AP NEWS
Related topics

Disturbios en este del Congo afectan campaña anti-ébola

November 26, 2019 GMT
Una columna de humo se alza del complejo de la ONU en Beni, en la República Democrática del Congo, el lunes, 25 de noviembre del 2019. Residentes furiosos en esa ciudad quemaron el ayuntamiento e irrumpieron en el complejo de la misión de paz de la ONU luego que milicianos de las Fuerzas Democráticas Aliadas mataron a ocho personas y secuestraron a nueve. (AP Foto/Al-hadji Kudra Maliro)
Una columna de humo se alza del complejo de la ONU en Beni, en la República Democrática del Congo, el lunes, 25 de noviembre del 2019. Residentes furiosos en esa ciudad quemaron el ayuntamiento e irrumpieron en el complejo de la misión de paz de la ONU luego que milicianos de las Fuerzas Democráticas Aliadas mataron a ocho personas y secuestraron a nueve. (AP Foto/Al-hadji Kudra Maliro)

BENI, República Democrática del Congo (AP) — El personal médico que combate el ébola en la República Democrática del Congo estaba bajo resguardo el martes en la ciudad oriental de Beni luego que residentes furiosos atacaron una base de las fuerzas de paz de la ONU en protesta por varios ataques rebeldes, dijo la Organización Mundial de Salud (OMS). Al menos cuatro manifestantes murieron, dijo un funcionario local.

Cada día que los trabajadores de salud no tienen acceso a las áreas afectadas por el ébola es una “tragedia” que prolonga el segundo peor brote de la enfermedad en la historia, tuiteó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Casi 50 empleados “no críticos” de la agencia de salud de la ONU fueron evacuados a la ciudad de Goma mientras que 71 siguen en Beni, dijo el vocero Christian Lindmeier. Añadió que la violencia no fue dirigida contra la OMS ni la respuesta al ébola en general.

Los residentes de Beni están enfurecidos porque los rebeldes siguen lanzando ataques mortíferos pese a la presencia de las fuerzas de paz de la ONU y tropas congoleñas. Algunos demandan que la misión de la ONU actúe contra los rebeldes o se vaya.

Los cadáveres de cuatro jóvenes manifestantes fueron hallados cerca de la base de la ONU tras el ataque del lunes, le dijo a The Associated Press el martes Kumbu Ngoma, de la corte militar de Beni. Continuaban las investigaciones sobre la causa de sus muertes. Seis soldados congoleños fueron heridos de bala cerca de la base, agregó Ngoma.

Tras una reunión de emergencia el lunes, el presidente congoleño Felix Tshisekedi decidió permitir operaciones conjuntas entre sus fuerzas y la misión de paz de la ONU en Beni, a raíz de las protestas, que incendiaron además el ayuntamiento.

El ejército congoleño declaró este mes una nueva ofensiva contra las rebeldes Fuerzas Democráticas Aliadas, que han matado a centenares de civiles y miembros de las fuerzas de seguridad en los últimos años en el nordeste, una región rica en minerales.

___

El periodista de la Associated Press Jamey Keaten contribuyó en Ginebra.