AP NEWS
Related topics

Intensos combates en ofensiva turca dentro de Siria

October 12, 2019
En esta foto tomada del lado turco de la frontera de Turquía con Siria, se alza humo de Tel Abyad, Siria, bombardeada por las fuerzas turcas el viernes 11 de octubre de 2019. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)
En esta foto tomada del lado turco de la frontera de Turquía con Siria, se alza humo de Tel Abyad, Siria, bombardeada por las fuerzas turcas el viernes 11 de octubre de 2019. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)

AKCAKALE, Turquía (AP) — Las tropas turcas enfrentaron una feroz resistencia de los combatientes turcos en el tercer día de la ofensiva que lanzó Ankara en el norte de Siria, mientras aumentaba el número de muertos así como las críticas de la comunidad internacional.

Además se calcula que hay alrededor de 100.000 desplazados por la violencia.

Washington señaló que sus tropas también fueron atacadas por Turquía, su aliado de la OTAN.

El viernes se reportó una explosión en el norte de Siria, cerca de un puesto de avanzada con tropas estadounidenses, aunque nadie salió herido, según un funcionario estadounidense y un grupo de monitoreo de guerra sirio. Se desconoce si el ataque fue de artillería o aéreo, y se trató de la primera ocasión que una base de la coalición se encuentra en la línea de combate desde que comenzó la ofensiva turca.

Turquía afirmó que Estados Unidos no era el objetivo y que sus tropas respondían a los disparos después de un ataque de combatientes kurdos ubicados a unos 800 metros (media milla) del puesto estadounidense. El Ministerio de Defensa turco señaló que puso fin al ataque después de establecer comunicación con Estados Unidos.

El capitán de la Marina Brook DeWalt, portavoz del Pentágono, señaló que se registró una explosión de artillería a unos cuantos cientos de metros del área en la que se ubicaban las tropas estadounidenses.

Un ataque de artillería tan cercano a las tropas estadounidenses refleja la naturaleza impredecible del conflicto días después de que el presidente Donald Trump informara que retiraría a sus soldados de la zona de peligro.

Horas antes, Turquía informó que capturó más localidades kurdas en la región fronteriza. Un hospital en una población siria fue abandonado y un campamento de 4.000 residentes desplazados _ ubicado a unos 12 kilómetros (7 millas) de la frontera _ tuvo que ser evacuado debido al fuego de artillería en las cercanías.

Justificando los temores internacionales de que la ofensiva turca pueda revitalizar al grupo Estado Islámico, dos autos bomba estallaron afuera de un restaurante en la localidad bajo control kurdo de Qamishli. Tres personas murieron en los atentados que se atribuyó el grupo extremista. La ciudad también fue blanco de intensos ataques de las tropas turcas.

Los combatientes kurdos libraron intensas batallas para impedir el avance de las tropas turcas que buscaban controlar dos de las principales poblaciones en la frontera con Siria, de acuerdo a un grupo de monitoreo de guerra.

Naciones Unidas estimó en alrededor de 100.000 el número de desplazados desde el miércoles, y señaló que mercados, escuelas y clínicas permanecían cerradas. Las agencias de emergencia han advertido de una crisis humanitaria, ya que hay casi medio millón de personas en riesgo en la región noreste de Siria.

El domingo, Trump despejó el camino para la ofensiva turca al retirar a las tropas estadounidenses de sus puestos cerca de la fronteriza, lo que causó críticas inmediatas de parte de miembros de ambos partidos de que ponía en riesgo la estabilidad regional y las vidas de los aliados kurdos sirios que derrocaron al Estado Islámico en Siria.

Trump dijo en su momento que calculaba que los cerca de 1.000 soldados no estaban en la zona de peligro de la ofensiva turca. Rami Abdurrahman, director del Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, dijo que la base estadounidense se ubica en una colina cerca de la localidad de Kobani, bajo control kurdo y blanco de fuertes ofensivas turcas.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo que Washington está “sumamente decepcionado” con la ofensiva, que ha dañado enormemente la de por sí frágil relación con Turquía. En una declaración contundente de apoyo a los kurdos, Esper insistió en que “no estamos abandonando a nuestras fuerzas aliadas kurdas, y que las tropas estadounidenses permanecen con ellas en otras partes de Siria”.

A pesar de las críticas, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que su país “no dará marcha atrás” en su ofensiva.

___

El Deeb reportó desde Beirut. Los periodistas de Associated Press Suzan Fraser en Ankara, Turquía, y Zeynep Bilginsoy en Estambul colaboraron a este despacho.