ADVERTISEMENT
Related topics

Boric visita museo de centro ilegal de represión argentino

April 5, 2022 GMT
El presidente de Chile, Gabriel Boric, habla fuera del Museo Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Buenos Aires, Argentina, el martes 5 de abril de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
El presidente de Chile, Gabriel Boric, habla fuera del Museo Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Buenos Aires, Argentina, el martes 5 de abril de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
El presidente de Chile, Gabriel Boric, habla fuera del Museo Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Buenos Aires, Argentina, el martes 5 de abril de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
1 of 3
El presidente de Chile, Gabriel Boric, habla fuera del Museo Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Buenos Aires, Argentina, el martes 5 de abril de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
1 of 3
El presidente de Chile, Gabriel Boric, habla fuera del Museo Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Buenos Aires, Argentina, el martes 5 de abril de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

BUENOS AIRES (AP) — El presidente de Chile, Gabriel Boric, defendió el martes la importancia de preservar la memoria de los crímenes perpetrados por los regímenes militares durante su vista a uno de los mayores centros ilegales de detención y torturas que funcionó en la última dictadura argentina (1976-1983).

Boric visitó junto al presidente argentino Alberto Fernández la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires, convertida en un museo que recuerda las múltiples violaciones a los derechos humanos cometidas contra miles de disidentes. Allí se reunió con sobrevivientes de ese centro de detención y dirigentes de varias entidades humanitarias.

Boric, un exlíder estudiantil de tendencia izquierdista, se abrazó con integrantes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Abuelas de Plaza de Mayo, abocadas a la búsqueda de unos 30.000 desaparecidos y de 500 niños que fueron sustraídos, quienes le obsequiaron el característico pañuelo blanco que las representa.

ADVERTISEMENT

Además se encontró con la chilena Buscarita Roa, integrante de Abuelas de Plaza de Mayo y su nieta recuperada Claudia Poblete Hlaczik, así como con dirigentes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Humanos.

El presidente chileno se hizo una foto “selfie” con el movil para inmortalizar el encuentro con el grupo de los integrantes de las organizaciones humanitarias.

En lo que constituye su segundo día de visita de Estado a Argentina, el presidente chileno visitó las habitaciones del antiguo centro de represión ilegal donde los detenidos permanecían esposados, encapuchados y eran torturados, y en otras donde decenas de mujeres secuestradas dieron a luz y luego sufrieron el robo de sus bebés por militares que los criaron bajo otra identidad.

“Quiero agradecer que el Estado argentino nos haya invitado a recorrer estos tétricos pasillos, donde sin embargo la llama de la memoria está viva y nos obliga a recordar que si nosotros estamos aqui hoy día es gracias a los que po r aqui pasaron”, dijo Boric en una rueda de prensa.

El mandatario chileno cuestionó a quienes proponen que hay que dejar de lado el pasado y olvidar los ocurrido en dictaduras como la argentina o la que sufrió Chile entre 1973 y 1990. “Nosotros decimos no, no se trata de eso, porque si olvidamos se puede volver a repetir y porque nosotros somos parte de esta historia y las luchas que llevaron a tantos y tantas a pensar en un Chile mas justo”, afirmó.

Boric dijo además que su gobierno apoyará la candidatura del Museo de la exESMA como patrimonio mundial de la Unesco, incentivará la colaboración de ese lugar con el Museo de la Memoria de Chile y junto al gobierno argentino promocionará “los derechos humanos de manera irrestricta en todo el continente”.