ADVERTISEMENT
Related topics

    Artista Revelación: Sydney Sweeney toma control de su vida

    December 17, 2021 GMT
    Sydney Sweeney posa en Los Ángeles el 8 de diciembre de 2021. La actriz fue nombrada una de las Artistas Revelación del Año por The Associated Press. (AP Foto/Marcio José Sánchez)
    1 of 6
    Sydney Sweeney posa en Los Ángeles el 8 de diciembre de 2021. La actriz fue nombrada una de las Artistas Revelación del Año por The Associated Press. (AP Foto/Marcio José Sánchez)
    1 of 6
    Sydney Sweeney posa en Los Ángeles el 8 de diciembre de 2021. La actriz fue nombrada una de las Artistas Revelación del Año por The Associated Press. (AP Foto/Marcio José Sánchez)

    LOS ÁNGELES (AP) — Mientras Sydney Sweeney perseguía su sueño de ser actriz, su familia perdió su hogar, sus padres se divorciaron y ella pasó incontables noches llorando debido al rechazo constante.

    Con la esperanza de volver a unir a su familia, Sweeney juró alcanzar el éxito y comprar una casa a sus padres cuando cumpliera 18 años. Pero, como tantos hijos de divorciados, su deseo nunca se hizo realidad.

    “Hubo muchos, muchos años en los que me dijeron ‘No’ continuamente”, dijo Sweeney recientemente a The Associated Press, que la nombró una de sus Artistas Revelación de 2021. “Me decían que no era lo suficientemente buena, que nunca lo lograría — no era lo suficientemente bonita — todo el tiempo. Y mis padres decían: ‘¿Estamos haciendo lo correcto?’”.

    Finalmente en 2018 Sweeney consiguió su gran oportunidad: un papel pequeño pero memorable en “The Handmaid’s Tale” (“El cuento de la criada”) de Hulu. Tenía 21 años.

    ADVERTISEMENT

    “La primera vez que estuve en el set, pensé: ‘Estoy realmente aquí. Esto es de lo que mi mamá y yo siempre hablábamos’”, dijo Sweeney.

    A partir de ahí, despegó. Ese mismo año participó en la aclamada miniserie de HBO “Sharp Objects”, protagonizada por Amy Adams. En 2019, protagonizó con Zendaya y Hunter Schafer “Euphoria” de HBO, un retrato aterradoramente honesto de la adicción a las drogas y el sexo en los adolescentes. Y un mes después del estreno de “Euphoria”, Sweeney estaba dando vueltas en un vestido rosa junto a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt en el estreno de “Once Upon a Time in ... Hollywood” (“Había una vez en Hollywood”) de Quentin Tarantino, en la que interpretó a una integrante de la familia Manson.

    Sweeney selló su estrellato en 2021 con papeles importantes en la exitosa miniserie de HBO “The White Lotus”, y en el thriller erótico de Amazon “The Voyeurs”. También filmó la muy esperada segunda temporada de “Euphoria”, que se estrena en enero.

    Además de todo eso, fundó su propia productora, Fifty-Fifty Films.

    “Tuve el tiempo durante COVID, y... estaba leyendo todos estos libros. Dije, ‘Bueno, ¿alguien tiene los derechos sobre ellos?’”, dijo Sweeney.

    En particular, se enamoró del thriller de Jessica Goodman “They Wish They Were Us”, que transcurre en una escuela privada. Así que voló a Nueva York y convenció a Goodman de que podía darle vida a la historia como una miniserie.

    Con el nombre de “The Players Table”, Sweeney y sus socios ahora producen la serie para HBO Max. Ella misma la protagonizará junto a la cantante Halsey como dos chicas que descifran el asesinato de una compañera de clase en una acaudalada zona de Long Island.

    Ninguno de los éxitos de Sweeney sorprenden al director de “The Voyeurs”, Michael Mohan, una de las primeras personas en Hollywood que creyó en ella cuando la eligió para la serie de Netflix “Everything Sucks” de 2018.

    ADVERTISEMENT

    “Literalmente vimos a miles de personas para este papel, y realmente no fue hasta que Sydney llegó que pensé, ‘Oh, aquí está. Esta es la persona’”, dijo Mohan. “Ella nos dejó sencillamente boquiabiertos”.

    Mohan dijo que Sweeney se destacó porque tiene una “habilidad innata para mostrarse increíblemente vulnerable en un abrir y cerrar de ojos”.

    “Ella se prepara mucho y pasó mucho tiempo trabajando en su personaje y entendiendo la historia del personaje para tener cosas que sacar”, dijo. “Y eso lleva tiempo, consume mucha energía. Creo que eso es lo que la separa de tantos otros artistas, su gran ética de trabajo”.

    Dijo que la actriz volvió a asombrarlo cuando la dirigió en “The Voyeurs”, su primer papel principal, que requería escenas tanto sexualmente íntimas como tremendamente emocionales.

    “Hay escenas en las que tiene ataques de pánico total, una especie de respuesta de animal herido a algo trágico que le sucede”, dijo Mohan. “En cuatro días diferentes, tuvo que llegar al mismo tipo de llanto con mocos. Todos decían: ‘Tenemos que dar lo mejor de nosotros porque ella se está luciendo en este momento, y está tomando decisiones realmente inteligentes e interesantes todos los días, y esta es potencialmente la película que la lanzará al estrellato’. Así que apoyémosla todos, porque estamos presenciando el nacimiento de una estrella”, dijo.

    A pesar de todo el éxito, sería incorrecto decir que Sweeney se está deleitando con eso.

    “Mis padres se perdieron y se divorciaron”, dijo. “Pasaron muchas cosas mientras pude llegar aquí, así que es un poco agridulce que mi sueño se esté haciendo realidad. Desgraciadamente, perdí mucha familia en el camino”.

    Sin embargo, Sweeney aprecia lo que su carrera le permite hacer por sus seres queridos.

    “Pude llevar a mi abuela a París y sentarme en primera fila en el desfile de modas de Balmain y ella nunca había viajado tan lejos. No había estado en Europa”, dijo Sweeney.

    En otro viaje, llevó a sus primos a la glamorosa costa italiana de Amalfi.

    “Crecimos holgazaneando en el lago, sin ducharnos y sin televisión ni internet”, dijo Sweeney. “Gran parte de mi familia, no venimos de mucho, y poder darles un pedacito de este mundo, eso es lo más significativo para mí... Esos son los momentos más grandes de pellizcarme”.

    Y ahora, a unos seis años de su objetivo, finalmente compró esa casa.

    “Siempre pensé que cuando cumpliera 18 años, tendría todo este dinero y volvería a comprar la casa de mis padres y los volvería a unir. Y nunca pude, nunca lo hice”, dijo Sweeney. “Así que ahora poder estar en una casa es un logro tan increíble, aleccionador y asombroso que todavía no puedo creer que fui capaz de conseguirlo”.