AP NEWS
Related topics

Miles protestan en Líbano a favor y contra el presidente

November 4, 2019
Simpatizantes del presidente de Líbano Michel Aoun sostienen imágenes de él y banderas libanesas durante una protesta en Beirut, el domingo 3 de noviembre de 2019. (AP Foto/Hassan Ammar)
Simpatizantes del presidente de Líbano Michel Aoun sostienen imágenes de él y banderas libanesas durante una protesta en Beirut, el domingo 3 de noviembre de 2019. (AP Foto/Hassan Ammar)

BEIRUT (AP) — Decenas de miles de personas participaron el domingo en protestas a favor y en contra del gobierno de Líbano, incluyendo miles que marcharon hasta el palacio presidencial en respaldo al mandatario y otras que se reunieron en el centro de Beirut para exigir la salida de la élite política.

El movimiento antigubernamental sin un líder visible ha unido a los libaneses de varias sectas religiosas, que piden la caída del sistema político que ha dominado al país desde la guerra civil librada de 1975 a 1990. El acuerdo que puso fin al conflicto distribuyó el poder entre cristianos, chiíes y suníes, pero derivó en décadas de corrupción y mala gestión económica que culminaron con una severa crisis fiscal.

Alrededor del mediodía del domingo, el presidente Michel Aoun se dirigió a miles de sus simpatizantes en una marcha cerca del palacio presidencial a las afueras de Beirut.

“Hay muchas plazas y nadie debería poner a unos en contra de otros, ni a una manifestación contra otra”, declaró, y añadió que se hará más para combatir la arraigada corrupción en la política.

Horas después del discurso del presidente, decenas de miles de manifestantes se reunieron en una enorme plaza del centro de Beirut para exigir al gobierno que acelere la transición política después de la renuncia del primer ministro Saad Hariri la semana anterior. También convocaron a una huelga general el lunes para presionar a la clase política.

Los manifestantes en el centro de la ciudad gritaron consignas contra Aoun y el poder político establecido, señalando que “todos ellos” deberían irse. Fueron las dos protestas más grandes en la capital desde el martes, cuando decenas de simpatizantes del Hezbollah saquearon a unos manifestantes antigubernamentales que habían acampado, lesionando a algunos de ellos.

El partido cristiano de Aoun es aliado del grupo militante Hezbollah _respaldado por Irán_, que ha acusado a poderes extranjeros de manipular las protestas. El partido chií Amal, otro aliado cercano del Hezbollah, también organizó una marcha el domingo en respaldo de su líder y presidente del parlamento, Nabih Berri.

Aoun pidió a sus simpatizantes trabajar con los manifestantes antigubernamentales para erradicar la corrupción y crear un estado no sectario, según las declaraciones que se transmitieron en vivo en pantallas colocadas en la protesta realizada cerca del palacio presidencial de Baabda. Reconoció que la “corrupción no se acabará fácilmente porque tiene raíces profundas desde hace décadas”.