ADVERTISEMENT
Related topics

    NFL actualiza protocolos en respuesta a casos de COVID-19

    December 17, 2021 GMT
    ARCHIVO - Jameis Winston, quarterback de los Saints de Nueva Orleáns, usa mascarilla durante el partido ante los Panthers de Carolina, el domingo 3 de enero de 2021 (AP Foto/Gerry Broome, archivo)
    ARCHIVO - Jameis Winston, quarterback de los Saints de Nueva Orleáns, usa mascarilla durante el partido ante los Panthers de Carolina, el domingo 3 de enero de 2021 (AP Foto/Gerry Broome, archivo)
    ARCHIVO - Jameis Winston, quarterback de los Saints de Nueva Orleáns, usa mascarilla durante el partido ante los Panthers de Carolina, el domingo 3 de enero de 2021 (AP Foto/Gerry Broome, archivo)

    En medidas que recordaron el ambiente de la temporada de 2020, la NFL actualizó sus protocolos para responder a un aumento en los casos de COVID-19, e impulsará la aplicación de vacunas de refuerzo como la medida más eficaz contra el coronavirus.

    Como parte de sus cambios en los protocolos, la liga está requiriendo que los jugadores, entrenadores y empleados utilicen mascarillas sin importar si se encuentran vacunados. Asimismo, solicitará privilegiar las reuniones a distancia o al aire libre.

    Se pondrá fin a los almuerzos colectivos y a la visita de personas ajenas a los equipos cuando éstos se encuentren de viaje. Asimismo, habrá nuevas restricciones a las actividades fuera de las instalaciones, como el número de personas que pueden estar simultáneamente en el área de pesas.

    “Finalmente, y con base en el consejo de los expertos, ajustaremos los requisitos del regreso a la participación para aquéllos que se hayan recuperado del COVID-19”, indicó la liga en un comunicado. “Todos estos cambios se basan en nuestra estrategia, respaldada por los datos y la ciencia, y cuya meta principal es la seguridad de toda la comunidad de la NFL”.

    Los protocolos actualizados deberán cumplirse desde los partidos de la semana 15, pero se mantendrían vigentes o incluso se endurecerían en las fechas posteriores.

    El doctor Allen Sills, jefe médico de la liga, dijo que la variante ómicron es “en muchas formas como una nueva enfermedad que debe atenderse”. A esa variante se atribuye el alza significativa en los casos positivos de COVID-19 en las instalaciones de los equipos, de acuerdo con Sills.

    Ésa no era la situación que se observaba con los casos positivos previos, justo después del Día de Acción de Gracias, que se celebra el último jueves de noviembre.

    La liga y el sindicato de jugadores, asesorados por autoridades independientes sobre enfermedades infecciosas, han desarrollado un mecanismo en los protocolos, que llevaría a ausencias más breves para las personas que den positivo.

    Antes, una persona vacunada —ya fuera jugador, entrenador, ejecutivo o empleado— y que diera positivo, debía presentar dos resultados negativos en un intervalo de 24 horas y ser asintomática antes de recibir el visto bueno para volver. Desde ahora, los nuevos protocolos relajan ese requisito.

    Bastarán así dos pruebas PCR o Mesa —o una de cada tipo— que resulten negativas. La logística para ello podrá agilizar el retorno de los jugadores.

    “Tenemos que pensar diferente sobre esta fase de la pandemia”, dijo Sills. “Enfrentamos un tipo diferente de retos y, en algunos modos, esta enfermedad es casi diferente... Y se va a requerir que tengamos una estrategia distinta”.

    Los 32 equipos fueron notificados el jueves acerca de que pueden continuar con sus políticas actuales con la prensa, incluido el uso de mascarilla en todo momento dentro de las instalaciones del club. Pero los conjuntos podrían cancelar las conferencias presenciales y cambiarlas por virtuales para el resto de esta semana.

    En noticias de los diferentes equipos.

    —Von Miller, linebacker de los Rams de Los Ángeles, fue colocado en la lista de COVID-19, junto con ocho jugadores más. El total del equipo en dicha lista asciende a 25 deportistas.

    —Los Bears de Chicago se quedaron sin sus tres coordinadores debido a los protocolos de COVID-19, justo cuando se preparan para el partido de lunes por la noche frente a los Vikings de Minnesota. El entrenador de Chicago, Matt Nagy, dijo que el coordinador ofensivo Bill Lazor, el defensivo Sean Desai y el de equipos especiales Chris Tabor participaban de manera remota en las reuniones de esta semana. Se desconoce cuál será su condición para el partido.

    —Washington colocó a tres jugadores más en la lista de COVID-19, un día después de incluir a ocho, para un total de 21.

    —Seattle quedaría sin uno de sus astros, el receptor Tyler Lockett, quien fue colocado en la lista, junto con el corredor Alex Collins.

    —Cleveland tendría que recurrir a su tercer quarterback Nick Mullens, luego que Case Keenm se unió a Baker Mayfield en los protocolos, dijo una persona que habló a condición de anonimato porque la situación no se ha confirmado.

    —Sean Payton, entrenador de los Saints, regresó a las prácticas tras quedarse en casa el día anterior por síntomas de gripe. Nueva Orleáns informó que el estratega dio negativo de COVID-19.

    —Jaylen Waddle, el receptor novato de Miami, podría ver interrumpida su campaña sensacional. Fue incluido en el protocolo.