AP NEWS
Related topics

Exsenadora colombiana dice que su vida corre peligro

February 7, 2020 GMT

CARACAS (AP) — La exsenadora colombiana Aida Merlano, buscada por la justicia de su país y sobre quien pesa una orden de captura de la Interpol, denunció el jueves que su vida peligra y acusó al mandatario colombiano Iván Duque de perseguirla por tener supuestas evidencias de la compra de votos a favor de candidatos de derecha.

Merlano _que fue condenada a 15 años de prisión por fraude electoral y era requerida desde octubre por las autoridades de Colombia tras fugarse de sus custodios cuando asistía al dentista_ afirmó: “Iván Duque me persigue para asesinarme”.

Fue arrestada el 27 de enero en la ciudad venezolana de Maracaibo y se encuentra detenida en la sede de la policía política de ese país. Allí enfrenta un proceso por los delitos de usurpación de identidad, uso de documento falso y asociación para delinquir.

Durante una audiencia especial solicitada por la exsenadora ante un tribunal de Caracas, Merlano indicó que se fugó por “temor de ser asesinada” supuestamente para impedir que salgan a la luz pública las pruebas _que incluirían documentos y vídeos_ que tendría sobre presuntos pagos realizados a cambio de favores políticos durante varios gobiernos, incluido el de Duque y el de los expresidentes colombianos Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos.

En las elecciones colombianas, “en cada esquina de las regiones hay un líder comprando votos, y siempre a favor de un candidato de derecha”, expresó Merlano en su declaración difundida por la cadena regional Telesur, financiada por el gobierno venezolano, la cual grabó video de la audiencia. El ingreso al Palacio de Justicia suele estar vedado para la prensa y la población en general.

La exsenadora insistió en su inocencia, argumentando que las acusaciones en su contra fueron presuntamente para cubrir el financiamiento de empresas contratistas a campañas políticas para garantizar la victoria de los candidatos a cambio de contratos.

“No es solamente una presidencia la que está enlodada, son una presidencia tras otra y es un castillo de naipes... al caer uno, caen todos”, agregó.

Merlano les pidió a las autoridades venezolanas que le brinden protección “porque yo soy víctima del Estado de la República de Colombia”.

Además, acusó al exvicepresidente colombiano Germán Vargas Lleras y a la Fiscalía de su país de dirigir un procedimiento viciado en su contra.

En Colombia, en declaraciones difundidas por la emisora RCN Radio, el senador Ciro Alejandro Ramírez indicó que, “esta es la segunda temporada de la película de Aida Merlano después de su fuga. Le está haciendo un mandado a la dictadura de (Nicolás) Maduro; se cae de su propio peso lo que ha dicho y cualquier cosa que declare, tendrá que probarla”.

El arresto de Merlano acrecentó las fricciones entre los gobiernos de Caracas y Bogotá.

El gobierno de Colombia no tiene relaciones diplomáticas con el de Maduro. Duque reconoce al líder opositor Juan Guaidó _y no a Maduro_ como gobernante legítimo de Venezuela. En consecuencia, su gobierno descartó solicitar la extradición de la exsenadora al gobernante socialista, y en su lugar se la pidió a Guaidó.

Además de Colombia, otros 50 países consideran que la reelección de Maduro en 2018 fue fraudulenta y reconocen a Guaidó como presidente interino.

Maduro consideró una “verdadera ridiculez” la solicitud que hizo Duque a Guaidó, quien no tiene ningún tipo de influencia sobre las fuerzas de seguridad ni sobre los poderes públicos.

Caracas y Bogotá rompieron relaciones diplomáticas en febrero de 2019 luego del apoyo que dio Duque a Guaidó para el ingreso a Venezuela de un lote de ayuda humanitaria internacional que fue bloqueado por las fuerzas de seguridad de ese país.

Merlano pidió a Maduro que lleve su caso a tribunales internacionales.