AP NEWS
Related topics

Cuba muestra a opositor autolesionándose y acusa a EEUU

November 28, 2019 GMT
En esta foto de archivo del 22 de marzo de 2016, José Daniel Ferrer (izquierda), aparece junto a Juana Mora Cedeño (centro) y Antonio Rodiles (derecha), escuchando durante una reunión con el presidente Barack Obama en la embajada de Estados Unidos en La Habana. El miércoles 20 de noviembre de 2019 el gobierno cubano acusó a la principal diplomática estadounidense en el país de trabajar de cerca con Ferrer, el líder detenido de uno de los grupos opositores más grandes de la isla. (Foto AP/Pablo Martínez Monsiváis, Archivo)
En esta foto de archivo del 22 de marzo de 2016, José Daniel Ferrer (izquierda), aparece junto a Juana Mora Cedeño (centro) y Antonio Rodiles (derecha), escuchando durante una reunión con el presidente Barack Obama en la embajada de Estados Unidos en La Habana. El miércoles 20 de noviembre de 2019 el gobierno cubano acusó a la principal diplomática estadounidense en el país de trabajar de cerca con Ferrer, el líder detenido de uno de los grupos opositores más grandes de la isla. (Foto AP/Pablo Martínez Monsiváis, Archivo)

LA HABANA (AP) — Cuba mostró imágenes del disidente José Daniel Ferrer, centro de una campaña de reclamos por los derechos humanos encabezada por Estados Unidos, autolesionándose en una sala policial y acusó a la representante de Washington en la isla de dirigir al opositor.

La televisión estatal usó 10 minutos de su noticiero en horario central el miércoles por la noche para transmitir un reportaje sobre el caso de Ferrer, actualmente preso.

Ferrer lidera la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), un pequeño grupo del oriente de la isla.

“Es una nueva oleada de calumnias del gobierno de Estados Unidos contra Cuba”, dijo el locutor al señalar que desde las últimas semanas Washington comenzó a presionar por el arresto de Ferrer por parte de las autoridades isleñas publicando sus denuncias en redes sociales y mediante comunicados oficiales.

Ferrer fue encarcelado a comienzos de octubre y las autoridades cubanas no dijeron hasta la semana pasada, un mes después, los cargos que pesaban sobre él, por lo que además de funcionarios estadounidense, disidentes y organizaciones como Amnistía Internacional reclamaron por su situación legal y su salud.

El gobierno informó finalmente que había sido arrestado por agredir a otro hombre y ocasionarle lesiones y se encontraba en un proceso judicial.

En el video del miércoles a la noche se mostraron declaraciones de Sergio García González, quien dijo ser la persona atacada por Ferrer.

“Me estoy recuperando luego del incidente”, expresó García. “Es algo bochornoso y doloroso, nunca pensé que esto podría suceder de ser agredido”, manifestó antes las cámaras.

Según el locutor, Ferrer tiene antecedentes de conducta violencia desde 1993.

Pero además el reportaje ofreció imágenes de la encargada de Negocios de Estados Unidos en la isla, Mara Tekach, visitando la casa de Ferrer y de su esposa asegurando que no había podido ni tocar a su marido porque este carecía de fuerzas, que había perdido peso y no recibió atención médica adecuada.

“La Embajada de Estados Unidos en La Habana ha sido el vehículo de atención y dirección de las acciones y conductas de José Daniel Ferrer García. La jefa de la misión diplomática de Estados Unidos en Cuba dirige personalmente a ese ciudadano”, expresó el locutor. “Le incita al desacato de las fuerzas del orden público”.

El reportaje también mostró videos del encuentro de Ferrer con la familia en el cual se lo ve aparentemente bien.

Al mismo tiempo se exhibieron imágenes del disidente en una sala policial dándose golpes en la cabeza contra una mesa de metal, tirando muebles y gritando.

“Estas imágenes demuestran al mundo quién agrede a José Daniel, quién lo tortura y quién lo maltrata físicamente”, expresó el locutor.

El locutor aseguró además que el opositor había recibido en lo que va del año 50.000 dólares del gobierno de Estados Unidos mediante la Fundación Nacional Cubano-americana, con sede en Miami.

El reportaje incorporó además imágenes de una entrevista en una cadena hispana de Estados Unidos, en la que el propio Ferrer reconocía que esta institución era la que le proporciona los fondos para sus actividades.

La tensión entre Cuba y los Estados Unidos se encuentra en su punto más alto, luego de un año en que la administración del presidente Donald Trump aprobara una serie de medidas para asfixiar la economía de la isla con el explícito objetivo de derrocar al gobierno e imponer un modelo político diferente.

Washington limitó los viajes de sus ciudadanos, hizo listas negras de empresas, suspendió los cruceros y parte de los vuelos, multó compañías de terceros países y castigó navieras que se atrevieron a traer petróleo, entre otras.

Además, activó el capítulo III de la Ley Helms-Burton que permite poner demandas judiciales contra compañías de otros países que operen con bienes nacionalizados tras el triunfo de la revolución en 1959, lo que le ocasionó agrias críticas de la Unión Europea.

Aunque las Embajadas de ambos países reabrieron en 2015 bajo la administración del expresidente Barack Obama, las tensiones han rebajado la categoría de sus representantes a la de encargada de negocios, el rango de Tekach.

La “secuencia irracional de medidas de recrudecimiento del bloqueo y mentiras” del gobierno de Washington contra “Cuba buscan fabricar pretextos que conlleven al cierre de las misiones diplomáticas, lo cual es contrario al deseo de ambos pueblos, los cubanos residentes en Estados Unidos y la comunidad internacional”, expresó unas horas antes de la transmisión del video el canciller cubano Bruno Rodríguez en su cuenta de Twitter.

___

Andrea Rodríguez está en Twitter como www.twitter.com/ARodriguezAP