AP NEWS
Related topics

Brote de coronavirus en China afecta industria turística

January 28, 2020 GMT
Fotografía de archivo del 27 de marzo de 2017 de turistas chinas tomando fotos en el acuario New England en Boston. (AP Foto/Elise Amendola, Archivo)
Fotografía de archivo del 27 de marzo de 2017 de turistas chinas tomando fotos en el acuario New England en Boston. (AP Foto/Elise Amendola, Archivo)

Empresas de diversas partes del mundo que dependen cada vez más del turismo chino están siendo fuertemente afectadas luego de que se restringió la salida de decenas de millones de habitantes de China para evitar la propagación del coronavirus.

Hoteles, aerolíneas, casinos y operadores de cruceros están entre las industrias que sufren las repercusiones más inmediatas, sobre todo cuando el brote ocurre durante el Año Nuevo Lunar, una de las temporadas de viaje más activas en Asia.

Lo que sucede en China significa mucho más para la economía mundial que cuando el brote del SARS golpeó hace casi dos décadas. En 2003, China representaba 4,3% de la producción económica mundial. El año pasado, representaba 16,3%, según el Fondo Monetario Internacional.

El turismo de China ya había disminuido antes del brote del virus en parte por las protestas de Hong Kong y la disputa comercial entre Beijing y Washington.

Sin embargo, unos 134 millones de chinos viajaron al extranjero en 2019, 4,5% más que el año previo, según cifras oficiales. Antes del brote, el Instituto de Investigación de Turismo Saliente pronosticó que unos 7 millones de chinos viajarían al extranjero durante las festividades de este Año Nuevo Lunar, comparados con 6,3 millones de 2019.

Hong Kong, Tailandia, Japón y Vietnam eran los principales destinos, pero los turistas chinos gastan mucho en ciudades como Londres, Milán, París y Nueva York.

Economistas y funcionarios de la industria turística dijeron que la principal amenaza hasta ahora es para los vecinos más cercanos de China, y que Estados Unidos y Europa enfrentarán grandes repercusiones sólo si el brote del coronavirus resulta de larga duración.

En Tailandia, un destino popular para viajar durante el Año Nuevo Lunar, los funcionarios calculan una posible pérdida de ingresos de 50.000 millones de bahts (1.600 millones de dólares). Muchas farmacias en Bangkok se quedaron sin mascarillas y la cantidad de turistas chinos parecía ser mucho más pequeña de lo común para el Año Nuevo Lunar. El gobierno anunció que repartiría mascarillas y que se desinfectaría el tren que lleva al aeropuerto.

También es probable un efecto secundario en Vietnam, Singapur y Filipinas, dijeron Tommy Wu y Priyanka Kishore, de Oxford Economics.

Hong Kong es particularmente vulnerable por su economía, y su atractivo turístico ya se ha visto debilitado por meses de protestas políticas que en ocasiones se han tornado violentas. Para noviembre, el turismo a Hong Kong ya había disminuido 56% comparado con el año previo.

Los visitantes de China continental a la capital de apuestas autónoma china de Macao se habían reducido 80% para el domingo comparado con el año previo, una amenaza para el gobierno regional que depende de los ingresos de las apuestas.

Operadores de apuestas y hospedajes en Macao reportaron una cantidad mayor a la esperada de cancelaciones durante el fin de semana al aumentar la cifra de muertos por coronavirus y con la restricción de viaje extendida del gobierno chino, según Harry Curtis, analista de Instinet.

“Las cancelaciones aumentaron en todas las propiedades que contactamos”, dijo Curtis en un comunicado. “El pesimismo aumentó en cuanto el tiempo que tardaría para recuperarse el negocio”.

Por lo menos 80 personas han muerto y 2.744 personas se han enfermado desde que se detectó el coronavirus en la ciudad central china de Wuhan.

China extendió tres días la festividad de una semana del Año Nuevo Lunar hasta el 2 de febrero para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad.

A las agencias de viajes en China les pidieron cancelar el turismo grupal y los gobiernos en la región restringían los viajes a Wuhan, mientras monitoreaban a otros viajeros y ayudaban a organizar desalojos de los extranjeros atrapados en Wuhan.

El brote se presentó justo cuando aumentaban las esperanzas de que el turismo chino a Estados Unidos comenzaría a recuperarse tras dos años de disminución por la extendida guerra comercial entre ambos países.

En 2018, los viajes de China a Estados Unidos disminuyeron primera vez en 15 años, según la Oficina Nacional de Viaje y Turismo, que recopila datos de las formas de aduana de Estados Unidos. La oficina había pronosticado 5% más de disminución para el 2019, pero predijo que aumentaría a partir del 2020.

China sigue siendo la quinta fuente más grande de turismo extranjero a Estados Unidos, atrás de Canadá, México, el Reino Unido y Japón. Casi 3 millones de chinos viajaron a Estados Unidos en 2018 y gastaron más de 36.000 millones de dólares.

_____

Los periodistas de AP Barbara Ortutay en San Francisco y Paul Wiseman en Washington contribuyeron a este despacho. Kurtenbach reportó desde Bangkok y Olson desde Nueva York.