ADVERTISEMENT
Related topics

Biden alerta a las empresas de posibles ciberataques rusos

March 21, 2022 GMT
Anne Neuberger, asesora adjunta de seguridad nacional para tecnologías cibernéticas y emergentes, habla junto a la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una reunión con reporteros en la Casa Blanca, el lunes 21 de marzo de 2022, en Washington. (AP Foto/Patrick Semansky)
Anne Neuberger, asesora adjunta de seguridad nacional para tecnologías cibernéticas y emergentes, habla junto a la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una reunión con reporteros en la Casa Blanca, el lunes 21 de marzo de 2022, en Washington. (AP Foto/Patrick Semansky)
Anne Neuberger, asesora adjunta de seguridad nacional para tecnologías cibernéticas y emergentes, habla junto a la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una reunión con reporteros en la Casa Blanca, el lunes 21 de marzo de 2022, en Washington. (AP Foto/Patrick Semansky)
Anne Neuberger, asesora adjunta de seguridad nacional para tecnologías cibernéticas y emergentes, habla junto a la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una reunión con reporteros en la Casa Blanca, el lunes 21 de marzo de 2022, en Washington. (AP Foto/Patrick Semansky)
Anne Neuberger, asesora adjunta de seguridad nacional para tecnologías cibernéticas y emergentes, habla junto a la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante una reunión con reporteros en la Casa Blanca, el lunes 21 de marzo de 2022, en Washington. (AP Foto/Patrick Semansky)

RICHMOND, Virginia, EE.UU. (AP) — El presidente Joe Biden está pidiéndoles a las empresas de Estados Unidos asegurarse que sus puertas digitales estén bien cerradas debido a “datos de inteligencia en evolución” de que Rusia está considerando lanzar ciberataques contra blancos cruciales de infraestructura en un momento en que sigue combatiendo en Ucrania.

La principal asesora de Biden en materia de ciberseguridad, Anne Neuberger, expresó el lunes en una rueda de prensa en la Casa Blanca su frustración por el hecho de que algunas entidades de infraestructura crucial han ignorado las alertas de agencias federales para que corrijan problemas ya conocidos en el software que podrían ser aprovechados por hackers rusos.

“A pesar de estas repetidas advertencias, seguimos viendo cómo los adversarios comprometen sistemas que utilizan vulnerabilidades ya conocidas para las que existen parches” informáticos, dijo Neuberger, asesora adjunta de seguridad nacional del presidente para tecnologías cibernéticas y emergentes. “Eso les facilita mucho las cosas a los atacantes”.

ADVERTISEMENT

Desde mucho antes de que Rusia invadiera Ucrania el mes pasado, el gobierno federal le ha estado advirtiendo a las empresas estadounidenses de las amenazas que representan los hackers del Estado ruso.

La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA, por sus siglas en inglés) lanzó la campaña “Shields Up” (“Escudos arriba”), destinada a ayudar a las empresas a reforzar sus mecanismos de protección, e instó a las compañías a realizar copias de seguridad de sus datos, activar la autentificación multifactorial y tomar otras medidas para mejorar la higiene cibernética.

Neuberger dijo que no hay datos de inteligencia que dejen entrever un ciberataque ruso específico contra objetivos estadounidenses, pero sí dejó claro que ha habido un aumento de “actividad preliminar”, como la exploración de sitios web y la búsqueda de vulnerabilidades, algo común entre los piratas informáticos de Estados nacionales.

​​En un comunicado, Biden dijo que Moscú podría lanzar un ciberataque contra blancos estadounidenses como represalia por “los costos económicos sin precedentes que le hemos impuesto” a Rusia mediante sanciones.

“Es parte del libro de estrategias de Rusia”, declaró el mandatario.

Estados Unidos y sus aliados han aplicado una serie de sanciones destinadas a paralizar la economía rusa, y Biden anunció recientemente que Washington está enviando más armas antiaéreas y antiblindaje, así como aviones no tripulados para ayudar a Ucrania.

La embajada rusa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.