AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Spieth, Woods, McIlroy compiten por saco verde del Masters

April 10, 2019
1 of 2
Jordan Spieth golpea la pelota desde el bunker al segundo green durante una práctica para el Masters en el Club de Golf Augusta National, el martes 9 de abril del 2019, en Augusta, Georgia. (Curtis Compton/Atlanta Journal-Constitution via AP)
1 of 2
Jordan Spieth golpea la pelota desde el bunker al segundo green durante una práctica para el Masters en el Club de Golf Augusta National, el martes 9 de abril del 2019, en Augusta, Georgia. (Curtis Compton/Atlanta Journal-Constitution via AP)

AUGUSTA, Georgia, EE.UU. (AP) — Tiger Woods ha ganado de nuevo, lo cual lo hace más atractivo para el Masters.

“He trabajado duro para volver a ser un jugador que puede ganar torneos”, dijo.

Rory McIlroy es el favorito en las apuestas - incluso tal vez sea el favorito sentimental. Por quinta oportunidad busca conquistar el torneo del Grand Slam que le falta en su carrer, en el Augusta National, y nunca ha comenzado un año tan bien como lo ha logrado en éste.

El norirlandés ganó el Players Championship, jugó en el último grupo de otros tres certámenes, y todavía no queda por debajo de los 10 primeros en los siete torneos que ha disputado en la Gira de la PGA.

“Estoy contento por cómo están las cosas - cuerpo, mente y juego”, dijo McIlroy.

Para Jordan Spieth, esas palabras suenan tan armoniosas como los trinos de los pájaros que hacen su nido en los pinos de Georgia. En cualquier otro año, se consideraría a Spieth entre los candidatos, en la víspera de que comience la 83ra edición del Masters el jueves.

“No siento ninguna presión adicional esta semana”, dijo Spieth. “Siento que estoy por debajo del radar, lo cual es realmente bueno”.

Quizás no pueda conservar esa discreción durante mucho tiempo.

Desde Woods, ningún golfista joven había podido lucir tanto en el Augusta National. En cinco apariciones, comenzando con su debut a los 20 años, cuando fue segundo, Spieth acumula un saco verde, un récord compartido del mejor marcador en el certamen, dos medallas de plata como subcampeón y un cierre que lindó con lo histórico el año pasado, hasta que golpe´un árbol con su tiro de salida hacia el hoyo 18.

Se resignó entonces a un bogey y a una tarjeta de 64 golpes.

Su peor lugar se remonta a 2017, cuando quedó empatado en el undécimo peldaño. E incluso entonces, comenzó la ronda final apenas dos goples detrás del puntero. No es de sorprender que haya considerado al Masters su “torneo favorito de todo el mundo”.

Eso hace que este año sea muy intrigante para Spieth.

Spieth fue considerado el nuevo astro del golf hace dos años, cuando ganó el Abierto Británico, para hacerse de su tercer cetro de un Grand Slam, pero actualmente, el texano de 25 años atraviesa una racha aciaga.

No ha ganado desde entonces. Tampoco ha finalizado entre los 10 mejores en sus últimos 15 torneos. Y lo más frustrante para él debe ser que ha terminado en promedio a más de 14 golpes del ganador , salvo en tres torneos en los que n pasó siquiera el corte.

Pero si algún campo de golf puede curar lo que le aqueja, ese sería el Augusta National.

Spieth denota bastante paciencia, o acaso confianza.

“Mis expectativas son altas esta semana. Me siento bien por mi nivel de juego en este momento”, dijo Spieth, quien tuvo rondas de 73 y 72 el fin de semana en el Abierto de Texas, lo cual llevó de un empate en el segundo puesto a uno en el 30mo lugar.

McIlroy es uno de los cinco mejores jugadores del mundo que tienen oportunidades de terminar el Masters con un saco verde y en el número uno del escalafón. Y si no se corona alguno de esos jugadores, todos los demás _87, seis de ellos amateurs_ buscarán demostrar que el torneo es para cualquiera. Ese ha sido el caso durante muchos años.

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.