AP NEWS
Related topics

Díaz-Canel dice que campaña de EEUU está fracasando

November 14, 2019 GMT
El presidente cubano Miguel Díaz-Canel en Caimanera, Cuba, el 14 de noviembre del 2019. ( AP Foto/Ismael Francisco)
El presidente cubano Miguel Díaz-Canel en Caimanera, Cuba, el 14 de noviembre del 2019. ( AP Foto/Ismael Francisco)

CAIMANERA, Cuba (AP) — A poca distancia de la base estadounidense en Guantánamo, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel declaró el jueves que el endurecimiento del embargo estadounidense no logrará forzar a su gobierno a hacer concesiones.

“Los yanquis siguen apretando pero nosotros seguimos resistiendo y venciendo”, aseveró. “Vamos a resistir, nunca nos vamos a rendir y con el apoyo de todos vamos desarrollando nuestras ideas, nuestros conceptos y el país va a seguir avanzando”.

Díaz-Canel, de 59 años, realizaba su primera visita como presidente al poblado de Caimanera, el más cercano a la base naval estadounidense, que ha estado bajo control de Estados Unidos desde hace 116 años pese a la revolución en 1959 de un gobierno comunista dedicado a frustrar la influencia de Washington en Latinoamérica.

El presidente estadounidense Donald Trump ha estado endureciendo el embargo contra Cuba en meses recientes, prohibiéndole a los barcos cruceros de Estados Unidos ir a la isla y sancionando a los buques que traen petróleo desde Venezuela, entre otras medidas. Las autoridades estadounidenses afirman que su objetivo es limitar el dinero que le llega al gobierno cubano y reducir su capacidad de asistir al presidente venezolano Nicolás Maduro.

La crónica escasez de dinero del gobierno cubano parece haberse agravado y las estaciones gasolineras con frecuencia se quedan sin combustible, pero no hay indicios de que Cuba se esté distanciando de Venezuela ni que haya hecho alguna otra concesión.

Díaz-Canel comenzó su visita al pueblo de 10.000 habitantes con una parada en un teatro de cine 3D recientemente rediseñado, un restaurante de administración estatal y otros proyectos oficiales en Caimanera antes de trasladarse a la capital de la provincia, Guantánamo.

Desde que asumió el poder en abril del 2018, Díaz-Canel ha hecho viajes similares a otras partes de Cuba para inspeccionar servicios públicos y proyectos de infraestructura, acompañado por la prensa estatal. Algunos corresponsales extranjeros fueron autorizados a acompañar a Díaz-Canel en el viaje del jueves, en un inusual gesto para un presidente que prácticamente no ha interactuado con la prensa internacional desde asumir el cargo.

A poca distancia de la entrada a la base, Díaz-Canel dijo a la multitud que Estados Unidos parece estar frustrado porque las medidas diseñadas para inhibir el turismo y el petróleo en Cuba no han hecho mella en su gobierno.

“Siguen insistiendo en esa política de bloqueo y han recrudecido el bloqueo, han recrudecido la persecución financiera. Todas las semanas aparecen unas medidas nuevas”, agregó.

“Se han ensañado con Cuba después de haber tenido una política de bloqueo fracasado durante tantos años”.