AP NEWS
Related topics

Esposa de expresidente de Perú podría volver a la cárcel

March 12, 2020 GMT

LIMA (AP) — La Fiscalía peruana pidió el miércoles imponer tres años de cárcel a Nadine Heredia, esposa del expresidente Ollanta Humala, mientras la investigan por sus nexos con Odebrecht.

De confirmar el juez la petición, la exprimera dama iría a prisión por segunda vez.

Rafael Vela, fiscal jefe de la investigación a la élite política peruana, dijo a la prensa que se investiga a Heredia por dos delitos de corrupción relacionados con el favorecimiento que Odebrecht recibió para construir un gasoducto.

Heredia, de 43 años, ya estuvo en prisión entre 2017 y 2018 junto al expresidente Humala (2011-2016). Era la primera vez que una pareja presidencial en Perú iba a la cárcel. En esa ocasión eran investigados por recibir tres millones de dólares para su campaña presidencial de 2011.

Para ese primer caso, la fiscalía ha solicitado una pena de 26 años a la cárcel para Heredia.

En declaraciones durante un viaje a la ciudad brasileña de Curitiba, Vela indicó que la investigación --que empezó hace tres años-- encontró una estructura comandada por Heredia y Humala, secundada por varios ministros y funcionarios, con el objetivo de favorecer a Odebrecht y perjudicar al dinero público.

Jorge Barata, quien fue el funcionario más importante de Odebrecht en Perú, dijo a los fiscales que la esposa de Humala realizó gestiones para favorecer con el gasoducto a la compañía brasileña.

Perú canceló en 2017 el proyecto del gasoducto y en febrero Odebrecht demandó a Perú por 1.200 millones de dólares ante un tribunal de arbitraje del Banco Mundial en Washington.

Los escándalos de corrupción ligados a la constructora brasileña han golpeado desde 2016 a la clase política peruana como a ninguna otra en la región y en especial a sus cuatro expresidentes.

Alan García, presidente entre 2006 y 2011, se suicidó de un tiro en la cabeza en 2019 poco antes de ser detenido. Antes se había asilado en la embajada uruguaya en Lima.

Alejandro Toledo (2001-2006) está preso en Estados Unidos mientras se tramita su extradición y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) está bajo arresto domiciliario.