ADVERTISEMENT
Related topics

    Denuncian que sanciones británicas a Rusia son muy débiles

    February 23, 2022 GMT
    El primer ministro británico Boris Johnson en Londres el 23 de febrero del 2022.  (AP foto/Alberto Pezzali)
    El primer ministro británico Boris Johnson en Londres el 23 de febrero del 2022.  (AP foto/Alberto Pezzali)
    El primer ministro británico Boris Johnson en Londres el 23 de febrero del 2022.  (AP foto/Alberto Pezzali)
    El primer ministro británico Boris Johnson en Londres el 23 de febrero del 2022. (AP foto/Alberto Pezzali)
    El primer ministro británico Boris Johnson en Londres el 23 de febrero del 2022. (AP foto/Alberto Pezzali)

    LONDRES (AP) — Gran Bretaña prometió aplicar “potentes” sanciones a Rusia por su incursión en territorio ucraniano, pero las escasas penalidades anunciadas por el primer ministro Boris Johnson han decepcionado a aliados y críticos por igual.

    El Reino Unido congeló los bienes y le prohibió la entrada al país a tres rusos acaudalados, e impuso sanciones a cinco bancos rusos.

    Johnson asegura que habrá más sanciones si ocurre una “invasión total” de Ucrania. Pero hay quienes dicen que las sanciones actuales son muy pocas, y las anunciadas vendrán demasiado tarde.

    “Si no ahora, ¿cuándo?” le preguntó el líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, al primer ministro el miércoles.

    El legislador conservador Iain Duncan Smith, exlíder del partido, declaró que “si vamos a imponerles sanciones, tenemos que darles duro y darles ahora mismo”.

    El Reino Unido afirma que está coordinando sus sanciones con la Unión Europea y con Estados Unidos, pero esos últimos dos han aplicado sanciones más duras.

    ADVERTISEMENT

    La UE aplicó medidas contra los 351 diputados rusos que votaron a favor de reconocer como independientes a dos regiones separatistas de Ucrania, así como a otros 27 funcionarios e instituciones rusas vinculadas con la banca y con las fuerzas armadas.

    El presidente estadounidense Joe Biden impuso sanciones a allegados de Putin, a sus familias y a varios bancos rusos. Aseguró que el objetivo es “aislar al gobierno ruso del sistema financiero occidental”.

    El financista y activista anticorrupción británico Bill Browder estimó que de todas las sanciones anunciadas hasta ahora, solo las estadoundienses “golpearán a Putin”.

    “Colocar al Banco Central de Rusia, al Ministerio de Hacienda de Rusia y al Fondo Soberano de Rusia en la lista de sancionados, junto con tres oligarcas cuyos padres son funcionarios del gobierno es algo bueno”, expresó Browder.

    “Gracias a Dios por Estados Unidos, porque nadie más está haciendo algo que valga la pena. Putin está confiado en que no podremos ponernos de acuerdo, que no podremos tomar medidas severas, que haremos lo mismo que hemos hecho en el pasado”, añadió.

    En otro golpe para Putin, Alemania suspendió el martes la certificación del gasoducto Nord Stream 2, que iba a transportar gas de Rusia hacia Europa.

    El gobierno británico ha sido uno de los más insistentes en pedir que Europa reduzca su dependencia de los combustibles rusos, que son una fracción muy pequeña del suministro británico. Pero no ha sido tan ágil en zafarse del dinero ruso que durante años ha entrado en la economía británica, resultando en la compra de propiedades, empresas y equipos deportivos.

    En un reporte del 2020, la Comisión de Inteligencia y Seguridad del Parlamento británico aseveró que desde la década de 1990 Gran Bretaña ha “recibido el dinero ruso sin hacer muchas preguntas sobre el origen de esa considerable riqueza”.

    ADVERTISEMENT

    “Hay muchos rusos que tienen estrechos lazos con Putin, que están integrados al mundo empresarial y social británico y que son aceptados debido a su riqueza”, añade el reporte.

    Activistas anticorrupción denuncian que el Partido Conservador de Johnson ha recibido 2 millones de libras (2,7 millones de dólares) en donaciones de personas vinculadas a Rusia desde que Johnson asumió como primer ministro en 2019. El partido insiste en que todas las donaciones vinieron de actores políticos británicos, como lo exige la ley.

    El Reino Unido recientemente aprobó herramientas para limpiar el dinero sucio, pero según expertos, prácticamente no las ha utilizado.

    Otras leyes podrían ser aprobadas como parte de un Acta contra Delitos Económicos, pero eso será, como muy temprano, en el otoño.

    Thomas Mayne, investigador en el centro de estudios internacionales Chatham House, dijo que los poderes anticorrupción británicos significan que “cualquiera que esté involucrado en sobornos, mal manejo de fondos o violaciones de derechos humanos puede ser sancionado”.

    “Pero creo que para que realmente tengan efecto, las sanciones tendrían que ir contra muchas personas, no solo tres”, añadió.

    Johnson prometió el miércoles que “vendrán más sanciones” y que la próxima tanda “le impedirá a todos los bancos rusos, a todos los oligarcas y a todos los individuos rusos recaudar dinero en los mercados de Londres”.

    “Eso golpeará a Putin donde más le duele”, indicó Johnson.