AP NEWS
Related topics

Economía chilena cae 3,4% en octubre tras estallido social

December 2, 2019
Policías y manifestantes se enfrentan durante protestas en Santiago de Chile, el lunes 4 de noviembre de 2019. (AP Foto/Esteban Felix)
Policías y manifestantes se enfrentan durante protestas en Santiago de Chile, el lunes 4 de noviembre de 2019. (AP Foto/Esteban Felix)

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El gobierno chileno anunció el lunes un plan de recuperación económica por 5.500 millones de dólares luego de que el Banco Central anunciara que la economía local se contrajo un 3,4% en octubre --respecto al mismo mes del año anterior-- y el pronóstico de expansión se rebajará.

Las autoridades responsabilizan de los efectos negativos en la economía a los saqueos e incendios a negocios en medio del estallido social en que se encuentra el país hace un mes y medio.

Los fondos anunciados por el gobierno serán destinados a la reactivación económica y apoyo a las medianas y pequeñas empresas, estas últimas las más afectadas por saqueos y bajas en las compras.

El Banco Central chileno anunció más temprano el lunes una caída en el Índice Mensual de Actividad Económica (IMACEC) y señaló que entre los sectores afectados están la educación, el transporte, los servicios, restaurantes y hoteles.

La caída del crecimiento de octubre es el más bajo desde julio de 2009, cuando la contracción fue de 4,0%.

El ministro de Economía, Lucas Palacio, señaló en su cuenta de Twitter que la “cifra refleja impacto social de violencia en nuestro país”.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, recortó por segunda vez en un mes la estimación de crecimiento económico de Chile.

“Estimamos que las cifras de noviembre también serán negativas y con la nueva información disponible en el Ministerio de Hacienda hemos corregido la baja del crecimiento para 2019 a 1,4% y para 2020 nuestro escenario central también se reduce a un rango de crecimiento entre 1 y 1,5%”.

A comienzos de noviembre la estimación para este año era de entre 1,8 y 2,2% y de un rango entre 2 y 2,5% para 2020. En 2018, el PIB se expandió un 4,0%.

Los primeros efectos económicos de la crisis política y social, que ya lleva mes y medio, empezaron a observarse inmediatamente después del estallido el 18 de octubre, cuando encapuchados quemaron la mayor parte de las estaciones del subterráneo, saquearon centenares de grandes supermercados y decenas de farmacias que permanecieron un par de semanas cerrados.

“Mientras no paremos la violencia, no pararemos la profunda caída de la economía. La violencia ha estado destruyendo puestos de trabajo, destruyendo la inversión y debilitando el estado de derecho”, señaló Alfonso Swett, líder de los grandes empresarios.

Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, anticipó que los pronósticos para noviembre también serán “muy negativos”.

La contracción se suma a una devaluación del peso que bordea el 15%, al cierre anticipado de los comercios por temor al vandalismo y, en la capital chilena, a la salida anticipada de los trabajos de quienes viven en el sector sur de la ciudad, que sufre los efectos del cierre de estaciones del subterráneo.

Dirigentes de los comercios pequeños anticipan que el sector perderá unos 50.000 empleos, cifra que el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, elevó a unos 300.000 en los próximos meses si no se calma la tensión social. La última cifra oficial a fines de noviembre cifró el desempleo en un 7%.

El Banco Central inició el lunes una intervención con la mitad de sus reservas, 20.000 millones de dólares, para calmar la especulación y el temor, y para sostener el peso, que ha llegado a mínimos históricos. El lunes la moneda estadounidense se cotizaba en 812 pesos.