Related topics

    Panamá absuelve a militares por el homicidio de un opositor

    April 28, 2022 GMT

    PANAMÁ (AP) — Un jurado de conciencia declaró el miércoles inocentes a cuatro militares acusados del homicidio del dirigente comunitario Heliodoro Portugal, uno de los casos más emblemáticos de desaparición forzosa ocurridos a comienzos del régimen militar que imperó en Panamá entre 1968 y 1989.

    El juicio fue celebrado en el Tribunal Superior de Liquidación de Causas Penales y tras dos días de audiencia el jurado de conciencia integrado por cuatro mujeres y tres hombres declaró inocentes del delito de homicidio doloso a Lucinio miranda, Pedro Del Cid, Gabriel Correa y Pablo Garrido.

    El proceso para que se esclareciera el caso comenzó en 1990 cuando Patria Portugal denunció la desaparición física de su padre ocurrida en mayo de 1970. Heliodoro era entonces un joven opositor al régimen castrense y dirigente comunitario. Patria emprendió una lucha para que se aclarase el caso y se hiciera justicia, apenas meses después del fin de la dictadura militar que llegó con la expulsión del dictador Manuel Antonio Noriega por la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989.

    ADVERTISEMENT

    La fiscalía había solicitado en un principio juicio para siete militares, de los cuales sobreviven los cuatro que fueron juzgado en el Tribunal Superior de Liquidación de Causas Penales, dijo el Ministerio Público. Noriega, quien falleció seis años después de haber sido extraditado de Francia, figuró también entre los acusados por el homicidio de Portugal. Como parte del caso se declaró extinguida la acción penal.

    En 1999, los restos de Portugal fueron encontrados en los predios de un antiguo cuartel, luego que un exmilitar reveló a la iglesia católica que en un antiguo cuartel al este de la capital habían enterrado a una persona, que inicialmente se creía que era el sacerdote colombiano Héctor Gallego, defensor de campesinos y atacado por terratenientes.

    Tras una intensa lucha, la hija de Portugal logró que el Estado reconociera su responsabilidad en la desaparición de su padre y pidiera perdón después de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

    Un Tribunal Superior de Justicia, dictó el llamamiento a juicio en el caso Portugal en el 2010. A partir de ese momento, el tribunal “agendó fechas de audiencias en distintas ocasiones, las cuales no pudieron realizarse por diversas solicitudes y recursos que fueron presentados por las partes y que debían resolverse para cumplir con el debido proceso”, explicó el Órgano Judicial en un comunicado al inicio de la audiencia.

    La fiscalía solicitó una condena para los acusados y señaló que tenía pruebas contundentes de su culpabilidad recabadas durante la investigación, y afirmó que los cuatro implicados formaban parte de la extinta Guardia Nacional al momento del homicidio de Portugal.