ADVERTISEMENT
Related topics

Nanotecnología en vacunas vs. COVID-19 no es para controlar la mente, como dice actriz mexicana

September 2, 2020 GMT

LA AFIRMACIÓN: La actriz mexicana de televisión Patricia Navidad advirtió que las vacunas en desarrollo contra el COVID-19 contienen nanotecnología a través de la cual empresas farmacéuticas buscan controlar a los humanos. 

VERIFICACIÓN AP: Falso. Las vacunas en desarrollo contra el COVID-19 no contienen nanotecnología para controlar la mente humana. Aunque sí se explora el uso de la nanotecnología en el desarrollo de vacunas contra el nuevo virus, no existen indicios de que se busque controlar la mente humana con esta tecnología.

LOS HECHOS: En un video publicado desde su cuenta verificada de Instagram y que se ha compartido miles de veces en las redes sociales, la actriz mexicana Patricia Navidad alertó a sus seguidores sobre un supuesto plan de las empresas farmacéuticas a nivel global para controlar a la humanidad a través de nanotecnología en las vacunas que se desarrollan contra el COVID-19.

ADVERTISEMENT

Navidad agregó que empresarios como el billonario estadounidense Bill Gates e Elon Musk, propietario de Tesla, respaldan la nanotecnología en las vacunas en desarrollo para controlar a los humanos. 

En el video, que ha sido reproducido miles de veces, Navidad también hizo referencia a una agrupación denominada “Médicos por la Verdad” que, según la actriz, ha presentado evidencias del “engaño” en torno al coronavirus. 

En julio un grupo de médicos en España que se autodenominó “Médicos por la Verdad” convocó a un evento en Madrid en el que representantes de la agrupación presentaron teorías que han sido calificadas de falsas por autoridades y expertos.

Por ejemplo, miembros del grupo plantearon en el evento que el dióxido de cloro sirve para tratar a pacientes con COVID-19. Ante las versiones que circulan en línea, la Administración de Medicamentos y Alimentos del gobierno norteamericano (FDA, por sus siglas en inglés) ha alertado en contra de ingerir dióxido de cloro para el tratamiento de personas contagiadas de COVID-19. 

Navidad también ha publicado varios videos en los que sostiene que la pandemia de COVID-19 fue planeada y se refiere a la emergencia sanitaria global como una “plandemia”. 

ADVERTISEMENT

Pero en el video que ha sido mayormente diseminado en redes como Twitter y Facebook, la actriz sostiene que las vacunas en desarrollo contra el nuevo coronavirus contienen nanotecnología a través de la cual empresas farmacéuticas buscan controlar a la humanidad.

“Estas vacunas lo que traen es nanotecnología para modificar nuestro ADN, para convertirnos en seres humanos híbridos donde ya vamos a tener en nuestro cuerpo, en nuestro organismo, tecnología, tecnología que por medio de la misma tecnología vamos a estar siendo vigilados, controlados, sin intimidad, sin privacidad, tecnología con la cual ellos pueden leer nuestros pensamientos, modificar nuestros pensamientos, alterarlos, ver a través de nuestros ojos, saber qué hacemos, qué no hacemos”, declaró en el video.

Pero esta información es incorrecta. Aunque sí se aplica la nanotecnología en el desarrollo de algunas de las vacunas contra el COVID-19, no existen indicios de que se busque controlar la mente humana con esta tecnología.

En un artículo publicado en julio en la revista científica Nature, académicos del Departamento de Nanoingenería y otras áreas de la Universidad de California, en San Diego, concluyeron que aunque la nanotecnología es utilizada en el desarrollo de algunas vacunas contra COVID-19, podría tomar años para que esas vacunas sean aplicadas contra el nuevo virus. 

Sin embargo, en el artículo titulado “Desarrollo de la vacuna COVID-19 y un posible camino hacia adelante con nanomateriales”, los académicos sostienen que la nanotecnología ha sido útil en vacunas diseñadas en el combate de otras enfermedades, como la influenza. 

Además, los expertos afirman en el texto que, en general, la aplicación de la nanotecnología en el diseño de vacunas es ideal ya que los nanomateriales utilizados en el desarrollo de vacunas pueden imitar las estructuras virales que se buscan combatir. Los académicos no hacen referencia en su investigación a ningún indicio de que la nanotecnología de las vacunas en desarrollo contra el COVID-19 impactarían al cerebro.

Un ejemplo de las vacunas en desarrollo contra el virus que utilizan plataformas de nanotecnología son las vacunas ARNm, que son administradas a través de nanopartículas. 

Hasta ahora, las vacunas en desarrollo con esta tecnología no han sido autorizadas para ensayos clínicos en pacientes infectados de COVID-19 y su riesgo de fracaso es significativamente mayor a una vacuna convencional, de acuerdo con el artículo. 

Por su parte, Gates ha rechazado las teorías conspirativas que afirman que busca implantar microchips en cerebros humanos a través de las vacunas. La Fundación Bill y Melinda Gates ha donado cientos de millones de dólares al desarrollo de vacunas contra el COVID-19 a nivel global. En una entrevista con la cadena de televisión norteamericana CBS en julio Gates dijo que espera que la teoría sobre los microchips para el control de humanos pierda fuerza conforme la verdad y los hechos reales sean dados a conocer.

Además, en un correo electrónico la Fundación Bill y Melinda Gates dijo a la AP que su respaldo al desarrollo de la vacuna contra el COVID-19 tiene como objetivo terminar con la pandemia. 

“Los expertos sostienen que una vacuna en contra del COVID-19 será crítica para terminar con esta pandemia una vez que los ensayos clínicos demuestren que es segura y efectiva en un amplio grupo de personas”, dijo la fundación en el mensaje.

También, en un tuit el 2 de julio, Musk dijo que Tesla estaba colaborando con la farmacéutica alemana CureVac en el desarrollo de unidades de producción portátiles de ARNm que son utilizadas en el desarrollo de vacunas contra el nuevo coronavirus. Musk no ha hecho ninguna referencia a microchips que serían implantados a través de las vacunas en cerebros humanos. 

Aunque Navidad afirma que la pandemia fue planeada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reiterado que no existe evidencia de que el virus haya sido manipulado o construido en un laboratorio y que la secuencia genética del nuevo coronavirus tiene como origen una especie animal. 

De acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, hasta el 1 de septiembre se han reportado casi 25,6 millones de contagios de COVID-19 y más de 852.000 muertes. 

---

Este artículo forma parte del esfuerzo de verificación de datos de The Associated Press para combatir la desinformación que se comparte en línea, e incluye una colaboración con Facebook para identificar y reducir la circulación de noticias falsas que circulan en esta red social.


Aquí encontrarás más información sobre el programa de verificación de datos de Facebook: https://www.facebook.com/help/1952307158131536