ADVERTISEMENT
Related topics

    Donovan Carrillo, abanderado de México en patinaje artístico

    February 2, 2022 GMT
    Los anillos olímpicos en la Torre de Beijing, el martes 1 de febrero de 2022, previo a los Juegos Olímpicos de Invierno. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
    Los anillos olímpicos en la Torre de Beijing, el martes 1 de febrero de 2022, previo a los Juegos Olímpicos de Invierno. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
    Los anillos olímpicos en la Torre de Beijing, el martes 1 de febrero de 2022, previo a los Juegos Olímpicos de Invierno. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
    Los anillos olímpicos en la Torre de Beijing, el martes 1 de febrero de 2022, previo a los Juegos Olímpicos de Invierno. (AP Foto/Natacha Pisarenko)
    Los anillos olímpicos en la Torre de Beijing, el martes 1 de febrero de 2022, previo a los Juegos Olímpicos de Invierno. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

    La primera vez que Donovan Carrillo supo que existían unos Juegos Olímpicos de Invierno, fue cuando se fijó en las competencias de Vancouver 2010.

    Ahora, se convertirá en el primer patinador artístico mexicano en 30 años.

    Inspirado por su hermana, Carrillo — de 22 años de edad — comenzó a patinar poco antes de los Juegos de Vancouver, pero no fue hasta que vio por televisión las competencias que supo lo que quería hacer en la vida.

    “Es una gran satisfacción el ver materializado mi sueño porque fueron muchos años de trabajo”, dijo Carrillo.

    Originario de Guadalajara, Carrillo tenía 13 años cuando tuvo que mudarse a León, ciudad en el centro del país, siguiendo a su entrenador Gregorio Núñez. ¿La razón? La pista de hielo en Guadalajara había sido cerrada.

    Desde entonces se ha entrenado en una pista localizada dentro de un centro comercial. La misma no tiene las dimensiones olímpicas, pero igual se pudo clasificar a Beijing.

    ADVERTISEMENT

    “En los primeros años de mi carrera, uno de los mayores conflictos en contra que aprendí a luchar fue la falta de recursos”, dijo Carrillo. “Fue difícil formarme como deportista en esa primera etapa porque mi deporte es costoso y está limitado el acceso porque no lo puedes practicar en dependencias de gobierno, es con particulares y eso complica la práctica”.

    A diferencia de países con tradición de deportes de invierno, las escasas pistas de patinaje sobre hielo que existen en México son para prácticas recreativas, y ninguna está disponible sin costo.

    Su entrenador rabaja en una de esas pistas particulares, y ahí Carrillo combina sus entrenamientos con la gente que paga para irse a divertir.

    “Hemos estructurado un plan de entrenamiento diferente al de un ruso, un chino, japonés o un estadounidense que no entrenan en las mismas condiciones dentro de un centro comercial como yo donde la pista ni siquiera es olímpica”, dijo Carrillo. “Pero lejos de quejarme de todo esto, lo agradezco porque me hizo crecer como deportista y espero seguir creciendo”.

    Se volvió famoso en México en 2016, cuando patinó al ritmo de ‘Hasta que te conocí’, una canción muy popular de Juan Gabriel, quien tenía poco tiempo de haber fallecido, aunque no fue como homenaje al cantante sino porque era favorita de su madre.

    Para su actuación en Beijing, Carrillo eligió música de Carlos Santana y las canciones ‘Black Magic Woman’ y ‘Shake It’ para su programa corto y en el programa libre usará canciones de Carlos Rivera y Elvis Crespo.

    “Yo disfruto mucho cuando patino y muchos van a disfrutar la música cuando la presente en unos Olímpicos”, dijo el competidor. “Las canciones tienen una energía única y van a marcar algo importante en mi carrera dentro del patinaje”.

    En Beijing 2022, será uno de cuatro atletas compitiendo por México. Los otros son Sarah Scheleper y Rodolfo Dickson, en el esquí alpino, además de Jonathan Soto, en el esquí de fondo.

    ADVERTISEMENT

    “Como mexicanos somos capaces de lograr muchísimas cosas, el claro ejemplo es el poder estar en unos Juegos Olímpicos, es la prueba de que todo se puede. A pesar de que será una experiencia nueva, estamos contentos y motivados para hacer historia para el país”, dijo.

    Carrillo, el único de los clasificados a Beijing que tiene una beca del gobierno federal, fue elegido como el abanderado de la delegación.

    “Ser el abanderado para mi como mexicano significa todo, como deportistas aspiramos a llegar a unos Olímpicos y ser abanderado motiva más para tener un desempeño que haga que me sienta orgulloso no solo yo sino todo el país”, agregó.

    Carrillo es realista sobre sus expectativas. Ubicado en el puesto 70 de la clasificación mundial, hablar de medallas está fuera de la realidad.

    “Al ser mis primeros Olímpicos lo que me quiero traer es experiencia, el principal objetivo es lograr mejores presentaciones y un resultado del cual mi país y yo nos vamos a sentir orgullosos”, afirmó Carrillo. “El enfoque es dar lo mejor de mí y luchar por todo”.

    Carrillo será el primer mexicano en patinaje artístico en unos Juegos Olímpicos desde que Ricardo Olavarrieta compitiera en Albertville 1992.

    “En 2010 tuve la oportunidad de soñar con ir a competir a unos Olímpicos”, dijo Carrillo. “Ahora me toca estar del otro lado porque quiero inspirar a que más se atrevan a experimentar, esa es otra de mis metas”.

    Carrillo parece tener todo para lograrlo.