AP NEWS
Related topics

Republicanos quieren recuperar terreno perdido en California

February 3, 2020 GMT
Mike García, aspirante republicano a un escaño en la Cámara de Representantes, saluda a algunos partidarios durante un acto en Simi Valley, California, el 28 de enero del 2020. (AP Photo/Michael Blood)
Mike García, aspirante republicano a un escaño en la Cámara de Representantes, saluda a algunos partidarios durante un acto en Simi Valley, California, el 28 de enero del 2020. (AP Photo/Michael Blood)

SIMI VALLEY, California, EE.UU. (AP) — Si los republicanos van a recuperar terreno en California, Mike García quiere ser parte de ello.

García es un ex piloto de combate de la Armada típicamente conservador. Quiere unas fuerzas armadas robustas, impuestos más bajos y apoya a Donald Trump. Y cree que tiene posibilidades de devolverle al partido Republicano una banca que perdió en el 2016 en Los Ángeles.

“No quiero que mi país termine como mi estado”, dijo García a sus partidarios la semana pasada en una taberna llena de banderas de Estados Unidos y de carteles de su campaña.

García busca la banca que dejó vacante Katie Hill, una popular demócrata a la que se le auguraba un gran futuro que tuvo que renunciar en medio de denuncias de que había mantenido relaciones sexuales inapropiadas con un colaborador. Para conseguirla, deberá salir airoso primero en unas primarias programadas para el 3 de marzo en las que hay decenas de candidatos.

La contienda por el 25to distrito, otrora un bastión republicano, es seguida de cerca a nivel nacional por lo que puede decir acerca de las posibilidades de los republicanos de recuperar el control de la cámara baja a nivel nacional.

Hay dos contiendas paralelas por el escaño de Hill, lo que puede dar lugar a confusiones.

Por un lado se elige a alguien para que complete el mandato de Hill y por el otro a dos candidatos para las elecciones generales de noviembre que determinarán quien asume en el 2021.

Entre los candidatos en ambas contiendas figuran Steve Knight, quien procura recuperar la banca que perdió ante Hill; el progresista Cenk Uygur, el exasesor de campaña de Trump George Papadopoulos que estuvo preso dos semanas por mentir al FBI en torno a sus relaciones con los rusos en la campaña del 2016, y Christy Smith, una legisladora estatal demócrata apoyada por el establishment del partido.

Knight cuestiona la lealtad de García para con Trump, mientras que García le echa en cara a Knight el hecho de que perdió ante Hill. “No dio mucha batalla, no mostró carisma en el 2018”, dice García.

Entre los demócratas, Uygur viene criticando a Smith por aceptar donaciones de empresas, y al partido por apoyarla. Smith asegura que no está aceptando ahora dinero de empresas ni de cabilderos.

No hace mucho, el distrito era bastante conservador, pero al igual que buena parte de California, se ha volcado hacia los demócratas. Hillary Clinton ganó ese distrito por casi siete puntos en las elecciones presidenciales del 2016 y dos años después Hill se alzó con una banca que estaba en manos republicanas por nueve puntos de diferencia.

Si nadie saca más del 50% de los votos, los dos candidatos más votados irán a una segunda ronda en mayo.

A los republicanos les costará ganar terreno en un estado donde el presidente Trump es muy impopular, con excepción de la base de su partido, y donde los demócratas controlan todos los cargos públicos, incluidas las dependencias estatales y las dos cámaras de la legislatura. Los republicanos son de hecho la tercera fuerza del estado, superados también en número por independientes que tienden a votar por los demócratas.

Los republicanos tienen apenas seis de las 53 bancas legislativas del estado.

Pero quieren recuperar escaños que piensan perdieron por mala suerte o mala planificación.

El 25to distrito es uno de ellos.

Todos hablan de Trump en esa contienda. Uygur apoya a Bernie Sanders, a quien considera la persona indicada para derrotar a Trump en las presidenciales. Papadopoulos hace hincapié en su trabajo para Trump, mientras que García dice que su objetivo es impulsar el programa de Trump.

El conflicto entre Smith y Uygur refleja la división entre progresistas y candidatos del establishment demócrata, la cual se hace visible en otras contiendas estatales.

Uygur ha publicado numerosos tuits en los que dice que el partido aporta “toneladas de efectivo de las empresas” a la campaña de Smith para “combatir... los ideales progresistas”. El partido, que apoya a Smith, respondió que “sabemos lo que hay en juego en esta elección especial y nos sentimos orgullosos de apoyar a una candidata con fuertes raíces locales en el distrito, capaz de conservar esta banca”.