AP NEWS
Related topics

Seattle se apoya en sus estrellas para ganar

November 13, 2019 GMT
El coach de los Seahawks Seattle Pete Carroll celebra con el quarterback Russell Wilson en el triunfo del lunes 11 de noviembre ante los 49ers de San Francisco. (AP Photo/Tony Avelar)
El coach de los Seahawks Seattle Pete Carroll celebra con el quarterback Russell Wilson en el triunfo del lunes 11 de noviembre ante los 49ers de San Francisco. (AP Photo/Tony Avelar)

RENTON, Washington, EEUU. (AP) — Cuando los Seahawks de Seattle necesitaban que sus astros brillaran, ellos respondieron.

No importa cuántas formas distintas existan para desmenuzar las razones detrás del triunfo de Seattle por 27-24 en tiempo extra sobre los 49ers de San Francisco. Fue así de simple.

Ya sea Russell Wilson enriqueciendo su currículum de Jugador Más Valioso o Jadeveon Clowney con su partido de mayor impacto desde que fue cedido en canje por Houston, los Seahawks encontraron la forma de cambiar la conversación sobre su temporada con una brillante actuación de sus jugadores.

Seattle tiene ahora una foja de 8-2 de cara a su semana de descanso. El triunfo sobre San Francisco convirtió la División Oeste de la Conferencia Nacional en una verdadera pelea, en lugar de lo que parecía una eventual coronación de trámite para los 49ers. Seattle tiene ahora la ventaja, pues de ganar el resto de la temporada _incluyendo otro triunfo en la semana 17 ante San Francisco_ conseguirían el título divisional.

No están peleando sólo por un puesto en la postemporada, pueden ser campeones divisionales. Podrían tener un partido en su estadio. Los Seahawks pueden incluso soñar con ventaja de casa.

“Necesitamos los retos. Necesitamos estos grandes momentos y tenemos que entender cómo manejarlos y creo que lo de anoche fue muy bueno”, dijo el entrenador de Seattle Pete Carroll.

Wilson sobresalió todo el partido excepto con la intercepción al inicio del tiempo extra. Clowney fue una máquina de las estadísticas con cinco tacleadas, cinco golpes al quarterback, una captura, un balón perdido forzado, un balón perdido recuperado y su segundo touchdown de la temporada. Pero hubo muchos otros como Shaquill Griffin, Jarran Reed, Jacob Hollister y el recién llegado Josh Gordon, quienes tuvieron contribuciones significativas en el triunfo.

“Aún hay mucha temporada por delante”, comentó Wilson. “Estamos ansiosos, estamos ansiosos por seguir el camino”.

QUÉ FUNCIONA

Después de semanas de espera, la línea defensiva de Seattle dominó. Ya fuera por el hecho de jugar en lunes por la noche o por duelos favorables entre ciertos jugadores, los Seahawks lograron que Jimmy Garoppolo luciera miserable quedándose en la bolsa y lanzando.

Con sus cinco capturas Seattle empató su máximo de temporada que tuvo en la semana 1. Los 10 golpes a un mariscal de campo fueron su máximo de la campaña. Además, limitaron a San Francisco a sólo 87 yardas por tierra y 3,2 yardas por acarreo.

Los 49ers venían promediando 181 yardas por partido mediante la vía terrestre.

Clowney fue el jugador más disruptivo, pero el regreso de Quinton Jefferson de una lesión y las yardas por tierra de Poona Ford, Al Woods y Jarran Reed tuvieron un papel al frente con Seattle.

QUÉ FALTA

El hecho de no proteger el balón puede enloquecer a Carroll. Seattle tuvo cinco balones sueltos y perdió tres de ellos. Hubo bastantes culpas repartidas.

Wilson incurrió en un fumble. Chris Carson en otro. Rashaad Penny perdió un balón. Incluso el tackle Germán Ifedi hizo lo propio. Seattle es tercero en la lista de balones sueltos con 18, aunque sólo han perdido 11.