AP NEWS
Related topics

EEUU incrementa ataques aéreos en Afganistán

February 1, 2020 GMT
En esta foto distribuida por Inter Services Public Relations de las fuerzas armadas de Pakistán, el enviado de Estados Unidos para la paz en Afganistán, Zalmay Khalilzad, izquierda, habla con el jefe del ejército paquistaní, general Qamar Javed Bajwa, en Rawalpindi, Pakistán, 31 de enero de 2020. (Inter Services Public Relations via AP)
En esta foto distribuida por Inter Services Public Relations de las fuerzas armadas de Pakistán, el enviado de Estados Unidos para la paz en Afganistán, Zalmay Khalilzad, izquierda, habla con el jefe del ejército paquistaní, general Qamar Javed Bajwa, en Rawalpindi, Pakistán, 31 de enero de 2020. (Inter Services Public Relations via AP)

ISLAMABAD (AP) — Estados Unidos arrojó más bombas en Afganistán el año pasado que en cualquier otro desde 2013, revelaron nuevas cifras de la Fuerza Aérea, al tiempo que el enviado de Washington intentaba obtener apoyo para la reducción de la violencia anticipando un acuerdo para poner fin a la guerra más larga que hayan librado los estadounidenses.

La embajada estadounidense en Islamabad dijo en un comunicado el sábado que Zalmay Khalilzad estuvo en Pakistán el día anterior en busca de apoyo a un acuerdo con el Talibán para que reduzca sus ataques como primer paso hacia un acuerdo para poner fin a los 18 años de guerra en el vecino Afganistán.

La cancillería de Pakistán dijo tras una serie de reuniones con Khalilzad el viernes que apoyaba un acuerdo de paz rápido y reiteró el llamado de Washington a una reducción de la violencia.

Pero la violencia ejercida por las fuerzas del gobierno afgano y sus aliados estadounidenses también es causa de preocupación. El aumento de los bombardeos por Estados Unidos y las operaciones de fuerzas especiales afganas entrenadas por la CIA _algunas de las cuales han provocado bajas civiles_ han recibido fuertes críticas de grupos defensores de los derechos humanos, algunos funcionarios locales e incluso provocaron la destitución del jefe de inteligencia afgano.

Según estadísticas militares estadounidenses, la fuerza aérea realizó 2.434 incursiones el año pasado en las que descargó al menos una bomba o efecto disparos.

Naciones Unidas ha atribuido el aumento de las bajas civiles, al menos en parte, a los bombardeos estadounidenses, y dijo que las fuerzas afganas y sus aliados estadounidenses mataron más civiles que insurgentes en los primeros tres meses de 2019.

La ONU también señaló que los ataques insurgentes lesionaron a más civiles en el mismo período.

Los insurgentes controlan o tienen peso en casi la mitad del país.

El viernes por la noche, seis miembros de una familia, entre ellos un niño, murieron en un ataque aéreo estadounidense en Kunduz que según el mando militar mató a tres milicianos talibanes y destruyó un depósito de armas.