AP NEWS
Related topics

Piloto de cohete sobrevivió de milagro

November 7, 2014

MOJAVE, California, EE.UU. (AP) — No había asientos eyectables ni forma fácil de salir del cohete turístico SpaceShipTwo en caso de un desastre.

Cuando el cohete superó la velocidad del sonido a unos 12 kilómetros de altura y se hizo pedazos, las probabilidades de sobrevivir eran escasas. Pero en el momento que trozos de la cabina, el fuselaje, un ala y un motor llovían sobre el desierto de Mojave y el viento se llevaba los escombros ligeros, un paracaídas apareció en el cielo.

El piloto Peter Siebold estaba vivo.

“No es un milagro menor que haya sobrevivido y se encuentre en buen estado”, dijo el presidente de Virgin Galactic, George Whitesides.

Todavía no está claro cómo Siebold, de 43 años, pudo sobrevivir a la caída desde semejante altura mientras que el copiloto Mike Alsbury, de 39, falleció, pero Siebold no es el primer sobreviviente de semejante experiencia.

Bill Weaver narra una historia similar desde hace décadas.

El ex piloto de pruebas de Lockheed fue arrancado del asiento de SR-71 Blackbird a 24.000 metros de altura sobre Nuevo México el 25 de enero de 1966. Iba a casi 3.900 kph, el triple de la velocidad del sonido.

Cuando inició un giro, uno de sus motores perdió impulso. Perdió el control del jet y supo que tenía problemas cuando el aparato empezó a caer a pedazos.

“Sabía que no podíamos hacer nada”, dijo.

Weaver trató de decirle al oficial de navegación en el asiento trasero que no podían eyectarse a esa altura y velocidad, y que debían hacerlo cuando bajara un poco. Pero la fuerza gravitatoria volvió ininteligible su voz, y entonces se desmayó.

Hasta entonces habían pasado dos o tres segundos.

Cuando recuperó el conocimiento, pensó que soñaba. Con la máscara transparente del casco cubierta de hielo en temperaturas de 48 grados bajo cero, apenas alcanzaba a ver un resplandor blanquecino, y en un estado de incorporeidad eufórica pensó que estaba muerto. Con alivio, advirtió que estaba vivo y cayendo a tierra.

“No sé cómo salí del avión”, dijo. “No sé cuánto tiempo estuve en caída libre. No tenía idea de si estaba a gran o baja altura”.

Tampoco se sabe cómo hizo Siebold para salir de SpaceShipTwo, dijo el presidente en funciones de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, Christopher Hart. Añadió que no se ha podido entrevistar al piloto, que apenas se recupera de heridas graves.

De acuerdo con una investigación preliminar, el avión de Virgin Galactic diseñado para llevar pasajeros más allá del borde de la atmósfera terrestre —a 250.000 dólares el boleto— se hizo pedazos al activarse prematuramente el sistema de frenado para el reingreso.

AP RADIO
Update hourly