Related topics

Sequedad y vientos atizarían incendios forestales en EEUU

April 28, 2022 GMT
Bomberos trabajando en una zona de árboles quemados frente a un inmueble en construcción, el viernes 22 de abril de 2022, en Colorado Springs, Colorado. (Jerilee Bennett/The Gazette vía AP)
Bomberos trabajando en una zona de árboles quemados frente a un inmueble en construcción, el viernes 22 de abril de 2022, en Colorado Springs, Colorado. (Jerilee Bennett/The Gazette vía AP)
Bomberos trabajando en una zona de árboles quemados frente a un inmueble en construcción, el viernes 22 de abril de 2022, en Colorado Springs, Colorado. (Jerilee Bennett/The Gazette vía AP)
Bomberos trabajando en una zona de árboles quemados frente a un inmueble en construcción, el viernes 22 de abril de 2022, en Colorado Springs, Colorado. (Jerilee Bennett/The Gazette vía AP)
Bomberos trabajando en una zona de árboles quemados frente a un inmueble en construcción, el viernes 22 de abril de 2022, en Colorado Springs, Colorado. (Jerilee Bennett/The Gazette vía AP)

ALBUQUERQUE, Nuevo México, EE.UU. (AP) — Las autoridades advirtieron el jueves que el tiempo seco y ventoso que contribuyó a avivar los excepcionales incendios forestales desde Nuevo México hasta Nebraska, podría amenazar los avances logrados por los bomberos en el control de algunos de los fuegos.

Se espera que una franja del país que se extiende desde Arizona hasta la franja de Texas conocida como Panhandle sea la más afectada por el regreso del mal tiempo que ha generado incendios inusualmente calientes y rápidos para esta época del año, advirtieron los meteorólogos.

Se han emitido alertas para algunos de los mismos estados que sufrieron incendios forestales de la semana pasada. Las advertencias estaban vigentes para todo Nuevo México y partes de Arizona, Nevada, Colorado, Texas, Oklahoma y Nebraska.

En Nuevo México, azotado por la sequía, las llamas saltaron una línea antifuego construida para acorralar el perímetro noroeste de un incendio que ya destruyó varias viviendas mientras avanzaba a lo largo de 259 kilómetros cuadrados (100 millas cuadradas) de prados y laderas de montañas.

ADVERTISEMENT

Algunos de los casi 1.000 bomberos que luchan en Nuevo México contra lo que se ha convertido en el incendio forestal más grande en la actualidad de Estados Unidos trabajaban el jueves para evitar que alcance la comunidad rural de Ledoux. Eso significó reforzar las líneas antifuego y enviar equipos encargados de proteger inmuebles, informó Jayson Coil, jefe de la sección de operaciones de extinción de incendios.

“Reconocemos que durante los próximos dos días vamos a tener condiciones muy desfavorables, con advertencias de bandera roja y luego vientos fuertes, no tan fuertes como el día del fuerte incendio de la semana pasada, pero tal vez de 45 a 50 mph (72 a 80 km/h) y van a empujar ese fuego hacia el noreste”, alertó.