AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Argentina extiende cuarentena, pero relaja ciertas medidas

April 26, 2020 GMT
Los trabajadores de la ciudad desinfectan las calles para ayudar a contener la propagación del nuevo coronavirus en Santiago, Chile, el viernes 24 de abril de 2020. (AP Foto/Esteban Felix)
Los trabajadores de la ciudad desinfectan las calles para ayudar a contener la propagación del nuevo coronavirus en Santiago, Chile, el viernes 24 de abril de 2020. (AP Foto/Esteban Felix)

Argentina mantendrá la cuarentena hasta el 10 de mayo, permitirá salir a actividades recreativas no deportivas en un radio de 500 metros una hora al día y flexibilizará las medidas en algunos aglomerados urbanos de menos de 500.000 habitantes y donde se cumpla una serie de condiciones específicas, anunció el sábado en la tarde el presidente Alberto Fernández.

Esto afectaría sobre todo a provincias y ciudades donde no hubo circulación del coronavirus o en las que en los últimos días no se registraron casos de contagio, entre otros factores, siempre y cuando no se permita la movilización de más de la mitad de la población. El gobierno nacional permitirá a los gobiernos provinciales tomar decisiones sobre qué actividades pueden volver a funcionar.

Sin embargo, Fernández anunció que las medidas estrictas de cuarentena continuarán en la mayoría de las zonas más afectadas y de mayor aglomeración urbana, como Buenos Aires y zonas conurbadas y grandes ciudades como son Mendoza, Córdoba y Rosario, donde vive la mayor población del país.

El presidente manifestó que en el país los casos se multiplican en la actualidad cada 17 días, algo que consideró un logro de su gobierno.

Las clases no se retomarán, los funcionarios públicos no volverán a sus trabajos, se mantendrán suspendidos eventos públicos y privados, centros comerciales y recreativos y restaurantes permanecerán cerrados así como la actividad turística.

De acuerdo con Fernández, el sistema sanitario del país se ha reforzado con 700 nuevos ventiladores mecánicos, 11.518 nuevas camas y más de 4.000 profesionales sanitarios incorporados.

Fernández afirmó que aunque el país entró en una nueva etapa del control de la pandemia, “estamos lejos de decir que esto está terminado”.

El presidente recomendó el uso de mascarillas faciales, no utilizar el transporte público y mantener las distancias de dos metros, entre otras medidas.

Argentina registra 3.780 contagios y 185 muertos, según el último balance del sábado.

Chile reportó el sábado su mayor cifra de contagios por coronavirus en un solo día, mientras que el gobierno anunció la llegada de un nuevo lote de ventiladores mecánicos y la puesta en marcha de un plan para ayudar a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar en zonas de cuarentena.

Los nuevos infectados alcanzan la suma de 552 para hacer un total de 12.858, con 181 fallecidos, según el reporte de las autoridades chilenas.

América Latina seguía sumando casos, aunque también aparecían algunas señales de optimismo a medida que numerosos pacientes se recuperaban y se abría la posibilidad de un retorno gradual de actividades en algunos sectores de la economía.

El presidente chileno Sebastián Piñera informó en la jornada la llegada de 72 nuevos ventiladores mecánicos y la disponibilidad de más de 600 de estos aparatos a lo largo del país. Y la ministra chilena de la Mujer, Carolina Cuevas, anunció el nuevo plan “Mascarilla 19”, similar al implementado en otros países y en coordinación con las farmacias, para asistir a mujeres en zonas de cuarentena víctimas de violencia intrafamiliar. En el país se han incrementado los reportes de violencia de ese tipo, según las autoridades.

En la capital del país también se registraron la noche del viernes incidentes violentos en el barrio de Villa Francia, en donde se quemó un autobús durante las horas del toque de queda que sigue rigiendo en todo el territorio chileno.

Esto en medio del plan anunciado por Piñera de “retorno seguro” con el que busca la vuelta a la normalidad, aunque manteniendo el distanciamiento social, el lavado de manos y uso de mascarillas.

ADVERTISEMENT

En Colombia, el presidente Iván Duque se mostró esperanzado luego de 31 días de una cuarentena obligatoria que se extiende hasta el 11 de mayo, aunque admitió que queda mucho camino por recorrer en la batalla para controlar la pandemia.

Destacó que más de 1.000 personas se han recuperado del COVID-19, en un país que hasta el sábado tenía 5.142 infectados y 233 fallecidos.

El lunes se reiniciaba de manera gradual la actividad en el sector de la construcción y manufactura en Colombia, pero bajo medidas obligatorias de bioseguridad. El transporte aéreo y terrestre, así como las clases en los colegios, seguirán restringidas.

La compañía aérea colombiana Avianca señaló que pese a tener en tierra a más de 130 aeronaves por el cierre de aeropuertos, está operando con 17 de ellas en vuelos humanitarios y de carga.

En Paraguay, donde se registran 223 casos y 9 fallecidos, el gobierno anunció que extiende una semana más la cuarentena total, hasta el 4 de mayo.

Mientras que en Venezuela, el registro de contagiados subió a 313 tras la detección de cinco nuevos casos, entre quienes se incluyen una bebé de siete meses, una mujer y su hija de cinco años que forma parte del grupo de 11.000 migrantes que ingresaron al país recientemente por el estado occidental del Táchira, próximo a la frontera con Colombia , indicó la vicepresidenta Delcy Rodríguez. La cifra de fallecidos se mantiene en 10.

Del total de contagiados 132 están recuperados y 181 están internados en centros de salud públicos y privados, precisó Rodríguez. Los dos primeros casos de contagiados fueron reportados para el 13 de marzo en la nación sudamericana.

Por su parte, las autoridades de México elevaron el sábado por la noche a más de 13.800 los casos confirmados de COVID-19 con al menos 1.305 muertes e informaron que los hospitales del país designados para tratar a pacientes del nuevo coronavirus todavía cuentan con bastante capacidad para recibir enfermos.

Según los datos proporcionados por el subsecretario Hugo López-Gatell, vocero del gobierno mexicano para la pandemia, los centros hospitalarios de la capital y del Estado de México, las dos entidades con más contagios, estaban al 53% y 40% de su capacidad, respectivamente, mientras que el resto de estados se situaban por debajo de esas cifras.

El pico de la epidemia se prevé para mediados de mayo y se estima que el número de contagios crezca mucho más deprisa en los próximos días, tal como ha ocurrido en otros países.

En el momento álgido de la pandemia, México confía en tener 733 hospitales COVID disponibles, pero de momento solo hay 610 con unas 11.600 camas, agregó López-Gatell.

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó, en un mensaje transmitido a través de sus redes sociales el sábado por la tarde, que gracias a las acciones del gobierno y a la próxima entrada en vigor del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, la economía mexicana mejorará rápido.

“Ya falta poco”, sostuvo. “Ya estamos viendo la luz al final del túnel”.

No obstante, los expertos coinciden en que lo peor está por venir.

En Bolivia, el Ministerio de Salud informó que el sábado se reportaron 51 nuevos casos, con lo que la cifra total se eleva a 820 y 46 decesos.

Mientras que las alcaldías de las dos ciudades más grandes del país han pedido que se extienda más de 15 días la cuarentena. Bolivia inició la medida de prevención el 22 de marzo y la amplió hasta el 30 de abril.

Sin embargo, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, expresó que la cuarentena debería ser flexibilizada previo análisis y condiciones de contagio de cada municipio —aunque adelantó que la decisión final se la tomará el lunes en una reunión ministerial.

En cuanto a la situación en Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei anunció en cadena nacional el sábado un nuevo aumento de casos positivos a coronavirus en el país, llegando a 460 personas positivas y 13 más fallecidos.

El presidente dijo que a partir del domingo aquellos mercados que no acaten órdenes de distanciamiento social, uso de mascarillas y prohibición de acceso a niños y adultos mayores serán cerrados por tiempo indefinido, y recriminó que algunos vendedores de mercado no están cumpliendo con las órdenes para evitar los contagios.

En América Latina hay más de 145.000 contagiados y más de 6.000 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 2,8 millones de personas y causado la muerte a más de 200.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

ADVERTISEMENT