar entre tres y seis.

Como todavía no existe una vacuna contra el virus, los países están implementando estrictas medidas para restringir su propagación y su posible impacto en los servicios de urgencias y las unidades de cuidados intensivos.

Un repunte en los casos del nuevo coronavirus en el Golfo Pérsico impulsó las cifras en Oriente Medio, que superó las 10.000 infecciones el jueves. La mayoría de los afectados estaban en Irán o habían viajado allí recientemente.

Los países de la región han impuesto diversas restricciones a los viajes, desde el cierre total de vuelos comerciales en Kuwait al veto a viajar a 39 países desde Arabia Saudí.

Los mercados regionales caían, reflejando la preocupación de los inversionistas y el nerviosismo en todo el mundo por la caída de los precios del crudo y el golpe al sector turístico. La Organización Mundial de la Salud declaró el miércoles oficialmente una pandemia.

Qatar reportó esta semana un gran aumento de los casos del nuevo virus, con 262 nuevos pacientes. Los más de 200 casos nuevos se detectaron en cuarentenas. Los casos también subieron casi un 670% esta semana en el estado insular de Bahrein, a 189 positivos confirmados, después de confirmar 77 infecciones entre los pasajeros de un vuelo de bahreiníes repatriados de Irán.

Kuwait cerró el jueves durante dos semanas todos los lugares de trabajo y negocios no esenciales, incluidos restaurantes y cafeterías. Las escuelas y universidades ya se habían suspendido. Todos los vuelos comerciales a Kuwait se cancelaron a partir del viernes. El país tiene más de 70 casos confirmados.

Arabia Saudí, por su parte, anunció un aumento en los casos de 21 a 45 el miércoles por la tarde, entre ellos 12 egipcios en cuarentena en Meca. El gobierno ha suspendido el peregrinaje a los lugares más sagrados del islam, vetando el acceso a La Meca y Medina para frenar la propagación del virus. También ha aislado la provincia oriental de Qatif, donde se han confirmado más de una docena de casos entre su población de mayoría chií, de personas que viajaron hace poco a Irán.

___

Los periodistas de The Associated Press Aya Batrawy en Dubái, Emiratos Árabes Unidos; Zeina Karam en Beirut e Isabel DeBre en El Cairo contribuyeron a este despacho.

___

El Departamento de Salud y Ciencia de The Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo su contenido.