AP NEWS
Related topics

Espía rusa regresa a Moscú tras ser deportada desde EEUU

October 26, 2019
1 of 4
La agente rusa Maria Butina sonríe mientras habla con la prensa al llegar de Estados Unidos al aeropuerto internacional de Moscú Sheremetyevo en las afueras de Moscú, Rusia. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)
1 of 4
La agente rusa Maria Butina sonríe mientras habla con la prensa al llegar de Estados Unidos al aeropuerto internacional de Moscú Sheremetyevo en las afueras de Moscú, Rusia. (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

MOSCÚ (AP) — Una mujer que fue condenada a prisión por espiar para Rusia regresó a su patria el sábado, deportada por Estados Unidos, después de cumplir su sentencia de cautiverio.

Maria Butina, una activista por los derechos de portar armas y quien buscaba infiltrarse en los grupos políticos conservadores de Estados Unidos y promover los intereses de Rusia en el momento en que Donald Trump subió al poder, salió el viernes de una prisión de bajo nivel de seguridad en Florida. Había estado detenida desde su arresto en julio de 2018.

“Estoy muy, muy, muy contenta de estar de regreso en casa. Estoy muy agradecida con todos los que me apoyaron, con todos los ciudadanos rusos que me ayudaron, escribieron cartas y donaron dinero para mi defensa”, dijo.

En diciembre, la exestudiante de posgrado se declaró culpable de conspirar para actuar como una agente no registrada para Rusia. Butina admitió que ella y un exlegislador ruso trabajaron para aprovechar contactos en la Asociación Nacional del Rifle para buscar cauces indirectos con la derecha estadounidense.

La vocera del Ministerio de Exteriores de Rusia, quien también se reunió con Butina en el aeropuerto, dijo que la mujer de 30 años fue víctima de prejuicios muy arraigados contra Rusia.

“Desafortunadamente, esto es lo que inició la administración previa de Estados Unidos: intentar destruir una relación bilateral”, dijo Maria Zakharova.

Desde la elección de Trump, funcionarios rusos han culpado consistentemente de las problemáticas relaciones a la llamada “rusofobia” heredada del gobierno del presidente Barack Obama.

“Realmente no lastimó a nadie. Es sólo una niña, es sólo una joven mujer. Intentó invertir en su juventud, si así lo quieren ver, en su regalo, su talento, en contactos personales”, dijo Zakharova.

El caso de Butina fue muy criticado en Rusia y el Ministerio de Exteriores hizo notar su postura de apoyo a la espía al utilizar su rostro como el avatar en su página de Facebook. Tras su regreso, el ministerio cambió el avatar por el símbolo ruso del águila bicéfala.