AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

Curdos contienen avance del grupo Estado Islámico

October 15, 2014 GMT
Una nube de humo se eleva tras un ataque en Kobani, Siria, donde los curdos sirios tratan de contener el avance de los extremistas del grupo Estado Islámico. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)
Una nube de humo se eleva tras un ataque en Kobani, Siria, donde los curdos sirios tratan de contener el avance de los extremistas del grupo Estado Islámico. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)

MURSITPINAR, Turquía (AP) — Los redoblados bombardeos encabezados por Estados Unidos y una decidida fuerza militar curda en tierra parecen haber conseguido frenar el avance de los combatientes del grupo Estado Islámico en una estratégica ciudad curda cerca de la frontera de Siria con Turquía, al menos por ahora.

El miércoles, los milicianos curdos libraron feroces batallas callejeras con los extremistas suníes en la fronteriza Kobani y lograron avances en algunos frentes, horas después de que una coalición encabezada por Estados Unidos intensificara su campaña aérea.

En una sorprendente exhibición de resistencia, los combatientes curdos han resistido las embestidas de unos yihadistas más experimentados a un mes del inicio de la ofensiva de los milicianos en la ciudad fronteriza, aferrándose a su territorio, en contra de lo que se esperaba.

ADVERTISEMENT

“La gente desestima el poder de la determinación”, dijo Farhad Shami, un activista curdo en Kobani. “Los curdos tienen una causa y están preparados a morir luchando por ella”.

También cuentan con la ventaja de pelear en terreno conocido.

“Los combatientes del Estado Islámico tienen mucho más conocimiento de armas, pero no conocen el terreno”, dijo Rami Abdurrahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

El grupo Estado Islámico lanzó su ofensiva en Kobani a mediados de septiembre, apoderándose de decenas de aldeas curdas cercanas y un tercio de la ciudad en avances relámpago que generaron una huida masiva de civiles hacia el otro lado de la frontera con Turquía.

Los enfrentamientos en Kobani y sus alrededores han dejado más de 550 personas muertas, la mayoría integrantes del grupo Estado Islámico, de acuerdo con el Observatorio.

En la ciudad fronteriza de Kobani, miembros de las Unidades de Protección del Pueblo Curdo lograban algunos progresos contra los milicianos suníes, horas después que la coalición intensificó sus ataques aéreos, dijo Asya Abdulá, un líder curdo sirio.

El Pentágono informó que ha lanzado 39 ataques aéreos de la coalición cerca de Kobani en las últimas 24 horas, diseñados para afectar el reforzamiento y el reabastecimiento del grupo Estado Islámico, y para evitar que los combatientes del grupo extremista cuente con capacidad para combates masivos en las zonas de Kobani en poder de los curdos.

Hablando vía telefónica desde Kobani, Abdulá, copresidente del Partido Unión Democrática Curda, dijo a The Associated Press que los combatientes curdos avanzaron hasta las cercanías de la colina de Tel Shair que domina parte de la ciudad, aprovechando los ataques desde el aire que contuvieron el avance de los extremistas.

ADVERTISEMENT

Estados Unidos y sus aliados también atacaron instalaciones petroleras para impedir que las aprovechen los extremistas.

La Agencia Internacional de Energía, con sede en París, dijo en un informe que los ataques encabezados por Estados Unidos han debilitado significativamente la capacidad del grupo Estado Islámico de producir, operar y vender petróleo de contrabando, que había sido una fuente importante de ingresos para los milicianos.

En su informe mensual difundido el martes, la agencia dijo que los bombardeos han reducido a unos 20.000 barriles de petróleo diarios la producción que ascendía a 70.000 en el verano.

Pero en declaraciones que reflejan la complejidad de la crisis en la región, el viceprimer ministro turco Bulent Arinc se mofó de los combatientes curdos que defienden Kobani, comparando su lucha contra el grupo Estado Islámico con la guerra de guerrillas de los rebeldes curdos que libran una insurgencia en Turquía desde hace tres décadas, en su mayoría en las regiones montañosas en el este del territorio turco.

“No son capaces de dar una buena pelea allí”, dijo Arinc a la prensa en la ciudad de Adiyaman, en el sureste del país.

“Es fácil pelear en las montañas contra los militares, la policía, el maestro y el juez. Es fácil secuestrar gente, pero no son capaces de pelear en Kobani”, agregó. “Yo podría decir mucho más pero déjenme dejarlo ahí para que no se avergüencen tanto”.

Las duras declaraciones también reflejaron la delicada postura de Turquía sobre el combate en Kobani. El martes, Turquía lanzó ataques aéreos contra rebeldes curdos dentro de sus fronteras.

______

Karam reportó desde Beirut. Los periodistas de The Associated Press Albert Aji en Damasco, Bassem Mroue en Beirut y Suzan Fraser en Ankara contribuyeron a este despacho.

ADVERTISEMENT