ROMA (AP) — Los nuevos líderes populistas de Italia conmemoraron la fundación de la república italiana asistiendo el sábado a un desfile militar lleno de pompas y prometieron ponerse a trabajar, creando puestos de trabajo y expulsando a los inmigrantes.

"El viaje gratis se ha terminado", advirtió el nuevo ministro del Interior, Matteo Salvini, durante una manifestación en el norte de Italia. "Es hora de hacer las maletas", agregó.

La promesa de deportaciones en masa en el horizonte es un recordatorio de que Italia tiene en su coalición de gobierno a un partido de derecha incondicionalmente antiinmigrante, y que la Unión Europea tiene un nuevo socio que gobierna su cuarta economía más grande y un país en primera línea de la migración hacia Europa.

Anteriormente, Salvini se unió al primer ministro Giuseppe Conte y al resto del nuevo gabinete para ver el desfile del Día de la República. La escuadra italiana de acrobacia aeronáutica voló bajo sobre el centro de Roma, dejando rastros de humo con los colores de la bandera italiana: verde, blanco y rojo.

En cada Día de la República el país exhibe su orgullo nacional, pero este año adquirió un significado especial después de que Italia pusiera fin a tres meses de intranquilidad política y financiera el viernes, cuando el nuevo gobierno prestó juramento. Las inclinaciones populistas y euroescépticas de sus integrantes han alarmado al resto de Europa.

Conte, un profesor de Derecho sacado de la relativa oscuridad para encabezar una improbable alianza gobernante del Movimiento 5 Estrellas y el partido derechista de la Liga, dijo que las celebraciones del sábado trascendieron todas las tensiones vividas en los últimos días. "Es la celebración para todos nosotros, de nuestra república", dijo.

El gabinete de Conte prestó juramento después de que un acuerdo de última hora evitara la amenaza de una nueva elección que podría haberse convertido en un referéndum sobre si Italia se mantenía en la unión del euro, la moneda europea compartida.

La estabilidad política alivió a los mercados financieros el viernes, pero los vecinos europeos de Italia continuaron expresando su preocupación por la tendencia euroescéptica del nuevo gobierno italiano, así como su pesada agenda de gastos.

__

Los periodistas de The Associated Press Frank Jordans y Karin Laub en Berlín contribuyeron para este despacho