AP NEWS
ADVERTISEMENT
Related topics

    Video: Hombre se duerme antes de confesar homicidio en Iowa

    May 21, 2021 GMT
    Cristhian Bahena Rivera escucha un testimonio que le es traducido al español por un intérprete durante su juicio en un tribunal en el condado Scott, en Davenport, Iowa, el jueves 20 de mayo de 2021. Bahena Rivera está acusado de homicidio en primer grado por la muerte de la estudiante Mollie Tibbetts ocurrida en 2018. (Jim Slosiarek/The Gazette vía AP, Foto Compartida)
    Cristhian Bahena Rivera escucha un testimonio que le es traducido al español por un intérprete durante su juicio en un tribunal en el condado Scott, en Davenport, Iowa, el jueves 20 de mayo de 2021. Bahena Rivera está acusado de homicidio en primer grado por la muerte de la estudiante Mollie Tibbetts ocurrida en 2018. (Jim Slosiarek/The Gazette vía AP, Foto Compartida)

    DAVENPORT, Iowa, EE.UU. (AP) — Un trabajador agrícola acusado de asesinar a una estudiante de la Universidad de Iowa en 2018 se quedó dormido durante un prolongado interrogatorio de la policía, un indicio de que su confesión parcial pudo ser forzada porque se le había privado del sueño, dijo el viernes su abogada.

    Cristhian Bahena Rivera, de 26 años, está acusado de homicidio por la muerte por apuñalamiento de Mollie Tibbetts, de 20 años, en julio de 2018. La confesión parcial es clave para el caso de la fiscalía.

    Videos proyectados en el tribunal de Davenport muestran cuando Bahena Rivera parece dormirse varios minutos durante el interrogatorio de 11 horas en la oficina del sheriff del condado Poweshiek, en Montezuma, Iowa, en agosto de 2018.

    La expolicía de Iowa City Pamela Romero, que interrogó a Bahena Rivera en español, reconoció al ser interrogada en el tribunal que notó que el hombre se había quedado dormido cuando ella fue a traerle comida. Bahena Rivera había trabajado todo el día en una granja lechera antes de que la policía comenzara a interrogarlo.

    ADVERTISEMENT

    Romero recordó que Bahena Rivera había dicho tener sueño pero, según ella, él estaba alerta y atento durante su interrogatorio.

    La abogada defensora Jennifer Frese dijo que los videos muestran al acusado durmiendo y que las duras técnicas de interrogatorio apuntan hacia una posible confesión coaccionada.

    Durante su testimonio, Romero admitió haber dicho falsamente a Bahena Rivera que los investigadores habían encontrado cabellos en su vehículo y que tenían los registros de su teléfono celular.

    Romero también admitió haber dicho al acusado que ella no era policía de inmigración, aunque después lo pusieron a disposición de las autoridades federales debido a una solicitud de detención presentada por inmigración a mitad del interrogatorio. Bahena Rivera llegó a Estados Unidos desde México cuando era adolescente y vivía sin permiso en el país.

    Fuera de la presencia del jurado, el fiscal Scott Brown dijo que la idea de que la confesión fue falsa y coaccionada se desacredita con la prueba de que Bahena Rivera condujo a la policía al lugar donde se encontraban los restos de Tibbetts. El juez Joe Yates excluyó el testimonio sobre ese aspecto después de determinar que Romero no informó a Bahena Rivera sus derechos Miranda.

    Brown solicitó el viernes a Yates que le permitiera utilizar esa prueba, alegando que el argumento de la defensa lo hacía pertinente. Yates determinó que de momento mantendría excluido ese testimonio.

    Los investigadores aseguran que el 21 de agosto de 2018, Bahena Rivera los condujo hasta donde había ocultado el cadáver de Tibbetts en un maizal un mes antes. En el lugar, Bahena Rivera dijo que se había acercado a Tibbetts cuando ella corría, y que forcejearon cuando ella dijo que llamaría a la policía, testificó Romero.

    Bahena Rivera señaló que no podía recordar cómo la mató pero recuerda haber puesto el cadáver ensangrentado abajo de tallos de maíz y marcharse, señaló Romero. Bahena Rivera nunca dio indicio de que hubiera agredido sexualmente a Tibbetts, apuntó.