ADVERTISEMENT
Related topics

Más países opuestos a que EEUU ocupe presidencia del BID

August 7, 2020 GMT

MIAMI (AP) — Más voces en Latinoamérica se han sumado para pedir que la elección del nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sea postergada después que Estados Unidos anunciara la postulación de un funcionario de la Casa Blanca, lo que rompería una tradición de décadas de liderazgo latinoamericano en esa institución. México anunció el viernes que apoya la postergación de la elección un día después de que Chile también se pronunciara en favor de demorarla. Con anterioridad la Unión Europa, varios de cuyos países son inversionistas del BID, pidió retrasar la elección.

ADVERTISEMENT

El debate tiene lugar mientras la región es el epicentro de la pandemia de coronavirus, que ha derivado en una crisis económica que según expertos necesitará de una inyección de miles de millones de dólares de organismos multilaterales como el BID, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para salir a flote.

El de la presidencia del BID “es un tema fundamental para Latinoamérica”, dijo a la AP Gaspard Estrada, director ejecutivo del Observatorio Político de América Latina y el Caribe (OPALC) de Sciences Po, en París, tras enfatizar los efectos de la pandemia en la región.

Uno de los temores que tienen algunos de los países de la región, indicó, es que si Estados Unidos asume la presidencia del BID condicione el otorgamiento de recursos en uno de los momentos en que la región más lo necesita por la pandemia.

“Lo que propone Trump es que el BID debe adaptarse a las prioridades de política exterior de Estados Unidos... y cambiar la naturaleza multilateral” del organismo”, expresó Estrada.

Las discusiones sobre el futuro de la institución se realizan también en medio de la campaña presidencial estadounidense, en la que el candidato de la oposición demócrata Joe Biden ha expresado su oposición a la propuesta de Donald Trump para el BID.

El Banco, creado al fin de la Segunda Guerra Mundial, ha tenido cuatro presidentes, todos ellos latinoamericanos.

El gobierno de Trump, que ha sido criticado por descuidar a Latinoamérica, anunció en julio que postularía a uno de sus consejeros de seguridad nacional para la presidencia del BID. Brasil, Colombia y Ecuador lo han apoyado.

Además del candidato estadounidense Mauricio Claver-Carone, también están postulados para la presidencia del BID la exmandataria de Costa Rica Laura Chinchilla y el secretario de Asuntos Estratégicos de Argentina, Gustavo Beliz, que trabajó en ese organismo desde 2005 durante unos seis años.

ADVERTISEMENT

Claver-Carone, un abogado cubano-estadounidense que está encargado del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, ha sido una figura clave de las políticas de sanciones y presiones de Trump hacia Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Por ahora no está claro si los países que se oponen a la candidatura de Claver-Carone conseguirán postergar las elecciones del BID de septiembre a marzo. Para posponer la asamblea de gobernadores que elegirá al presidente, deberían representar juntos al menos el 25% de la inversión de capital del banco. Si juntaran ese porcentaje no habría el quorum del 75% necesario para realizar la asamblea.

Estados Unidos es el mayor inversionista del BID, con el 30% del total de los fondos.

Con el pronunciamiento de México (que representa casi el 7,3%), Chile (el 3,1%), y de algunos países europeos, los gobiernos que se oponen a Claver-Darone o están en favor de postergar la votación representarían cerca del 30% de las acciones del banco, suficiente para quebrar el quorum del 75% necesario para la reunión anual de la junta de gobernadores del banco donde se elegirá el nuevo liderazgo.

Sin embargo, una acción tan hostil —que sólo Estados Unidos ha utilizado en el BID en el pasado— posiblemente sea resistida por incluso algunos de los críticos de Estados Unidos, de acuerdo con expertos. Para posponer la votación directamente —no la asamblea donde se realizaría la votación— se necesita del 50% de las acciones.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), la economía se contraerá al menos 9,1% en Latinoamérica en 2020 y la pobreza aumentará 7 puntos porcentuales para alcanzar al 37,3% de la población, unos 231 millones de personas.

Para poder financiar a Latinoamérica, el BID debería incrementar su capital, pero varios legisladores, entre ellos Patrick Leahy, el demócrata de mayor jerarquía en el Comité de Apropiaciones, han dicho públicamente que se oponen a cualquier aumento de capital en el BID si Claver-Carone se convierte en su presidente. Si el Senado cambia de signo político en los comicios de noviembre, es muy probable que Leahy se convierta en presidente de este comité.

Para el portavoz de la campaña de Biden, Kevin Munoz, la postulación de Claver-Carone “es sumamente preocupante en uno de los momentos más desafiantes para Latinoamérica y El Caribe, cuando el BID tendrá que desempeñar un papel fundamental en la recuperación económica de la región”.

.........

Los periodistas de la AP Joshua Goodman, en Miami; Almudena Calatrava, en Argentina; y Gonzalo Solano, en Ecuador, contribuyeron con esta información.