AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

No es real que la trombosis sea la única complicación que puede provocar el COVID-19

April 21, 2020 GMT

LA AFIRMACIÓN: Gracias a las autopsias que médicos italianos han realizado a pacientes de COVID-19 se descubrió que los enfermos no desarrollan neumonía sino trombosis por lo que la forma de combatir el coronavirus es con antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes.

VERIFICACIÓN AP: Falso. La Organización Mundial de la Salud ha informado que tanto la trombosis como la neumonía pueden ser complicaciones de COVID-19. Aún no existe un tratamiento para combatir el virus.

LOS HECHOS: En las últimas semanas un mensaje que se ha compartido miles de veces en Facebook y en Whatsapp asegura que a nivel mundial no se ha estado tratando correctamente a los pacientes con coronavirus. Explica que los resultados se obtuvieron de una autopsia realizada a 50 personas en Italia.

ADVERTISEMENT

“Gracias a las autopsias efectuadas por los italianos se demostró que no es neumonía sino que es coagulación intravascular diseminada (trombosis). Entonces la forma de combatirlo es con antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes”, dice el mensaje. “Nunca se necesitaron los ventiladores, ni la unidad de cuidados intensivos. A nivel mundial se ha estado atacando mal el COVID-19 por un grave error de diagnóstico”.

El texto también señala que las intubaciones y reanimaciones no sirven de nada si primero no se resuelve el tromboembolismo. “Si ventilas un pulmón donde la sangre no llega, no sirve de nada, de hecho, nueve de cada diez mueren. Porque el problema es cardiovascular, no respiratorio. Son las micro trombosis venosas, no la neumonía, las que determinan la mortalidad”, dice el texto.

Pero esta información no es precisa, pues aunque sí se realizaron 50 autopsias a pacientes de COVID-19 en el Hospital Policlínico de Milán, los médicos no descartaron que la neumonía sea una complicación del nuevo coronavirus. Lo que descubrieron fue que el nuevo coronavirus no sólo produce neumonía sino una variedad de efectos diversos entre los que se encuentra la trombosis.

Ya antes se habían publicado estudios sobre la prevalencia de signos de trombosis en pacientes fallecidos por coronavirus. En febrero, el Journal of Thrombosis and Haemostasis publicó uno en el que analizó a 138 pacientes del Hospital Tongji, en Wuhan, China, de los cuales 15 fallecieron. De los pacientes que no sobrevivieron un 71% mostraba signos de trombosis.

Desde el inicio del brote la OMS informó que tanto la neumonía como la trombosis son algunas de las posibles complicaciones que los pacientes de COVID-19 pueden presentar. Sin embargo, el virus se puede manifestar de manera distinta en cada paciente.

ADVERTISEMENT

En su web, la organización señala que los síntomas más comunes del COVID-19 son la tos seca, el cansancio y la fiebre, pero también agrega: “Algunas personas pueden desarrollar formas más graves de la enfermedad, como la neumonía”. En las orientaciones dirigidas a médicos sobre el virus, la OMS sugiere el uso de heparina -un anticoagulante- en pacientes de COVID-19 para evitar posibles trombosis.

Sobre el uso de antibióticos para combatir el virus, la OMS ha desmentido que los antibióticos sirvan contra el virus, pues sólo son útiles para bacterias. “El nuevo coronavirus (2019-nCoV) es un virus y, por lo tanto, los antibióticos no deben usarse como un medio de prevención o tratamiento”, dice una publicación en su página web. “Sin embargo, si está hospitalizado por el 2019-nCoV, puede recibir antibióticos porque es posible la coinfección bacteriana”.

Con respecto a los antiinflamatorios, la OMS informó que, tras revisar 73 estudios, concluyó que los fármacos antiinflamatorios no esteroideos -entre los que se incluye el ibuprofeno- no aportan ni beneficios ni riesgos a los pacientes infectados por el COVID-19.

Hasta el 20 de abril, según datos de la Universidad Johns Hopkins en Italia se han registrado 181.228 casos confirmados de COVID-19, 24.114 muertes y 48.877 pacientes recuperados.



---

Este artículo forma parte del esfuerzo de verificación de datos de The Associated Press para combatir la desinformación que se comparte en línea, e incluye una colaboración con Facebook para identificar y reducir la circulación de noticias falsas que circulan en esta red social.

Aquí encontrarás más información sobre el programa de verificación de datos de Facebook: https://www.facebook.com/help/1952307158131536

ADVERTISEMENT