AP NEWS
Click to copy
Click to copy
Related topics

Los malos recuerdos hacen que Brasil no se fíe con Paraguay

June 26, 2019
1 of 3
Phlippe Coutinho (izquierda) recibe el abrazo de Casemiro durante un entrenamiento de Brasil en Porto Alegre, Brasil, el miércoles 26 de junio de 2019. Brasil jugará contra Paraguay en los cuartos de final de la Copa América el 27 de junio. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
1 of 3
Phlippe Coutinho (izquierda) recibe el abrazo de Casemiro durante un entrenamiento de Brasil en Porto Alegre, Brasil, el miércoles 26 de junio de 2019. Brasil jugará contra Paraguay en los cuartos de final de la Copa América el 27 de junio. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

PORTO ALEGRE, Brasil (AP) — Dos estadísticas deben intranquilizar a Brasil ante Paraguay, tal vez el duelo más desigual de los cuartos de final de la Copa América.

Las últimas dos veces que Brasil se enfrentó a su vecino en el torneo continental, la Canarinha sucumbió en los cuartos de final, en 2011 y 2015, siempre por la vía de los penales.

Su gran ausente el jueves en el vilipendiado gramado de la Arena de Gremio será el mediocentro Casemiro. Tite ha sufrido sólo dos derrotas en sus 39 partidos como seleccionador brasileño. ¿Quién faltó en ambas derrotas, incluyendo la eliminación en los cuartos de final del último Mundial? Pues Casemiro.

Después de flojas presentaciones en sus primeros dos partidos, Brasil se sacó mucha presión de encima al golear 5-0 a Perú en el cierre de la fase de grupos, la exhibición de superioridad más clara en lo que va del torneo.

Pero se toma con cautela tener que enfrentarse a un rival que se clasificó con apenas dos puntos, persignándose al saldo de goles.

“Son de mucha calidad a pesar de haber hecho dos puntos”, dijo Everton, el atacante que ha sido la revelación de la Selecao, ganándose con goles la titularidad en el equipo de Tite. “Han eliminado a Brasil en algunas ocasiones en la Copa América. Estamos preparados para esta fase”.

Otras estadísticas presentan a un Brasil para temer. Es el equipo con más goles anotados (7), con la mayor posesión (64,9%) y más remates por partido (19.3).

“Queremos repetir el nivel que alcanzamos ante Perú”, declaró el volante Philippe Coutinho, uno de los nueve jugadores que repiten del equipo que fue eliminado por Paraguay en 2015. “Podemos mejorar esa actuación (ante Perú) y usarla de modelo para el resto del torneo”.

Coutinho transformó uno de los penales en la tanda que perdieron hace cuatro años. En 2011, ninguno de los brasileños pudo factura desde el punto de penal, entre ellos Thiago Silva, uno de los sobrevivientes de ese equipo, junto a Dani Alves.

Paraguay cuenta con cinco jugadores que estuvieron en 2015. Uno es Derlis González, quien ejecutó el penal decisivo.

La Albirroja sorteó la primera fase a duras penas, como uno de los dos mejores terceros de los tres grupos. Pero el equipo que dirige el técnico Eduardo Berizzo pudo haber cuajado mejores resultados, dejando escapar la victoria ante Argentina cuando González erró un penal con el duelo empatado 1-1. También acabó con un 2-2 ante la invitada Qatar tras ponerse arriba 2-0.

Paraguay se clasificó con la ayuda de otros, concretándose su pase cuando Ecuador y Japón igualaron en su último partido, el único resultado que servía para evitar la eliminación.

Pese a que sólo ha ganado uno de sus últimos 18 partidos en el torneo, Paraguay se las ha arreglado para salir subcampeón en 2011 y acceder a las semifinales en 2015, al salir airoso en tandas de penales.

“Ni los miro”, dijo Berizzo el miércoles sobre los números. “Generalmente la estadística no te garantiza nada a favor o en contra. Son todos retos para romper”.

Una definición por penales es lo menos que Tite quiere.

“Son injustas estas definiciones”, dijo el timonel brasileño. “Jamás estaré tranquilo con una definición en esa instancia. Los penales personalizan el éxito con el fracaso y no estoy de acuerdo con eso. Se debería buscar otra forma para clasificar, no sé cuál”.

Tanto Brasil como Paraguay naufragaron en la fase de grupos de la Copa del Centenario en 2016. Brasil busca su noveno título continental y primero desde 2007. Paraguay perdió ante Uruguay en la final de 2011 y cuenta con dos títulos en sus vitrinas

Se prevé que el argentino Berizzo prescinda de un delantero nato y haga un esquema defensivo en el que tratará de sorprender al contragolpe con la velocidad que aporta Miguel Almirón, el volante que juega para el Newcastle inglés.

“Mañana podemos transformarnos en un rival peligroso. Nos van a exigir mucha actitud defensiva. Pero también tenemos que hacer el balón una arma para salir de esa situación.... y lastimar todo lo que podamos”.

Tendrán las manos llenas con un retocado ataque brasileño. Everton y Gabriel Jesús revitalizaron al equipo tras desplazar a David Neres y Richarlison.

Pero hay recelo por la ausencia de Casemiro, descartado por acumulación de tarjetas amarillas. Tite adelantó que Allan, del Napoli italiano, cubrirá su puesto para asociarse con Arthur y Coutinho en el mediocampo. También repetirá con Everton, Gabriel Jesús y Roberto Firmino.

El partido se jugará en Porto Alegre, donde el césped de la Arena de Gremio ha sido criticado por varios técnicos y jugadores, entre ellos Lionel Messi, por su mal estado.

“Si está mal, está mal para nosotros y para ellos”, señaló Arthur.

___

Más de la cobertura de Deportes de AP en https://apnews.com/apf-Deportes

All contents © copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.