AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Argentina: aumenta violencia contra niños en cuarentena

September 2, 2020 GMT

BUENOS AIRES (AP) — Los casos de violencia intrafamiliar y/o sexual contra niños y niñas de Argentina aumentaron 23% durante la extensa cuarentena impuesta por la pandemia de coronavirus, en la cual el encierro agravó la vulnerabilidad de las víctimas.

El ministerio de Justicia dio a conocer el miércoles la estadística sobre la base de los llamados recibidos a la línea telefónica 137 para denunciar estos delitos. La dependencia detalló que el crecimiento fue de 28% en violencia familiar y de 13% en violencia sexual.

“La falta de contacto y de vinculación con sus pares y adultos de referencia (familiares, docentes y médicos, entre otros) dificulta los pedidos de ayuda que los propios niños y niñas puedan hacer, o la intervención de personas cercanas que puedan detectar situaciones de maltrato y requerir asistencia del Estado”, dijeron las autoridades.

ADVERTISEMENT

Argentina, que ha registrado más de 428.000 contagios y cerca de 9.000 muertos, impuso la cuarentena el 20 de marzo. Si bien con el correr de los meses muchas actividades se flexibilizaron, los niños son parte de la población que sigue bajo aislamiento ya que las clases presenciales están suspendidas en la mayoría de las provincias.

Previo a la pandemia, UNICEF daba cuenta que en el 70% de los hogares del país los niños se veían expuestos a situaciones de violencia como gritos, insultos, zamarreos o golpes.

“Mientras sigan vigentes las medidas de aislamiento social para contener la pandemia del COVID-19, la convivencia ininterrumpida de las chicas y chicos con quienes en muchos casos son sus agresores aumenta el riesgo de sufrir situaciones de violencia familiar y de género, así como las dificultades para denunciarlo”, advirtió el informe oficial.

Otro fenómeno sobre el cual alertaron las autoridades fue un aumento exponencial durante la cuarentena de 267% en los casos de niños y niñas violentados en un entorno digital, ya sea por grooming y/o utilización de imágenes pornográficas.

Como una forma de llamar la atención sobre estas problemáticas, organizaciones civiles y entidades públicas lanzaron el miércoles una campaña pública protagonizada por niños y niñas para alertar sobre este flagelo y la necesidad de que los adultos se involucren para consultar y pedir información y asistencia del Estado bajo al consiga “De los chicos y las chicas Somos Responsables”.