AP NEWS
Related topics

Leicester: Del precipicio del descenso a líder de la Premier

December 23, 2015 GMT
El técnico de Leicester, Claudio Ranieri, festeja un triunfo contra Everton por la liga Premier el sábado,1 9 de diciembre de 2015, en Liverpool, Inglaterra. (Peter Byrne/PA via AP) UNITED KINGDOM OUT
El técnico de Leicester, Claudio Ranieri, festeja un triunfo contra Everton por la liga Premier el sábado,1 9 de diciembre de 2015, en Liverpool, Inglaterra. (Peter Byrne/PA via AP) UNITED KINGDOM OUT

LONDRES (AP) — Leicester no tenía mucho que celebrar la Navidad pasada. Hundido en el sótano de la liga Premier, el equipo encaraba la posibilidad de descender a la segunda división.

Ahora es Leicester el que mira a todos desde la cima.

Después de estar en el fondo de la tabla, Leicester se salvó del descenso y escaló en 12 meses hasta convertirse en el sorpresivo líder de la Premier, por encima de titanes como Arsenal, Manchester City, Chelsea y Manchester United. Y lo consiguió sin vaciar la chequera, con fichajes astutos que han superado por mucho las expectativas, y un cambio de timonel que resultó de maravillas.

Su ascenso a lo más alto de la Premier es casi tan inesperado como el colapso de Chelsea, el actual monarca que está apenas tres puntos por encima de la zona de descenso. Cuando Leicester derrotó este mes a los Blues, el resultado ya no fue considerado como una sorpresa, aunque le costó el puesto al técnico José Mourinho.

El contraste entre estos dos equipos ha sido la mayor sorpresa en la historia de la liga Premier.

“No sé cómo es posible”, reflexionó esta semana el técnico de Leicester, Claudio Ranieri. “Creo que es un logro fantástico. Si no me equivoco, Leicester jamás ha sido líder de la liga en este punto de la temporada”.

El equipo, con sede en una ciudad en el centro de Inglaterra que es más conocida por su industria textil y su equipo de rugby, jamás ha sido campeón del fútbol inglés. Ni en la era de la liga Premier, que comenzó en 1992, ni en toda su historia que se remonta al siglo 19. El único título en sus vitrinas es la Copa de Liga, que conquistó tres veces, la más reciente en 2000.

Consciente de lo cerca que estuvo el equipo del descenso la temporada pasada bajo la conducción de Nigel Pearson, Ranieri intenta atajar las expectativas de los fanáticos. La meta para esta campaña sigue siendo alcanzar los 40 puntos que deben asegurar la permanencia en la Premier. Leicester, con 38 unidades, podría superar esa cifra al llegar a la mitad de la temporada si vence el sábado a Liverpool.

A medida que Leicester seguía sumando puntos, todos esperaban el inevitable colapso para dar paso a los gigantes del fútbol inglés. Pero al acercarse el ecuador de la campaña, la espera continúa y el equipo continúa su marcha en la cima, con apenas una derrota —ante Arsenal— en 17 partidos.

De todas formas, Ranieri no quiere pensar en la posibilidad de levantar en mayo el trofeo de campeón de la liga de fútbol más lucrativa del planeta.

“No creo que estemos listos para luchar por el campeonato”, dijo, aunque su equipo tiene dos puntos de ventaja sobre Arsenal y seis sobre Manchester City.

Antes de esta campaña, Leicester gastó cerca de 30 millones de dólares en refuerzos, o una sexta parte de lo que gastó el City.

“No tenemos la misma calidad que el City, que Arsenal, pero luchamos juntos”, afirmó Ranieri. “Cada balón para nosotros es como el último. Eso es lo que creemos”.

Y a diferencia de Manchester United, que ha gastado unos 400 millones en los últimos 18 meses pero marcha quinto en la tabla, Leicester tiene goleadores que pasan por una buena racha.

Lionel Messi, Neymar, Luis Suárez y Cristiano Ronaldo son algunos de los artilleros más caros del mundo, pero ninguno tiene tantos goles esta temporada en España como los 15 de Jamie Vardy.

El ariete, que hace poco jugaba en una liga semiprofesional, fijó un récord en la Premier al anotar en 11 partidos consecutivos. Nada mal para un jugador que costó a Leicester apenas un millón de libras.

En un momento en su carrera, el ariete de 28 años ganaba 30 libras (45 dólares) por partido mientras jugaba en canchas de barro frente a algunos cientos de fanáticos. Ahora algunos calculan su valor en hasta 50 millones, y es mencionado como posible blanco de Chelsea y Manchester United.

“No me lo creo”, dijo Vardy. “Todos saben el camino que tuve que recorrer, y cómo llegué a dónde estoy ahora”.

Los Zorros también cuentan con Riyad Mahrez, quien con 13 dianas es el segundo máximo artillero del campeonato. El argelino era otro desconocido cuando fue fichado por 400.000 libras en enero de 2014 procedente del club francés Le Havre.

El sueño del equipo quedaría destrozado si Leicester decide sacar provecho de su éxito y vende a Vardy y Mahrez en el mercado de invierno.

“Somos el orgullo de la ciudad, y esa es una sensación muy bonita para nosotros, así que tenemos que seguir”, comentó Mahrez.