AP NEWS
Related topics

Poca información del COVID-19 para hispanohablantes en EEUU

March 19, 2020 GMT
Irene Lucio, quien es bilingüe, examina a un paciente que ingresó al Centro Médico Valleywise durante el brote de COVID-19, el lunes 16 de marzo de 2020, en Phoenix. (AP Foto/Ross D. Franklin)
Irene Lucio, quien es bilingüe, examina a un paciente que ingresó al Centro Médico Valleywise durante el brote de COVID-19, el lunes 16 de marzo de 2020, en Phoenix. (AP Foto/Ross D. Franklin)

PHOENIX (AP) — Osvaldo Salas habla un poco de inglés, pero no con fluidez. El hombre de los suburbios de Phoenix depende de la televisión en español y de amigos y familiares para obtener información sobre el coronavirus debido a que las autoridades locales y estatales no han publicado en internet actualizaciones en español, incluso mientras se expande el brote.

“Desafortunadamente, a la gente hispana les dan la espalda”, dijo Salas, que es cocinero. “La verdad la situación aquí en Phoenix está muy difícil”.

Mientras las autoridades gubernamentales de todo el país advierten sobre los peligros del coronavirus, lo hacen predominantemente en inglés. No están llegando a los millones de hispanohablantes en Estados Unidos que no dominan el inglés, para asegurarse de que sepan cómo mantenerse saludables.

Grupos activistas y los medios de comunicación en español han intervenido para cubrir esos vacíos mientras las ciudades y los estados aseguran que trabajan para traducir al segundo idioma más hablado del país los lineamientos sobre el lavado de manos y los efectos de cerrar escuelas y negocios.

En Arizona, donde el 30% de los residentes son hispanos, el Departamento de Servicios de Salud tiene un sitio web con actualizaciones sobre el coronavirus, pero no hay información en español.

El departamento de salud continúa traduciendo las actualizaciones sobre el coronavirus, dijo la directora Cara Christ. Pero el miércoles aún no había información en español y la agencia no respondió a una solicitud de comentarios sobre las preocupaciones de Salas. No se han difundido boletines de prensa en español, aunque las autoridades de salud han dado entrevistas en ese idioma a medios hispanos.

“Esta es una situación que evoluciona rápidamente, por lo que las cosas se actualizan casi a diario”, dijo Christ. “Estamos trabajando para traducir al español muchos de nuestros principales materiales y para tener español en nuestras redes sociales”.

Salas, el principal proveedor económico de su familia, dijo que le preocupa alimentar a su esposa y a sus cuatro hijos, uno de los cuales padece un raro trastorno genético que requiere atención las 24 horas del día. Dijo que el restaurante en el que trabaja cerrará y escuchó en las noticias que algunos de los distritos escolares que cerraron seguirán repartiendo alimentos gratuitos, pero no tiene idea si el suyo es uno de esos, porque no hay divulgación.

Thomas Saenz, presidente del Fondo Mexicano Estadounidense para la Defensa Legal y la Educación, una organización defensora de los derechos civiles, dijo que no le sorprende que algunos estados estén rezagados en su divulgación en español, especialmente aquellos como Arizona, en donde los inmigrantes y los hispanos enfrentan leyes hostiles y redadas para combatir la migración ilegal.

Afirmó que las comunidades hispanas y de inmigrantes ya enfrentan barreras en cuestión de salud, incluyendo el temor de buscar atención médica debido a su estatus migratorio.

“La falta de material bilingüe empeora algunos de estos temas que crean un acceso desigual a la información y los servicios”, dijo Saenz.

Para ayudar, un grupo activista está proporcionando información en español en un centro de trabajo para jornaleros de Pasadena, California, para ayudarlos a reducir su riesgo de infección y que estén preparados en caso de que enfermen o de que el gobierno ordene quedarse en las casas. El grupo National Day Laborer Organizing Network también transmitió un programa radiofónico dedicado al virus en las redes sociales, en el que se habló de estrategias de salubridad, cómo hablar con los niños sobre la enfermedad y del descenso drástico en el número de contrataciones de personal que han visto.

“Prefiero la información en español porque es nuestro idioma”, dijo Carlos, un jornalero que recibía información del centro y que se negó a dar su apellido por temor a represalias de las autoridades migratorias. “Nos están asesorando de cómo tenemos que actuar y cómo tenemos que prepararnos para enfrentar esto, más los que tenemos hijos, para no llevar esto a la casa porque los niños están fuera de la escuela.”

El medio noticioso hispano Noticias Telemundo informó que añadirá una transmisión semanal a nivel nacional enfocada en el coronavirus. También expandirá su programa matutino y su noticiero del mediodía para incluir segmentos sobre el virus.

Aunque los estados han comenzado a añadir el español a los sitios web de sus departamentos de salud, estas secciones pueden ser difíciles de hallar. Un día después de que The Associated Press le preguntó a la oficina de la gobernadora de Nuevo México sobre la falta del español en el sitio web del departamento de salud, su página en ese idioma lanzó una transmisión en vivo y la gobernadora Michelle Luján Grisham la promovió en español en Twitter. Un cintillo color morado en la parte superior de la página cuenta con un vínculo, en letras pequeñas, hacia las actualizaciones en español.

El estado más hispano del país también ha tenido a un educador y a un funcionario de salud disponibles en español en cada conferencia de prensa para dar entrevistas a la prensa hispana.

El alcance a las comunidades hispanohablantes ha sido mixto. El gobierno federal no ha hecho mucho, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés) tienen disponible información sobre el coronavirus en español en su sitio web, aunque es difícil de encontrar.

Los críticos aseguran que las actualizaciones en español tardan mucho en ser publicadas. Por ejemplo, la cuenta en Twitter de los CDC en español no ha tuiteado sobre el coronavirus y en su lugar retuiteó el martes un mensaje sobre el virus de la cuenta de Medio Ambiente de los CDC.

En estados de gran presencia hispana como Florida, muchas de las conferencias de prensa que dan las autoridades estatales han sido bilingües, y el departamento estatal de salud cuenta con agentes que hablan español disponibles a todas horas en el centro de atención telefónica de coronavirus, dijo el portavoz Alberto Moscoso.

El estado de Washington, que ha registrado el mayor numero de decesos relacionados con el virus en el país, publica información y noticias en inglés y español en su página web del departamento de salud. Funcionarios de salud trabajan con un despacho de traducción y con traductores independientes para difundir noticias en más de 40 idiomas, señaló la vocera Kathleen Meehan.

Meehan añadió que es la primera ocasión en que el departamento estatal de salud crea un grupo especial de participación comunitaria para atender aspectos como la barrera del idioma. Y aunque no es la primera vez que las autoridades de salud han tenido que comunicarse en otros idiomas, como durante incendios forestales, el brote viral no tiene precedentes, aseguró.

“Nuestros mensajes no son efectivos si la gente no puede entenderlos”, comentó Meehan.

En la región vitivinícola del condado Sonoma, California, las autoridades dan actualizaciones informativas en ambos idiomas, transmitiéndolas en Facebook Live.

En tanto, en El Paso, Texas, donde casi el 80% de los residentes son hispanos, los funcionarios han dado conferencias de prensa en ambos idiomas. El alcalde Dee Margo publica actualizaciones en inglés y español en su página oficial de Facebook.

Raquel Terán, una legisladora de Arizona y activista comunitaria, dijo que hace dos semanas les preguntó a las autoridades estatales si iba a haber información en español. Ahora, conforme se aceleran las advertencias — las autoridades estatales ordenaron el cierre de todas las escuelas y han llamado a la población a permanecer en casa — los mensajes en otros idiomas son esenciales, destacó Terán.

Dijo que el estado debería contratar traductores al español, resaltando que, aunque no todos los hispanos hablan español, muchos de ellos sí.

La comunidad quiere “escuchar una voz confiable”, declaró la legisladora. “Quieren escuchar a un mensajero confiable en español. Esa es la realidad”.

___

García Cano reportó desde Washington. Adriana Gómez Licón contribuyó con este despacho desde Miami.