AP NEWS

Wilmer Cabrera, el gran responsable

December 19, 2017

Según la filosofía de juego de Wilmer Cabrera, cuando un director técnico trata de mejorar su equipo, lo primero que debe pensar es en la calidad de los jugadores con que cuenta, ya que al fin y al cabo, asegura, la diferencia dentro del campo la hacen los futbolistas con mejor técnica y calidad.

En ese sentido, quizás el DT del Dynamo peca de humilde, ya que, si bien reconoce el mérito de sus jugadores, soslayó la enorme influencia que él ha tenido desde la conducción desde su llegada hace un año para cambiarle por completo la cara al equipo.

“No pienso que sea una sola situación lo que nos dio la clave del éxito, pienso que fue un conjunto de compromisos que hicimos todos desde el primer día que empezamos a trabajar”, dijo el colombiano al tratar de explicar la clave de su éxito en la temporada pasada. “Al cuerpo técnico, a las personas del staff y apoyo, se les presentó un proyecto y todos estuvimos de acuerdo (...) Lo que el proyecto traía era compromiso, sacrificio, profesionalismo y dedicación. Eso fue todo lo que nosotros hicimos, presentamos el proyecto y los jugadores, el cuerpo técnico y todos alrededor nos comprometimos a sacarlo adelante”.

En definitiva, para él fue un conjunto de situaciones y destacó que a pesar de algunas dificultades que enfrentaron a lo largo del año, el compromiso para sacar el proyecto adelante nunca cambió.

“Se aprendió mucho, todos los días tenemos que aprender o si no se confía uno, y cuando se confía uno es cuando vienen los problemas. No podemos estar confiados y todos los días hay buscar algo nuevo, hay que aprender y tratar de mejorar”, aseguró. “Ya no hay sorpresas. Ahora todo el mundo va a cambiar su forma de ver al Houston Dynamo a partir de la próxima temporada. Ya nos van a esperar de una forma diferente y van a preparar los partidos de una forma diferente a lo que sucedió en esta temporada”.

Esa presión, de todas formas, es bienvenida por Cabrera.

“Si en el fútbol uno no tiene presión, no pienso que estaría aquí sentado porque toda la vida he jugado al fútbol y toda la vida he vivido bajo la presión del fútbol, que es la que nos mueve, la que nos motiva y la que nos ayuda a tratar de buscar siempre soluciones para ganar”, explicó el ex defensor de la selección colombiana.

Cabrera sabe que de ahora en más, el equipo tiene que seguir esforzándose para mantenerse en ascenso el próximo año.

“Tenemos que trabajar para confirmar lo que hemos hecho y confirmar que el proyecto que estamos realizando es un proyecto que tiene éxito. Sabemos que va a ser más duro y tenemos que prepararnos mejor (...) y eso no es sólo física, pero también mentalmente”, indicó. “No se trata de trabajar más duro, se trata de prepararnos mejor y estar conscientes que los partidos serán aún más difíciles. Ahora los rivales no se confiarán tanto, van a esperar un equipo más complicado, más difícil”.

Cabrera es consciente de que su equipo tiene que saber asumir la responsabilidad de ir en busca del éxito, especialmente cuando juega en Houston.

“Por eso nosotros necesitamos saber que una cosa es ser el que no es favorito y otra cosa es mirar si tenemos la capacidad de ser favoritos”, explicó. “Hay jugadores y equipos que les gusta el no tener el favoritismo y cuando tienen el favoritismo se caen. Necesitamos medirnos nosotros mismos para saber si ahora nos van a empezar a dar favoritismo, será que tenderemos que prepáranos para poder lidiar con esa presión y con ese peso de lo que significa ser favorito en un partido”.

De cara a la próxima temporada, Cabrera podrá volver a contar con su compatriota Juan David Cabezas, quien fue clave para el balance del mediocampo y que ya aseguró su continuidad junto al delantero hondureño Alberth Elis y otros jugadores.

“Juan David fue un jugador fundamental, lo demostró en el terreno de juego. Tenemos la suerte de contar con una persona que se adaptó rápidamente a Houston, al clima y al ambiente de MLS”, detalló. “Es un chico que llegó, se adaptó, que ya se comunica en inglés y su adaptación fue muy importante. Eso le ha ayudado a que dentro del terreno de juego se sienta más cómodo. Mostró liderazgo toda la temporada, entonces el poder contar con él y que el mismo sienta que va ser importante en 2018 nos ayuda”.

Cabrera dice que el Dynamo necesita mejorar en varios aspectos. En la parte ofensiva, hacer más goles; en la posesión del balón, hacerlo con el propósito de moverlo hacia delante y administrarlo mejor, y defensivamente, conceder menos goles y ser más sólidos.

“No estamos contentos, queremos más, queremos mejorar y esa es la mentalidad que llevamos desde ahora”, concluyó.

gf.moores@chron.com