SEÚL, Corea del Sur (AP) — Corea del Norte difundió el domingo un comunicado que celebraba sin ambages un ataque informático contra el estudio Sony Pictures, que está produciendo una película sobre una trama de asesinato contra el líder norcoreano.

Aunque rechazó toda responsabilidad en el ataque de la semana pasada, que accedió al sistema informático de Sony y difundió información confidencial en internet, un portavoz no identificado de la poderosa Comisión Nacional de Defensa norcoreana dijo que "podría ser una buena acción de los partidarios y simpatizantes" de la llamada de Pyongyang a que el mundo se sume a una "justa lucha" contra el imperialismo estadounidense.

"No sabemos en qué parte de Estados Unidos se encuentra Sony Pictures o por qué mala práctica se convirtió en el objeto del ataque, ni sentimos la necesidad de saberlo", indicó la declaración, recogida en los medios estatales. "Pero lo que sabemos con claridad es que Sony Pictures es la misma que iba a producir una película incitando a un acto terrorista, y dañando la dignidad del liderazgo supremo de (Corea del Norte)".

Corea del norte ha construido un culto a la personalidad en torno a la familia Kim, que ahora está en su tercera generación de gobernantes, y considera cualquier crítica o burla externa a su líder como un ataque a su soberanía. Recientemente abrió fuego contra varios globos que dejaban caer propaganda contra el régimen, lanzados a través de la frontera por desertores norcoreanos en Corea del Sur.

La película en cuestión, "The Interview", es una comedia protagonizada por Seth Rogen y James Franco, y su trama incluye un intento de asesinato contra el líder Kim Jong Un.

En Pyongyang no ha hecho gracia.

La declaración señaló que los enemigos del país, Estados Unidos y Corea del Sur, han "vinculado sin base el ataque informático" con Pyongyang. Sin embargo, el desmentido también incluía una amenaza.

Estados Unidos debería saber que "hay un gran número de partidarios y simpatizantes de (Corea del Norte) en todo el mundo, además de los 'campeones de la paz' que atacaron a Sony Pictures", señaló el comunicado. "La reacción justa se hará más fuerte para aplastar a las acciones malvadas".

Algunos expertos en seguridad informática dicen haber encontrado parecidos llamativos entre el código empleado en el ataque a Sony y otros ataques atribuidos a Corea del Norte contra empresas y agencias gubernamentales surcoreanas el año pasado.

Sin embargo, los expertos están divididos sobre la cuestión de si se trata de una acción norcoreana o de piratas informáticos independientes.