AP NEWS
Related topics

Crisis en Grecia acaba con luna de miel de pareja en NY

July 3, 2015 GMT
Los recién casados Valasia Limnioti, derecha, y Konstantinos Patronis observan un mapa en la calle 34th y la 6ta Avenida en Manhattan el martes 2 de julio de 2015 en Nueva York. Limnioti y Patronis alcanzaron “el sueño de nuestras vidas” al visitar Nueva York en su luna de miel de tres semanas. Sin embargo, ésta se convirtió en una pesadilla cuando sus tarjetas de crédito y débito emitidas en Grecia de repente fueron declinadas y se quedaron sin un centavo. Extraños de dos iglesias griegas ortodoxas fueron a su rescate, al darles dinero para que puedan sobrevivir hasta que vuelen de regreso a Grecia el viernes. (Foto AP/Mary Altaffer)
Los recién casados Valasia Limnioti, derecha, y Konstantinos Patronis observan un mapa en la calle 34th y la 6ta Avenida en Manhattan el martes 2 de julio de 2015 en Nueva York. Limnioti y Patronis alcanzaron “el sueño de nuestras vidas” al visitar Nueva York en su luna de miel de tres semanas. Sin embargo, ésta se convirtió en una pesadilla cuando sus tarjetas de crédito y débito emitidas en Grecia de repente fueron declinadas y se quedaron sin un centavo. Extraños de dos iglesias griegas ortodoxas fueron a su rescate, al darles dinero para que puedan sobrevivir hasta que vuelen de regreso a Grecia el viernes. (Foto AP/Mary Altaffer)

NUEVA YORK (AP) — El muy planeado “viaje de ensueño” de una pareja griega los recién casada a Estados Unidos terminó en la ciudad de Nueva York, donde sus tres semanas de luna de miel se convirtieron rápidamente en una pesadilla: sus tarjetas de crédito y débito emitidas en Grecia fueron declinadas y se quedaron sin un centavo.

“Teníamos hambre y lloré durante dos días”, dijo Valasia Limnioti, acompañada de su esposo Konstantinos Patronis.

La pareja se saltó algunas comidas antes de gastar sus últimos dólares en una cena en McDonald’s. Dos iglesias griegas ortodoxas en Queens salieron al rescate y les dieron dinero para que sobrevivieran hasta su vuelo de regreso a Grecia el viernes.

La aventura de la pareja en Estados Unidos comenzó con su boda el 6 de junio en Volos, Grecia, una ciudad portuaria al norte de Atenas.

Ahorraron todo un año para pagar por vuelos y hoteles, con suficiente dinero extra para servicios y diversión. Dos bancos griegos les dieron tarjetas antes del viaje: una tarjeta de crédito Visa y una tarjeta de débito. En Grecia suelen pagar en efectivo, pero les dijeron que llevaran dos tarjetas a Estados Unidos.

“Todo iba muy bien... y ‘bum’ en Nueva York”, dijo Limnioti.

Su hotel en Manhattan les pidió pagar un cargo adicional de 45 dólares, que fue cuando sus tarjetas no funcionaron. Pagaron con el dinero que les quedaba.

En cuestión de días a la pareja se le acabó el dinero y “ya no podíamos disponer de más”, dijo Limnioti.

El martes, desesperados, se pusieron en contacto con la arquidiócesis local de la Iglesia ortodoxa griega, que a su vez se puso en contacto con las iglesias del barrio Astoria en Queens.

La iglesia de St. Demetrios y otra cercana, St. Irene Chrysovalantou, les ofrecieron 350 dólares.

“Les dije, ’No se preocupen, para eso estamos aquí‴, dijo el reverendo Vasilios Louros de St. Demetrios. “Esta es la iglesia de Cristo y siempre ayudamos a la gente”.

Además, una cantidad no revelada llegó de un periodista griego que reside en Nueva York.

La pareja insistió en pagar el dinero, pero les dijeron que era un regaló manifestó Limnioti el miércoles.

Agregó que parientes en Grecia les comentaron que otros griegos en el extranjero se quedaron sin dinero, incluso algunos pacientes en hospitales estadounidenses que no pueden pagar por su atención médica.

Dice que habla “porque los griegos somos personas orgullosas, y quiero que el mundo sepa que no estamos en esta situación porque fuimos flojos o hicimos algo mal”.

Con los bancos cerrados, Grecia enfrenta una profunda crisis financiera. Los griegos votarán el domingo en un refrendo sobre si respaldar más recortes presupuestales, más aumentos de intereses y más negociaciones con acreedores europeos.