ADVERTISEMENT
Related topics

Último reporte de OMS confirma que COVID-19 no fue creado en un laboratorio

April 5, 2021 GMT

LA AFIRMACIÓN: COVID-19 no se transmitió a los humanos porque un ciudadano chino se comió a un murciélago. El virus fue creado para reducir la población del mundo como parte de un nuevo orden económico promovido por algunos de los hombres más poderosos del mundo.

VERIFICACIÓN AP: Falso. El último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) descarta que haya sido creado en un laboratorio y señala que es probable que el coronavirus se haya transmitido de los murciélagos a los humanos a través de otro animal. Además, la teoría del nuevo orden mundial ha sido descartada por la AP en repetidas ocasiones desde que inició la pandemia de COVID-19.

ADVERTISEMENT

LOS HECHOS: En enero de este año, la OMS envió una misión a Wuhan y a otras ciudades de China para investigar el origen del COVID-19.

El reporte, elaborado por científicos internacionales descarta que la pandemia tuviera su origen en un laboratorio y plantea que es probable que la transmisión del virus al hombre se produjera desde un murciélago a través de un tercer animal que no ha sido identificado. El documento deja abiertas otras hipótesis y pide seguir investigando.

Una publicación compartida en Twitter el pasado 29 de marzo sugiere incorrectamente que el COVID-19 fue creado para reducir la población mundial y establecer un nuevo orden económico mundial.

“¿Y todavía creen que es porque un chino se comió un murciélago? ¡El orden económico mundial neoliberal es genocida!”.

Así dice el mensaje que está acompañado de una imagen en la que aparecen cinco supuestas citas de Henry Kissinger, ex secretario de Estado de Estados Unidos; Ted Turner, empresario y filántropo; Bill Gates, cofundador de Microsoft; David Rockefeller, empresario y filántropo; y Christine Legarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE).

En todas las citas atribuidas a dichos personajes se menciona la necesidad de reducir o eliminar la población, pero tras revisarlas la AP determinó que las citas o no existen (Kissinger, Turner, Rockefeller, Legarde) o fueron sacadas de contexto (Gates).

Aunque los autores del reporte de la OMS consideran que la hipótesis de que la transmisión del virus se dio a través un animal intermedio es “entre probable y muy probable”, no descartan la posibilidad de una transmisión directa entre el animal inicial (el murciélago) y el hombre y la consideran una hipótesis entre “posible y probable”.

En contraste, el informe concluye que es “extremadamente improbable” que el coronavirus se deba a un accidente o un escape de patógenos desde un laboratorio. Es decir que fuera creado por el ser humano.

ADVERTISEMENT

Desde el inicio de la pandemia, en las redes sociales se han compartido diversas teorías conspirativas alrededor del COVID-19 y su origen. Una de ellas es aquella que tiene que ver con un “Nuevo orden mundial”.

Esta teoría está construida sobre la idea de que los más ricos y poderosos del mundo están conspirando para derrocar la democracia e instalar un gobierno autoritario global único. Los promotores de la misma señalan que el virus fue creado por el ser humano y también que a través de microchips que se insertarán mediante las vacunas contra el coronavirus se logrará controlar a la población mundial.

Dichas afirmaciones han sido desmentidas por la AP desde 2020.


___

Este artículo forma parte del esfuerzo de verificación de datos de The Associated Press para combatir la desinformación que se comparte en línea, e incluye una colaboración con Facebook para identificar y reducir la circulación de noticias falsas que circulan en esta red social.

Aquí encontrarás más información sobre el programa de verificación de datos de Facebook: https://www.facebook.com/help/1952307158131536